Lunes. 22.10.2018 |
El tiempo
Lunes. 22.10.2018
El tiempo

La viuda del fallecido en Ponte Caldelas "no aclara" por qué habló con el homicida confeso el día del crimen

Sandra M.A., a su entrada en el juzgado. GONZALO GARCÍA
Sandra M.A., a su entrada en el juzgado. GONZALO GARCÍA

"Seguimos como estábamos, con las mismas dudas", ha dicho el abogado de la familia de su marido

 

Sandra M.A., viuda de la víctima del crimen de Ponte Caldelas, Manuel Ángel Rivas, ha declarado este miércoles como investigada en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pontevedra, pero ha rechazado responder a las preguntas formuladas. En sus contestaciones, según el abogado de la familia del fallecido, "no aclaró" por qué habló con el homicida confeso el día del crimen. 

Es la segunda vez que comparece en el juzgado desde que la Audiencia Provincial de Pontevedra solicitó su citación como investigada y, en esta ocasión durante una hora y media respondió a las preguntas formuladas por el fiscal del caso, Jesús Calles, por la jueza instructora y por su abogado defensor, pero rechazó contestar a las cuestiones planteadas por Andrés Malvar, el abogado de la familia de su marido. 

Tras el interrogatorio, el abogado Andrés Malvar ha concluido que la investigada "no aclaró nada", por lo que, para ellos, "siguen las mismas preguntas". "Seguimos como estábamos, con las mismas dudas", ha dicho. 

El análisis de las llamadas y mensajes telefónicos que compartían la investigada y otro de los acusados –Marcos V.– considerado por la acusación como autor material del crimen, junto con las declaraciones de los testigos apuntan que mantenían una relación sentimental paralela, la cual la mujer negó, tal y como había hecho hasta ahora. 

Según indicó Andrés Malvar, tras la comparecencia, "ella sigue negando la relación sentimental que, desde el punto de vista de la Audiencia, es clara". 

Las preguntas del fiscal y la jueza se centraron en aclarar esa relación y también en profundizar en lo que pasó desde las 8 y las 10 de la mañana del día del crimen, pues ella intercambió llamadas y mensajes con el homicida confeso y con el móvil de su marido.

OTRAS CUESTIONES. Otras dudas que siguen en el aire son las relativas a la llamada que hizo para alertar al 061 y al 112 de que su marido necesitaba ayuda sin que en teoría tuviese que saber lo que había pasado o, si lo sabía, sin aclarar a los servicios de emergencias la gravedad de los hechos. 

Sobre ello, este miércoles ante la jueza "sigue manteniendo que llamó después de oír gritos" en una llamada con el investigado. Tampoco aclaró por qué después de que su marido ya estuviese en el suelo con 22 puñaladas habló durante siete minutos y medio con el homicida confeso. 

Según el abogado de la familia, la viuda no aportó nada nuevo a las dos declaraciones que ya realizó dos años atrás como testigo de los hechos. Este letrado hizo constar en la sala las 213 preguntas que quería formular a Sandra M.A. y que ella no quiso responder.

NUEVAS DILIGENCIAS E "INCONCRECIONES". Además, la familia del fallecido ha solicitado nuevas diligencias en las que pide la comparecencia de más testigos y la triangulación de los teléfonos móviles del fallecido, el homicida confeso. 

Del mismo modo, la familia se reafirma en que la viuda puede tener algún tipo de implicación en el crimen sobre la base de una serie de "omisiones e inexactitudes" en sus primeras declaraciones. 

"No puede caer en saco roto la falta de claridad, inconcreción e, incluso, la falta de verdad de Sandra", ha dicho el letrado de la familia que no pone en duda que el autor material del crimen es Marcos Vidal González, como él mismo confesó ante la Guardia Civil. 

Ahora la jueza tendrá que decidir sobre esas diligencias y también deberá dictar un auto concretando los delitos por los que está investigada la viuda. El abogado de la familia pide que sea investigada por asesinato y por omisión del deber de socorro. 

La viuda del fallecido en Ponte Caldelas "no aclara" por qué habló...
Comentarios