miércoles. 18.05.2022 |
El tiempo
miércoles. 18.05.2022
El tiempo

Casa Gaibor, sabores con raíces

Generated by  IJG JPEG Library
Generated by  IJG JPEG Library
AppleMark
Pilar García Bermúdez, de Casa Gaibor. VICTORIA RODRÍGUEZ
Esta taberna Guitiriz destaca por su cocina apegada a la tierra, con productos de temporada y proximidad. El gallo de Mos o el jarrete estofado son dos de sus platos más representativos.

Casa Gaibor es un restaurante fiel a las esencias de la tierra, que mantiene el espíritu de la taberna creada en 1950 por los abuelos de su actual propietaria, Pilar García Bermúdez, que renovó la estética de la casa de piedra y evolucionó la carta, siempre con la máxima de cocinar cada día con productos de temporada y con la frescura que da la de proximidad. Esa cocina sostenible, sin aditivos artificiales, guarda unas esencias cien por ciento gallegas y le valió al local un solete de la Guía Repsol a las tabernas tradicionales, distinción que renueva ahora en el apartado dedicado a los bares de carretera.

Algunas propuestas son invariables, como la del caldo de nabizas que ya hacía la madre de Pilar. Esa misma devoción existe por los callos, que se sirven los miércoles y domingos, o la fabada con leguminosas de Lourenzá. Otros entrantes responden a criterios más modernos, como la tosta de sardina ahumada, con queso de O Cebreiro y mermelada de tomate o las originales ensaladas, como la de perdiz o la de brotes tiernos con queso de O Cebreiro, manzana y nueces.

En la carta diaria sobresalen también el rape con langostinos y la croca de ternera gallega, que es otro de los platos representativos de la casa. Las lasañas, ya sean de verdura, pescado o carne tienen muchos adeptos. 

Los callos suscitan auténtica devoción, al igual que platos por encargo como el arroz con bogavante

Pero sí algo le da fama a Casa Gaibor son sus platos clásicos, que se preparan por encargo, como el impresionante gallo de Mos o el jarrete estofado. El arroz con bogavante, con el marisco fresco como corresponde a una cocina sin trampa ni cartón, o bien el arroz con pulpo o con una combinación de tierra y mar son otras sugerencias imprescindibles.

Casa Gaibor, aunque ubicada en el interior, mima los pescados. Su merluza de Burela al horno y el salpicón de rape, son opciones que vale la pena encargar. Y llegado el verano es un lugar ideal para probar sus preparaciones de bonito. En invierno, como en cualquier otro local chairego, brilla con luz propia el cocido, rematado con filloas.

Casa Gaibor puso de moda durante la pandemia los botes, unos platos de cuchara servidos en botes de cristal de un litro, el equivalente a dos raciones, con una propuesta distinta cada día. Tuvieron mucha aceptación y los vecinos mantienen la costumbre.

Entre los postres no falta el requesón artesanal y la famosa tarta de zanahoria o el ‘banoffe’ de plátano, que se comenzó a hacer en solidaridad con la isla de La Palma y quedó en la carta.

De Interés
Dirección Rúa do Mercado, 10, en Guitiriz.
Teléfono 982.370.156.
Precio medio 25-30 euros.
Estilo de cocina Tradicional

Casa Gaibor, sabores con raíces