Butelo gallego: ¿qué es y cómo se cocina?

El botelo o butelo gallego, con su sabor único y tradición arraigada, es un auténtico plato de Galicia.
Butelo gallego. Foto: Facebook Festa do Botello
photo_camera Butelo gallego. Foto: Facebook Festa do Botello

En Galicia, la gastronomía es un tesoro, y pocos manjares pueden competir con la satisfacción reconfortante de un plato de butelo acompañado de patatas y grelos, especialmente después de un día de lluvia.

El butelo gallego, con su sabor auténtico y tradicional, se erige como placer para el paladar en cualquier mesa, llevando consigo la esencia misma de la gastronomía gallega.

¿Conoces todos los secretos detrás de este embutido gallego? Sigue leyendo y entenderás porque es absolutamente delicioso.

  1. ¿Qué es el butelo gallego?
  2. ¿Dónde es típico el butelo o botelo gallego?
  3. ¿Cómo cocinar el Butelo?

¿Qué es el butelo gallego?

El butelo gallego, un alimento tradicional gallego, es el resultado exquisito de combinar costillas y otros ingredientes derivados de la carne de cerdo.

Su preparación meticulosa, sazonada con maestría y embutida con mimo, culmina en una deliciosa experiencia gastronómica que refleja el buen hacer de la cocina de Galicia.

¿Dónde es típico el butelo o botelo gallego?

El butelo o botelo gallego, un embutido con Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.), encuentra su cuna en la parte oriental de Galicia, especialmente en las regiones de Ourense y Lugo.

Sin embargo, su delicioso parentesco se extiende más allá de las fronteras gallegas, dejando su impronta culinaria en lugares como Asturias (conocido como Butiello), León y el norte de Portugal.

Entre las variantes más célebres, destacan el botelo de O Barco de Valdeorras (Ourense) y el "butelo" de A Fonsagrada (Lugo).

Este manjar, apreciado con fervor, se reserva principalmente para las estaciones invernales. Su sabor distintivo puede cautivar a algunos paladares, mientras que para otros puede resultar un alimento de intensidad notable.

¿Cómo cocinar el butelo?

La preparación de un butelo demanda paciencia y tiempo como aspectos fundamentales. Es esencial someterlo a una cocción prolongada y tranquila, evitando apuros y sin perturbarlo una vez que se encuentra en la olla.

Un detalle crucial consiste en evitar que se rompa la piel del embutido en cualquier momento del proceso, razón por la cual se aconseja cocinarlo envuelto en un paño limpio o en un saco de tela, similar al que se utiliza para cocer garbanzos.

Como en tantas cosas, existen butelos de distintas calidades. Optar por uno de buena calidad justifica el gasto adicional, asegurando una experiencia culinaria más gratificante.

Ingredientes para 4 personas con un tiempo estimado de preparación de 2 horas y 30 minutos:

  • 1 butelo gallego, con un peso aproximado de 2 kg.
  • 4 chorizos.
  • 2 kg de patatas gallegas de tamaño grande.
  • 2 manojos de "grelos" gallegos.

Para cocinar el butelo de manera deliciosa, sigue estos pasos cuidadosamente:

  • En una olla grande con abundante agua fría, sumerge el butelo, preferiblemente dentro de un saco de tela, asegurándote de que quede sumergido con aproximadamente 3-4 dedos de agua por encima del embutido. Es crucial mantener la olla destapada durante todo el proceso de cocción. Calcula aproximadamente 1 hora de cocción por cada kilo de butelo, lo que en este caso serían al menos 2 horas.
  • Mientras el agua se calienta, lava y pela las patatas, y limpia los grelos, retirando los tallos más gruesos. Cuando el agua comience a hervir, reduce el fuego y permite que cueza a fuego lento.
  • A los 30 minutos antes de completar el tiempo de cocción del butelo, agrega las patatas y los chorizos a la olla. Cuando falten 10 minutos, incorpora los grelos. Si no eres fan de los grelos, puedes sustituirlos por repollo, añadiéndolos también 30 minutos antes de finalizar la cocción.
  • Con cuidado, retira el butelo y colócalo en una bandeja. Separa el resto de los ingredientes en otro recipiente. A la hora de cortar el butelo, sigue el consejo del experto cocinero Carlos Parra (Castillo de Maceda, Ourense): realiza la "señal de la cruz", es decir, un corte en cruz para dividir el butelo en cuatro partes.

Este método garantiza una presentación y degustación óptimas. ¡Disfruta de esta tradicional delicia gallega!

Comentarios