miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

La USC prevé adaptar las clases a tres escenarios: de la normalidad al cierre

El rector de la USC, Antonio López, conversa con la consellería de infraestructuras, Ethel Vázquez LAVANDERIA JR. (Efe)
El rector de la USC, Antonio López, conversa con la consellería de infraestructuras, Ethel Vázquez LAVANDERIA JR. (Efe)
Pretende garantizar la presencialidad con flexibilidad. La evaluación continua será protagonista

La Universidade de Santiago (USC) se prepara ante las incógnitas del próximo curso. Ante la posibilidad de que se produzca un rebrote que obligue a recuperar las restricciones del estado de alarma, la institución ha elaborado un documento base en el que se incluyen medidas y actuaciones con previsión de hasta tres escenarios: "normalidade adaptada, distanciamento e peche de instalacións".

Estas Directrices para o Desenvolvemento dunha Docencia Presencial Segura para o curso 2020-2021 se basan en los principios de la "presencialidade" de la docencia, pero también de una "flexibilidade" que permita adaptar la actividad universitaria a las diversas posibilidades y circunstancias, atendiendo asimismo ás diferenzas entre as titulacións que se imparten e incidiendo en la tres ponsabilidade, tanto individual como colectiva", de toda la comunidad universitaria, según explicó la USC en un comunicado.

De esta manera, el primer escenario que plantea sería el de una normalidad sin restricciones a la presencialidad, tanto en las clases, las tutorías como las pruebas finales. Esta podría compatibilizarse con un 10% de las horas en una materia de modalidad virtual "de xeito excepcional e debidamente xustificado". En esta adaptación, se recomiendan asimismo turnos de rotación más cortos en los grupos de prácticas y se reconoce la posibilidad de hacerlas online siempre que impliquen el uso de mecanismos telemáticos.

En el segundo caso, referido a una situación de restricciones, la docencia sería total o parcialmente virtual combinada con la física, mientras que las tutorías y exámenes serían a distancia. No obstante, se recomienda anticipar los contenidos de las clases prácticas. Finalmente, ante un cierre de instalaciones en caso de que la situación sanitaria forzara a un nuevo confinamiento de la población, las aulas se impartirían plenamente de modo virtual, adaptando los centros a ello.

EVALUACIÓN CONTINUA. La evaluación continua será el criterio general adaptado a la realidad de cada asignatura, bien de modo único o combinado con pruebas finales. Asimismo, los contenidos podrían ajustarse a las diferentes modalidades de docencia –presencial y online–, aunque se tendrán que respetar las competencias y exigencias reflejadas en las memorias de los títulos. Por otro lado, la institución prevé la necesidad de recursos de evaluación y tecnológicos, con equipos, recursos en línea, complementos al campus virtual y formación pedagógica para PDI. En opinión del rector de la USC, Antonio López, estas directrices "poñen en valor o aprendido no segundo cuadrimestre" que ahora concluye y "permitirán afrontar con garantías a docencia presencial no curso 2020-2021". Según argumentó, la compostelana es una universidad "presencial" y los documentos definidos le permitiran "a bo seguro, xestionar con garantías a docencia na realidade que nos toque vivir".

La USC prevé adaptar las clases a tres escenarios: de la normalidad...
Comentarios