Pena mínima para el violador de una septuagenaria gallega tras 'olvidarse' Portugal de devolverlo

El hombre fue condenado a 'solo' cinco años por dilaciones indebidas ► Cometió la agresión sexual en 2007, en su país quedó en libertad tras ser juzgado por varios delitos menores y después rehízo su vida en Francia, donde fue localizado 15 años después
Audiencia Provincial de Ourense. GSV
photo_camera Audiencia Provincial de Ourense. GSV

Un varón de 21 años (en 2007, cuando sucedieron los hechos) aceptó cinco años y medio de prisión tras reconocer que violó a una mujer de 77. Esto supone una rebaja considerable con respecto a la petición inicial de Fiscalía, que elevaba la pena a 19 años de cárcel. 

El acusado en el verano del 2007 fue detenido por agredir sexualmente a una mujer en el municipio de Avión (Ourense). La víctima, que falleció a principios de este año, vivía sola en el momento de los hechos y su vulnerabilidad, el uso de armas, así como la diferencia de edades –más de cincuenta años entre agresor y víctima– han sido agravantes en el caso. 

El varón pasó un año en prisión, hasta julio del 2008, ingresado en el centro de Pereiro de Aguiar, pero fue reclamado en Portugal por una causa de hurtos y la Audiencia Nacional autorizó la entrega temporal con la exigencia de que fuese devuelto a España al finalizar el proceso. 

En Portugal, los cargos no eran suficientes para un arresto y quedó en libertad sin que lo entregasen de nuevo a España y ese error ha beneficiado su condena. 

Según ha explicado la fiscala –puesto que el juicio se ha desarrollado a puerta cerrada– el error del sistema judicial portugués rebaja la pena por "un atenuante muy cualificado de dilaciones indebidas", ya que han transcurrido más de 16 años desde que ocurrieron los hechos y 15 desde que el agresor aprovechó la puesta en libertad lusa para rehacer su vida. Se afincó en Francia, se casó, tiene trabajo y tuvo dos hijos, que aún son menores de edad. 

Fue en Francia donde lo identificaron durante un control rutinario este verano, lo que ha permitido que se sentase en el banquillo donde ha dado el visto bueno al acuerdo de conformidad reconociendo los hechos. 

Robo con fuerza y hurto en un local hostelero 

El mismo condenado había sido acusado de un robo con fuerza y un hurto en un local hostelero y en otra casa, también cometidos en julio del 2007, pero ya han prescrito. Por el delito de robo solicitaban dos años de prisión y por el de hurto la pena de quince meses de prisión, en el escrito fiscal que se remonta a octubre del 2008. 

En el escrito fiscal de ese año, además de los dos años de prisión por delito de robo con fuerza y los quince meses de prisión por delito de hurto, el Ministerio Público solicitaba 15 años de prisión por el delito de agresión sexual y cuatro años de prisión por el delito de robo con violencia –que no ha prescrito– porque se aprecia conexidad con la agresión sexual ya que la comisión fue simultánea. 

De esta forma, de los 19 años que solicitaba el Ministerio Fiscal en octubre del 2008 por los delitos no prescritos; la agresión sexual y el robo con violencia que se han juzgado en la Audiencia Provincial de Ourense, la pena se ha visto reducida a 5 años y 6 meses de cárcel y al pago de una indemnización para los herederos de 12.340 euros, que la defensa solicitará que se pague a plazos. 

En concreto, la agresión sexual se ha castigado con 4 años de prisión y el robo con violencia con año y medio, aunque este tiempo de prisión se descontará del que ya ha pasado en la cárcel: un periodo de 1 año y dos meses.

Los hechos se remontan a la madrugada del 27 de julio de 2007

Lo sucedido se remonta a la madrugada del 27 de julio de 2007. La mujer había alquilado una vivienda anexa a su domicilio al acusado, que trabajaba cortando leña en la zona. 

El procesado "con ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito" accedió a la vivienda, donde se encontraba la propietaria, y le colocó en el cuello un cuchillo de 16,5 centímetros de hoja diciéndole "te voy a matar si no me das el dinero", según esgrime el escrito fiscal. Entregándole entonces la mujer 80 euros que llevaba en la cartera. 
Acto seguido el procesado, "con ánimo de satisfacer sus apetencias sexuales", cogió a la mujer, la introdujo en el dormitorio "sin dejar de esgrimirle el cuchillo de grandes dimensiones", la obligó a desnudarse y la violó. 

Según el relato de la hija de la víctima, que estaba citada como testigo, su madre consiguió escapar pasadas las seis de la mañana cuando convenció al agresor de que debía acudir al centro de salud a pedir cita. "Él se quedó en la habitación fumando", ha dicho la hija. En el cuarto se recogió una colilla en la que se encontró el ADN del acusado 

La víctima se encontró a una vecina a la que le contó lo sucedido y alertaron a la Guardia Civil. "Fue detenido ese mismo día en el bar del pueblo bebiendo copas de coñac con los 80 euros de mi madre", ha dicho la hija, que ha reconocido sentirse decepcionada por la rebaja de la duración de la condena. "Mi madre se ha ido sin poder defenderse judicialmente", ha lamentado esgrimiendo que "tenía que cumplir mucho más, por lo menos los 15 años de cárcel".