domingo. 05.04.2020 |
El tiempo
domingo. 05.04.2020
El tiempo

La defensa de Weinstein siembra dudas sobre las testigos revelando correos personales

Harvey Weinstein, a su llegada al juzgado junto a sus abogados. EFE
Harvey Weinstein, a su llegada al juzgado junto a sus abogados. EFE

La Fiscalía de Nueva York presentó al productor como un "monstruo depredador", argumentando que manipuló a seis mujeres para forzarlas en incidentes ocurridos a lo largo de dos décadas

Los abogados del productor Harvey Weinstein sembraron la duda este miércoles sobre las supuestas víctimas llamadas a testificar por la Fiscalía en su juicio por abusos sexuales en Nueva York, revelando correos en los que llegan a decirle "te quiero" y que "muestran dos realidades" distintas.

El letrado defensor Damon Cheronis tomó el turno de palabra tras la fiscal Meghan Hast dispuesto a desmontar los relatos con los que las autoridades buscan exponer un comportamiento "depredador" por parte de Weinstein y, una a una, fue mostrando sus comunicaciones personales para probar que hubo "relaciones consensuadas".

Antes de la pausa para comer en el juzgado, a Cheronis le dio tiempo a disputar con ayuda de una presentación de "powerpoint" simple pero contundente la "cronología" de los incidentes con las dos denunciantes en el caso, la ayudante de producción Mimi Haleyi y la aspirante a actriz Jessica Mann.

"Espero que estés muy bien. Paz y amor, Miriam", se leía en el último mensaje que la joven le envió en 2009, tres años después del supuesto sexo oral forzado por el que está imputado con un delito de violación y que, según Cheronis, muestra cómo su "historia siempre cambia para perjudicar a Harvey".

En cuanto a la otra denunciante, Mann, el abogado aseguró ante los miembros del jurado que la supuesta "manipulación" de la que le acusa la Fiscalía está "lejos de la verdad", puesto que mensajes, entradas de diario, "lecturas de videntes" y otras pruebas muestran "una relación de cinco años" entre 2012 y 2017 con Weinstein.

Cheronis apuntó en pantalla a un texto que Mann envió al productor en el que le decía "te quiero, siempre lo hago, pero odio sentirme como una 'booty call' (alguien a quien llamas de noche cuando te apetece sexo)" y otro en el que sostenía que su madre tenía ganas de conocerle.

"No pueden ser las dos cosas, les vamos a mostrar la verdad y la verdad no cambia", agregó Cheronis, que alegó que en una nota de voz guardada en su teléfono la mujer consideró a Weinstein un "novio informal".

Por su parte, a la salida del juzgado, la abogada Gloria Allred, que representa a Haleyi y una testigo, declaró que ha defendido a víctimas de violación durante 44 años y que se necesita poner en "contexto" esa información, algo que espera hagan ellas mismas y la psiquiatra llamada por la Fiscalía.

"Es un mito: una comunicación continuada (con el agresor) no significa que no ocurriera la agresión", dijo a los medios. 

UN "MONSTRUO DEPREDADOR". Por su parte, la Fiscalía del estado de Nueva York presentó a Weinstein como un "monstruo depredador", argumentando que manipuló a seis mujeres para forzarlas en incidentes ocurridos a lo largo de dos décadas.

Sin omitir detalles de los encuentros, Hast señaló que Weinstein seguía un patrón de comportamiento en el que ponía "a prueba" a las jóvenes para aprovecharse de ellas y, aludiendo al "consentimiento" que alega el productor, recordó que cuando este se da, "no es necesario engañar" para tener relaciones sexuales.

Weinstein, de 67 años, llegó a la sala con antelación y sin su habitual andador, cojeando y con una visible dificultad para mantener el equilibrio hasta el punto que momentáneamente agarró de la chaqueta al abogado que le precedía.

El productor se mantuvo en silencio y cabizbajo mientras Hast pedía a los 12 miembros del jurado y los tres suplentes que escucharan a las testigos, cuyas fotografías se proyectaron en pantalla, "con la mente abierta" al relatar "la realidad de cómo las víctimas actúan tras una agresión sexual".

La fiscal se refirió a la relación continuada de algunas de las supuestas víctimas con Weinstein a través de mensajes o correos y alegó que "estaban siendo engañadas con la falsa promesa de ayuda profesional" y se sentían "atrapadas".

La defensa de Weinstein siembra dudas sobre las testigos revelando...
Comentarios