Alba en el imperio azteca

La actriz y cantante lucense lleva un año y medio viviendo en México, donde triunfa con el musical 'Siete veces adiós'. Su agenda le impedirá viajar a Lugo esta Navidad.
Alba Messa. AEP
photo_camera Alba Messa. AEP

LLEVÁBAMOS UN TIEMPO sin saber nada de Alba Messa. Pero, en este caso, no tener noticias suyas no significa que no haya que contar, porque sí lo hay. Y mucho.

Lejos de casa

 La actriz y cantante lucense vive un gran momento en México, donde se estableció hace año y medio. Alba había organizado un tour para presentar su primer disco, Con todas las consecuencias, por el país azteca en abril de 2020. Pero la llegada de la pandemia lo canceló todo, obligándola a anular sus planes. Las fechas para la gira se fueron moviendo y aplazando varias veces, hasta que la artista por fin pudo llevarla a cabo a finales del 2020.

El título del disco no pudo ser más profético, porque Alba Messa viajó a México Con todas las consecuencias. Enlazando un proyecto con otro, sin detenerse ni un momento. La primera en llamar a su puerta fue la cadena de televisión HBO, que la contrató para poner la música a un show que emite para México. El siguiente canal en requerirla fue Azteca 7, en este caso para grabar la banda sonora de la serie Supertitlán, una versión de la telecomedia estadounidense Superstore. Pero todavía faltaba lo mejor.

Premios metropolitanos

 Y lo mejor llegó al ser escogida como actriz del musical Siete veces adiós. Este se estrenó en marzo de 2021 y no tardó en convertirse en un auténtico fenómeno. Tanto que no ha dejado de representarse, colgando durante 22 semanas consecutivas el cartel de 'no hay entradas', aunque la intención inicial de los productores solo era la de mantenerlo durante ocho semanas. En su particular suma y sigue, a finales del próximo enero el musical iniciará una gira por las principales ciudades del país.

Alba Messa fue nominada por este trabajo a Mejor Actuación Femenina de Musical en los premios Metropolitanos de Teatro. La guinda perfecta a un año memorable —en el que también editó su segundo disco, Medio mal, medio bien— que le ha servido para crecer. Como artista, pero también como persona, ya que adaptarse a México le exigió un esfuerzo importante, hondamente impresionada por los contrastes que se dan en ese país. También han tenido que adaptarse sus padres, que siguen sus éxitos desde Lugo, pues no se atreven a hacer un viaje tan largo para ir a verla.

Comentarios