Miércoles. 23.05.2018 |
El tiempo
Miércoles. 23.05.2018
El tiempo

UU AA recurrirá la nueva normativa de purines

El sindicato regulación se centra "en los que menos emisiones tienen" mientras se están dejando a un lado a casi el 70 por ciento de las causas de emisión en el Estado

El secretario xeral de Unións Agrarias (UU AA), Roberto García, ha avanzado este jueves que "darán la batalla legal" y recurrirán al decreto del Ministerio del ramo por el que se penaliza el esparcido de purín mediante cisterna, como se venía haciendo hasta ahora.

Así lo ha avanzado García en rueda de prensa, acompañado del secretario general de Upa, Lorenzo Ramos, tras una reunión de trabajo celebrada este mismo jueves, donde no ha descartado llevar sus reivindicaciones "a la calle" ante el impacto que podría tener esta inversión en renovación de procesos en las explotaciones gallegas, que son la mitad de todo el Estado.

Todo ello nace de la entrada en vigor de una normativa europea, uno de los cambios acordados para la PAC este año, ligada a la reducción de emisiones de amoniaco al aire. García ha advertido de que se establecen sanciones por las que se podrán dejar de percibir ayudas de condicionalidad, lo que considera "arbitrario e ilegal", y un intento de "meter la mano a aquel que le tiene cogido" por una subvención.

En este sentido, ha advertido de que la regulación se centra "en los que menos emisiones tienen" mientras se están dejando a un lado a casi el 70 por ciento de las causas de emisión en el Estado. En concreto, ha insistido en que el 68 por ciento se realizan a través de fertilizantes de síntesis, utilizados "por grandes grupos empresariales", y que, sin embargo, la regulación se centra en explotaciones de vacuno, leche y carne (el 4, 9 y 17 por ciento de emisiones).

Unións Agrarias demanda que se pongan en marcha mecanismos con "proporcionalidad" respecto al gasto que supondría y no "entrar como un elefante en una cacharrería" diciendo que hay que acondicionar todas las cisternas que se usaban "hasta el miércoles", sobre todo porque el impacto en Galicia será más elevado por el volumen de explotaciones en este territorio.

Asimismo, ha advertido de que la situación orográfica de la región hace "imposible" el inyectado de purines en tierra, como establece la normativa comunitaria. Por todo ello, ha esperado que "impere el sentido común" y no ha descartado dar "la batalla en la calle", como se hizo en Asturias. "No vamos a asumir que esto siga adelante en estas condiciones", ha señalado, apostando por una contribución en la reducción de emisiones "con coherencia y racionalidad".

Ramos, por su parte, ha considerado que esta regulación supone un intento de "criminalizar" a la actividad de agricultores y ganaderos, al centrar la reducción de emisiones en estos ganaderos, además de la responsabilidad y repercusión de adquirir la maquinaria necesaria "de golpe y porrazo" que podría obligar a las explotaciones a "cerrar".

UU AA recurrirá la nueva normativa de purines