Receta de Bica gallega: el delicioso bizcocho tradicional de Galicia

Sumérgete en la repostería gallega con la preparación de la bica, un bizcocho tradicional que refleja la pasión de Galicia por los sabores auténticos. 
bica-gallega
photo_camera Receta de Bica gallega: el delicioso bizcocho tradicional de Galicia

La bica gallega, también conocida como bica mantecada, es un exquisito postre que ha sido parte integral de la gastronomía gallega durante generaciones. Este dulce tradicional tiene sus raíces en las zonas rurales de Galicia y ha sido transmitido con cariño de abuelas a nietos a lo largo de los años.

Se cree que la bica se originó en la comarca de Terra de Trives, en Ourense, y desde entonces se ha convertido en un tesoro culinario de la región. Si eres un amante de los bizcochos, la bica gallega te conquistará por completo. Su textura es jugosa, ligeramente mantecosa y sorprendentemente tierna, lo que la convierte en un auténtico placer para el paladar.

Lo especial de este bizcocho gallego radica en que se prepara con ingredientes de toda la vida, aquellos que han sido parte de la despensa de las familias gallegas durante generaciones.

Esta conexión con las raíces y la autenticidad de los ingredientes locales se reflejan en cada bocado. La bica gallega no solo es un manjar para el paladar, sino también una ventana a la rica tradición gastronómica de Galicia.

  1. La bica, bizcocho tradicional de Galicia
  2. Cómo hacer bica gallega

La bica, bizcocho tradicional de Galicia

La bica gallega es mucho más que un simple dulce. Esta delicia es un pilar de la gastronomía gallega y un verdadero tesoro culinario que ha perdurado a lo largo de generaciones. Con sus orígenes profundamente arraigados, la bica es una muestra de la rica tradición repostera gallega.

Cada bocado revela una combinación perfecta de ingredientes auténticos y sabores caseros que han sido cuidadosamente transmitidos a través del tiempo. 

Preparada con ingredientes simples pero de alta calidad, como huevos, harina, azúcar y mantequilla, la bica es una muestra de la filosofía culinaria gallega: resaltar la esencia de los productos locales para crear sabores auténticos y reconfortantes.

Ya sea que la acompañes con un buen café o una copa de vino Albariño, la bica gallega es una invitación a saborear la esencia de Galicia en cada delicioso bocado. Y, a continuación, te enseñamos cómo prepararla.

Cómo hacer bica gallega

Hacer una auténtica bica gallega es adentrarse en la tradición culinaria de Galicia, donde se valora la simplicidad de los ingredientes de calidad. 

Desde la meticulosa preparación de los ingredientes hasta la cocción perfecta en el horno, cada detalle cuenta al hacer una bica gallega casera. La receta de bica gallega es un tesoro culinario que celebra los sabores auténticos de Galicia.

En los siguientes pasos, te guiaremos a través del proceso para que puedas recrear este delicioso bizcocho gallego en tu propia cocina.

Ingredientes

La bica gallega se elabora con ingredientes genuinamente gallegos, aquellos que la tierra y la región proporcionan con esmero. Cada componente de este delicioso bizcocho es una muestra de la riqueza de Galicia:

Los huevos provienen de gallinas camperas que disfrutan de la libertad de las verdes praderas gallegas. Estos huevos frescos y de alta calidad aportan una riqueza de sabor y textura que es única.

La harina, conocida como "del país", es un producto local que se obtiene de los campos gallegos. Esta harina de calidad es esencial para lograr la textura esponjosa y la consistencia perfecta de la bica.

La nata utilizada en la preparación de la bica se obtiene a partir de la leche cremosa de la región. La leche gallega es conocida por su sabor y calidad, y esta nata aporta un toque de suavidad y riqueza al bizcocho.

Los ingredientes que componen la receta de la bica gallega son los siguientes:

  • 400 gramos de harina de trigo.
  • 1 sobre de levadura en polvo.
  • 4 huevos camperos Pazo de Vilane.
  • 200 gramos de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 200 gramos de azúcar.
  • 200 mililitros de nata líquida.
  • Canela (opcional).

Estos ingredientes son la base de la bica gallega, y cuando se combinan con maestría, dan como resultado un delicioso bizcocho con una textura esponjosa y un sabor inconfundible que captura la esencia de la cocina gallega.

La receta puede variar ligeramente según la región o la preferencia personal, y la canela es una opción adicional que puede añadir un toque de sabor extra a esta delicia tradicional.

Receta de la bica gallega, paso a paso

1. Precalentar el horno: Comienza precalentando tu horno a 170º C con calor arriba y abajo. Asegúrate de que esté bien caliente antes de introducir la bica para que se cocine de manera uniforme.

2. Tamizar la harina: La harina y la levadura en polvo se tamizan juntas en un bol. Este paso es importante para eliminar grumos y airear la harina, lo que contribuirá a una textura más ligera y esponjosa en la bica. Reserva la mezcla.

3. Batir los huevos y el azúcar: En otro bol, bate los huevos y el azúcar con unas varillas eléctricas (si es posible) hasta que la mezcla esté muy espumosa y haya adquirido un tono blanquecino. Asegúrate de batir durante al menos 5 minutos para lograr la consistencia adecuada. Este paso incorpora aire a la masa, lo que dará como resultado una bica más esponjosa.

4. Derretir la mantequilla: Derrite la mantequilla al baño María o en el microondas hasta que esté completamente líquida.

5. Incorporar la mantequilla y la nata: Agrega la mantequilla derretida a la mezcla de huevos y azúcar poco a poco, batiendo constantemente para asegurar una incorporación uniforme. Luego, incorpora gradualmente la nata líquida, siguiendo el mismo proceso.

6. Añadir la harina y la levadura: Incorpora la mezcla de harina y levadura tamizada en dos tandas. Hazlo con cuidado, utilizando una espátula y realizando movimientos suaves y envolventes. Evitar batir en exceso es esencial para preservar la ligereza de la masa y obtener una bica esponjosa.

7. Verter en el molde: Vierte la mezcla en un molde cuadrado previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina para evitar que se pegue. Este molde suele tener unas dimensiones de 26 x 26 cm.

8. Espolvorear azúcar y canela: Espolvorea la superficie de la masa con azúcar al gusto y, si lo deseas, un poco de canela para agregar un toque aromático (la canela es opcional).

9. Hornear: Coloca el molde en el horno precalentado y hornea durante 35 a 40 minutos. Sin embargo, ten en cuenta que cada horno es diferente, por lo que es importante supervisar la cocción. Si notas que la superficie se dora demasiado antes de que la bica esté cocida en el interior, puedes cubrirla con papel de aluminio para evitar un exceso de dorado.

10. Comprobar la cocción: Al cabo de unos 35 minutos, puedes realizar una prueba de cocción en el centro de la bica con un palillo. Si el palillo sale limpio, significa que la bica está lista; si no, déjala en el horno durante unos minutos adicionales.

11. Enfriar y desmoldar: Una vez que la bica esté cocida, déjala enfriar dentro del molde, pero sobre una rejilla. Esto permite que el aire circule alrededor de la bica y evita que la parte inferior se vuelva húmeda. Cuando esté completamente fría, puedes desmoldarla con cuidado.

Ahora solo te queda ponerte manos a la obra. Con estos pasos detallados, podrás crear una bica gallega auténtica y deliciosa.

Más en Gastronomía