domingo. 26.09.2021 |
El tiempo
domingo. 26.09.2021
El tiempo

La Xunta amplía los límites para reunirse a 15 personas en exteriores y a ocho en interiores

Terrazas en la Praza do Campo. XESÚS PONTE / ARCHIVO
Terrazas en la Praza do Campo. XESÚS PONTE / ARCHIVO
Se eliminan también las limitaciones para la reunión entre no convivientes entre las 3.00 y las 6.00 horas ► Vuelven las barras en los locales con máximas medidas de seguridad

La Xunta ha dado el visto bueno, tras la reunión del comité clínico celebrado el martes, a la eliminación a partir de la medianoche del viernes al sábado de la restricción de circulación para dos o más personas no convivientes entre las 3 y las 6 de la madrugada y también ha autorizado la ampliación de los cupos de reunión en los ámbitos público y privado.  Así, estos topes se incrementarán de 6 a 8 personas en interiores y de 10 a 15 en exteriores. 

En un audio remitido a los medios, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha indicado que el comité de la próxima semana, además, seguirá analizando el impacto de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el uso del certificado covid en la hostelería y valorará la puesta en marcha de un plan para el ocio nocturno "que posibilite ir ampliando horarios". 

"En este momento está en pleno estudio esta cuestión y espero que a principios de octubre hayamos concretado un horario para el ocio nocturno, así como una nueva configuración y un protocolo para pasar el otoño, una zona de mayor riesgo (frente a la covid) respecto al verano como consecuencias de las temperaturas", ha señalado.

[Barras abiertas en la hostelería lucense. SEBAS SENANDE]

xBarras abiertas en las hostelería. SEBAS SENANDE

REGRESO DE LAS BARRAS. La hostelería ha afrontado con prudencia la apertura de las barras en aquellos establecimientos que cumplan más requisitos en el cumplimiento de la normativa covid, de acuerdo con el plan de hostelería segura aplicado desde este miércoles. 

Así lo han manifestado hosteleros consultados por Europa Press. En algún caso, hoy mismo han optado por la apertura de la barra, en la que se permite el consumo de manera individual o con un máximo de dos convivientes o integrantes de una misma burbuja, manteniendo la distancia interpersonal de 1,5 metros con otros usuarios. 

Si no se puede garantizar la distancia interpersonal con el personal trabajador se recomienda que los clientes en la barra mantengan la mascarilla correctamente colocada. Se trata de una apertura para los establecimientos que cumplan las exigencias del nivel dos (dos cunchiñas) frente a un nivel con menos requisitos (una cunchiña). 

Los locales de tipo uno tienen, con este plan, las siguientes condiciones y requisitos: interior al 50%, exterior al 75% de aforo; distancia de 1,5 metros entre mesas, exposición pública de aforos, medidor de CO2 con notificaciones como máximo cada 4 horas; mascarillas quirúrgicas para el personal y dos horas de formación de protocolos covid para el personal. 

Por su parte, en los locales del tipo dos se aumentarán las exigencias ya que deberán contar con un medidor de CO2 que haga anotaciones constantes. También deberán disponer de mascarillas FFP2 para el personal que lo requiera, deberán hacerse pruebas diagnósticas cada siete u ocho días y habrá un registro de clientes en los restaurantes. 

La distancia interpersonal será de 1,5 metros –entre comensales, y no entre mesas como en el nivel uno–. En este caso los aforos serán del 75 por ciento en interior y del 100 por cien en exterior.

SEÑALIZACIÓN. También se exigirá a los locales señalizar la capacidad de los aseos y una desinfección, como mínimo, de dos veces al día e itinerarios de circulación diferenciados. También se debe indicar claramente al cliente a qué tipo de restaurante accede, según el nivel de medidas que cumpla. 

A estos, se suma un tercer nivel, de seguridad, que solo será de aplicación cuando así lo decidan las autoridades sanitarias en situaciones extraordinarias por la gravedad de la situación epidemiológica y la ocupación asistencial. 

Desde el sector, no se hace, no obstante, una valoración de en qué medida los establecimientos han optado por uno u otro nivel y, en función de eso, por el uso de la barra. "Hay que esperar", explica al presidente de la Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Galicia, Cheché Real, que apostilla que habrá que esperar "a que pase el fin de semana". 

Así, se muestra convencido de que, con el paso de los días, cada vez más locales del sector se sumarán al nivel dos. En su caso, explica que no ha abierto todavía la barra, mientras defiende que sean los propios hosteleros, a través de sus asociaciones, las que den a los empleados la formación que se exige. 

A esta formación, se ha referido, también en declaraciones a Europa Press, Lois Lopes, hostelero de Santiago y miembro de la Plataforma na Defensa da Hostalería Galega. "No se concreta el plan de formación, no sabemos en qué consiste", dice, precisando que, en su caso, tampoco ha optado por ahora por abrir la barra. "Es un plan de formación sin contenido", añade remarcando que no se precisa ni quién lo impartirá ni quién lo homologa. "Falta un plan de contingencia", manifiesta también. 

La Xunta amplía los límites para reunirse a 15 personas en...
Comentarios