Miércoles. 14.11.2018 |
El tiempo
Miércoles. 14.11.2018
El tiempo

Una importadora busca mencías para maridar con la cocina japonesa

Kyoko Sengoku, en un momento de la cata junto a Raúl Pérez, en Finca Míllara
Kyoko Sengoku, en un momento de la cata junto a Raúl Pérez, en Finca Míllara
Kyoko Sengoku visita la Ribeira Sacra con la intención de introducir caldos novedosos en su país. En dos días realizará catas en siete bodegas adscritas a la denominación de origen

La importadora japonesa Kyoko Sengoku, que cuenta con ocho años de experiencia en la importación de vino en el sector de la hostelería y restauración en Japón, destacó la adecuación del mencía de la Ribeira Sacra para acompañar la cocina nipona.

"Me gusta este vino porque no es muy fuerte, es muy elegante y tiene una acidez que combina muy bien con la cocina de pescado y marisco de Japón, ya que tiene unos ingredientes parecidos a la gallega en base a productos del mar", explicó la experta tras realizar una exhaustiva cata en la bodega Finca Míllara, en Pantón.

Sengoku llegó este viernes por la mañana a la Ribeira Sacra para visitar siete bodegas de la denominación de origen. El primer día recorrió cuatro casas de vinos de la ribera del Miño y este sábado, antes de abandonar la zona, visitará otras tres bodegas en la zona del Sil.

En la de Pantón, la importadora realizó una minuciosa cata de los diferentes vinos de Finca Míllara, de la mano del enólogo del Bierzo, conocido internacionalmente, Raúl Pérez, que comentó y explicó los tipos de caldos, sus características y elaboración a la importadora japonesa.

"Nuestros clientes son restaurantes españoles de Japón, pero también negocios de japoneses que ya conocen la calidad y el sabor de estos vinos", explicó Sengoku, que se acercó a la Ribeira Sacra con la intención de descubrir bodegas novedosas para su país y no excesivamente grandes.

Kyoko Sengoku se mostró curiosa por los productos típicos de la zona y con el paisaje de ribera de uno de los puntos más cálidos de Galicia, A Míllara.

El viaje que terminará este sábado a orillas del Sil es la primera experiencia que esta importadora japonesa tiene con los vinos de la Ribeira Sacra, pero explicó que no era la primera vez que visitaba Galicia. "Exporto vinos españoles para Japón y hace dos años estuve en O Ribeiro, donde encontré buenos caldos, pero me fui a Japón sabiendo que había otras zonas interesantes en Galicia, por eso he vuelto aquí, para conocerlas y buscar vinos únicos", contó Kyoko Sengoku.

Una importadora busca mencías para maridar con la cocina japonesa
Comentarios