Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Prestes duplicará la producción de queso azul tras la reforma de su nave

Adela y Maikel Fernández, propietarios de Prestes
Adela y Maikel Fernández, propietarios de Prestes
La ampliación de las instalaciones permitirá a la quesería vilalbesa pasar de los 12.000 litros semanales a los 25.000, en un producto cuya demanda supera con creces a la oferta existente

La ampliación de la nave que posee la quesería Prestes en el polígono industrial Sete Pontes de Vilalba permitirá a la firma duplicar, como mínimo, la producción de queso azul, que en la actualidad oscila entre los 9.000 y los 12.000 litros semanales, y que podría rondar los 25.000.

La gerente de Prestes, Adela Fernández, aseguró que este es el momento adecuado para apostar por el queso azul: "Está pasando o mesmo que pasaba co San Simón hai uns anos. A demanda é moi superior á oferta, é o mercado o que está buscando este queixo. Por iso cremos que agora é o momento adecuado para dar un paso adiante".

La ampliación de la nave industrial de Prestes es de 1.000 metros cuadrados, si bien la parte dedicada al queso azul serán 300. "Necesitamos tamén ampliar a zona de maduración. Fannos falla máis cámaras tendo en conta a nosa produción actual", explica Fernández, que calcula que la reforma estará lista "a finais de febreiro ou principios de marzo".

La mayor parte de la producción del queso azul de Prestes se exporta a países como Australia o Estados Unidos, si bien el aumento de la demanda no procede solo del exterior: "É certo que hai unha gran parte dos queixos que van fóra, pero é certo que están medrando moito as ventas a nivel nacional", asegura Fernández, que destaca la polivalencia del artículo con respecto a la competencia.

"É un queixo moi suave, que se emprega non só para salsas. Ademais, mellorou cunha achega dun 10% de queixo de cabra que utilizamos agora", afirma.

"Despois do San Simón, o queixo azul é o que máis vendemos", comenta la gerente de la firma, que destaca las cualidades del curado de vaca que Prestes comenzó a comercializar este año bajo la marca ‘Capricho da Chaira’: "Este queixo ten unha maduración de seis meses, pero queremos ir a máis. Ten un bo sabor e un recordo no gusto a parmesano", explica.

La empresa chairega continuará con su apuesta por la innovación a lo largo de 2016: "Estamos pensando en lanzar un novo produto, pero aínda non está concretado", concluye Fernández.

Prestes duplicará la producción de queso azul tras la reforma de su...
Comentarios