Sopas de burro cansado, la receta tradicional de las abuelas en Galicia

Aprende a cocinar las auténticas sopas de burro cansado, directas desde la cocina tradicional gallega a tu mesa
Sopas de burro cansado: receta tradicional gallega
photo_camera Sopas de burro cansado: receta tradicional gallega

¿Te has preguntado alguna vez qué comían tus abuelos en Galicia cuando querían reconfortarse? Pues bien, hoy hablamos de las sopas de burro cansado como algo más que una simple comida.

Y para que no te quedes solo con el antojo, te enseñaremos cómo hacer sopas de burro cansado en casa. Sigue leyendo y descubre los secretos de esta receta tradicional. 

  1. Origen de las sopas de burro cansado
  2. Receta tradicional gallega: sopas de burro cansado
  3. Variaciones modernas de la receta tradicional

Origen de las sopas de burro cansado

Receta sopas de burro cansado
Receta sopas de burro cansado

La historia de las sopas de burro cansado se remonta a tiempos en los que la necesidad agudizaba el ingenio en las cocinas gallegas.

Este caldo, compuesto por pan y vino, muestra la creatividad de quienes buscaban aprovechar al máximo los recursos disponibles. Desde el pan de centeno hasta el dulce aroma del vino, cada una de las variantes de esta receta refleja las historias únicas que la acompañan. 

Receta de las sopas de burro cansado

Aunque para muchos pueda sonar desconocido, este plato guarda la esencia de la cultura y la historia de Galicia. Las sopas de burro cansado son un manjar dulce y también un símbolo de comunidad. 

En concreto, en Mugueimes, municipio de Muiños en la provincia de Ourense, celebran cada año la fiesta popular de las Sopas de burro cansado, una celebración que reúne a todos los vecinos en torno a la mesa. 

Nos adentramos ahora en el arte de preparar este singular postre gallego y te dejamos la receta auténtica de las sopas de burro cansado

Ingredientes

Las sopas de burro cansado no son solo un plato, sino una herencia culinaria de Galicia que se apoya en la simplicidad y riqueza de sus ingredientes.

  • Una botella de vino tinto, preferentemente oscuro. 
  • 6 cucharadas de azúcar, ajustables al gusto para quienes prefieran un toque más dulce.
  • 1 ramita de canela, opcional, para quienes gustan de un aroma y sabor especiado.
  • 1 trozo de pan del día anterior, sea de maíz, centeno o trigo, crucial para la textura y esencia del plato.

Esta receta, perfecta para reutilizar ese pan que no quisimos desperdiciar, se transforma con el vino tinto y un toque de azúcar en una experiencia gastronómica única. La canela, aunque opcional, puede añadir ese aroma especial que transporta a otros tiempos y lugares. 

Elaboración 

Las sopas de burro cansado se preparan con vino tinto y pan duro
Las sopas de burro cansado se preparan con vino tinto y pan duro
  • Prepara almíbar de vino tinto. En un cazo, mezcla el vino con azúcar al gusto. Calienta la mezcla a fuego medio, permitiendo que hierva suavemente y se evapore buena parte del alcohol. 

  • Baja el fuego al mínimo y déjalo reducir durante unos 30 minutos. 

  • Trocea en pedazos el pan duro. Colócalos en un cuenco grande y vierte sobre ellos el almíbar aún caliente, asegurándote de que cada trozo quede bien empapado.

Se trata de un  plato que, de manera tradicional, se debe consumir antes de que se enfríe. Cabe recordar que las abuelas gallegas preparaban este manjar para calentar y dar fuerza a sus seres queridos durante los fríos meses de invierno.

 Sin embargo, encontrarás que incluso frío, este plato mantiene su encanto, ofreciendo un sabor delicioso. 

Variaciones modernas de la receta tradicional

En la búsqueda de innovar sin perder de vista lo tradicional, hemos experimentado con la receta de las sopas de burro cansado, transformándolas en una experiencia culinaria más dulce y sofisticada.

La sustitución del pan tradicional por bizcocho es ideal para una merienda especial. Tomando inspiración de clásicos como las torrijas, otra variante moderna incluye el uso de pan frito. 

Sopas de burro cansado con bizcocho y helado 

Reimaginar las sopas de burro cansado con bizcocho es la versión perfecta para los amantes del dulce. Este postre invita a saborear la tradición desde una perspectiva nueva y deliciosamente diferente.

En este caso, el almíbar obtenido de la mezcla de vino, azúcar y canela se vierte generosamente sobre tiras de bizcocho. A continuación, se le agrega helado.

Sopas de burro cansado con pan frito 

Al introducir el pan frito en la preparación de las sopas de burro cansado, se crea una variante que seguramente evocará recuerdos de otros platos tradicionales, como las torrijas.

El método comienza con la preparación de un almíbar aromatizado con vino, azúcar y canela. El pan, ya sea del día o ligeramente endurecido, se sumerge en esta mezcla para absorber los sabores y luego se fríe cuidadosamente.

En este paso es crucial garantizar que cada rebanada se dore a la perfección, de forma que el pan mantenga su integridad sin deshacerse. 

Esta adaptación añade una textura crujiente y un sabor intensificado por el proceso de fritura, ofreciendo una experiencia gastronómica rica y reconfortante.

Sopas de burro cansado con bica 

Sopas de burro cansado con bica
Sopas de burro cansado con bica

Utilizar bica, un bizcocho gallego por excelencia, en la preparación de las sopas de burro cansado introduce una textura y dulzura distintivas a este plato clásico. 

La combinación de bica empapada en vino tinto dulce, acompañada de helado de vainilla puede ser un modo delicioso de transformar este plato. 

Comentarios