viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

Visto para sentencia el juicio contra el exalcalde de Ares por un supuesto delito electoral

El exalcalde de Ares (A Coruña) Manuel Cendán, del PP, actual portavoz de este partido en la oposición, ha sido juzgado hoy en Ferrol por un presunto delito electoral al estar acusado de haber manipulado el censo en 2003 para empadronar en la localidad coruñesa a 73 personas ajenas a la localidad.

Según la acusación, dichas personas fueron empadronadas en su propia vivienda y en la de su pareja, además de otras casas en ruinas, inexistentes o en un garaje propiedad del empresario Antonio Castro, vinculado al PP y que ya ha fallecido. Cendán se ha sentado en el banquillo de los acusados del juzgado de lo penal número dos de Ferrol en la segunda sesión del juicio por un presunto delito electoral que se remonta al año 2003.

El Ministerio Fiscal imputa al exregidor un posible delito electoral por la presunta manipulación del censo del municipio pocos meses antes de las elecciones locales de mayo del 2003, que ganó por mayoría absoluta el PP por 43 votos de diferencia. Junto a Cendán figura como acusada Montserrat Rodríguez Sánchez, funcionaria municipal de Ares y exsecretaria personal del exalcalde, con el que entonces mantenía una relación sentimental.

El escrito de la acusación señala que entre septiembre de 2002 y marzo del 2003 Cendán y su secretaria "decidieron, con el propósito de alterar el resultado electoral, incrementar el número de personas relacionadas en el censo de la localidad de Ares". Se destaca que en esas fechas se registraron "altas masivas" con "conocimiento e intencionalidad" por parte de los acusados, a fin de "adulterar" el padrón que servía de base al censo electoral del 2003 y que no fue expuesto al público, según precisaron hoy fiscalía y acusación.

EMPADRONAMIENTOS FRAUDULENTOS

Según el relato de la Fiscalía, el exalcalde, que gobernaba Ares desde 1999, apartó de sus funciones al funcionario encargado de la tarea, que terminó por coger una baja médica, y encargó a su secretaria que asumiese personalmente la gestión del censo. La representante de la fiscalía considera que ha quedado probado que ambos empadronaron a decenas de vecinos ya censados en otras localidades gallegas en bajos, garajes y viviendas ruinosas o inexistentes del municipio coruñés, además de en sus propios domicilios particulares.

En el edificio familiar del alcalde, repartidos en tres pisos, figuraban empadronadas 31 personas, mientras que el piso de tres habitaciones de la secretaria, aparecían censadas 12. Además, el empresario Antonio Castro, ya fallecido y que concurrió como número 10 en las listas del PP, obligó a trabajadores y conocidos a empadronarse para votar a su partido, bajo amenaza de despido, según relató hoy la acusación.

El grupo municipal del BNG presentó la primera denuncia por estos hechos en 2003 y el INE abrió una investigación y requirió toda la documentación. El exalcalde, según él mismo declaró hoy, accedió a dar de baja a 40 personas, que finalmente el INE elevó a 73 antes de los comicios de mayo y ha asegurado que "el censo estaba limpio".

La Fiscalía pide para los dos acusados penas de arresto mayor, multa e inhabilitación para el sufragio pasivo, mientras la acusación particular eleva la pena a 15 años de inhabilitación a Cendán para el ejercicio de cargo público.

Visto para sentencia el juicio contra el exalcalde de Ares por un...
Comentarios