lunes. 17.05.2021 |
El tiempo
lunes. 17.05.2021
El tiempo

600 voluntarios lucharán contra el fuego este verano en Galicia

Alrededor de 600 jóvenes se unirán este verano al programa de voluntariado impulsado por la Xunta de Galicia para la vigilancia disuasoria de los incendios forestales en los montes gallegos de A Mariña --Occidental, Central y Oriental--, Terra de Lemos, O Carballiño, O Baixo Miño y Barbanza.

Así lo anunciaron la conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, y el conselleiro de Medio Rural, Samuel Juárez, durante la presentación de la iniciativa en una rueda de prensa celebrada en Compostela. Y es que ambos departamentos automómicos son los encargados de impusar la campaña, que cuenta con la coordinación de la dirección xeral de Montes y de la dirección xeral de Xuventude e Voluntariado.

En total, la Administración gallega destina un presupuesto de 265.824,88 euros, que cubren "a partes iguales" ambas consellerías.

Áreas de gran riesgo de incendios
Juárez destacó que las zonas en las que se repartirán los voluntarios no fueron elegidas al azar y que se trata de áreas en las que se constata una mayor riesgo de fuegos en la época estival. A este respecto apuntó que la Mariña lucense continúa sufriendo las consecuencias que dejó el ciclón Klaus a su paso por la comunidad el pasado mes de enero, registrando una cantidad importante de madera tirada por el suelo.

Juárez también quiso puntualizar durante su intervención que estas acciones en bosques concretos de la geografía gallega "no son aisladas", sino que se complementan con otras acciones de prevención y extinción en toda la comunidad que son cubiertas "de forma más intensa" por patrullas del ejército, y por Fuerzas de Seguridad. Estos otros cuerpos de vigilancia están formados por más de 6.000 personas, tal y como indicó el titular de Medio Rural.

Impulso de ''buenas prácticas''
Por su parte, Beatriz Mato explicó que la campaña comienza el próximo sábado 11 de julio y que termina el 20 de septiembre. Según la conselleira, el proyecto permitirá impulsar "buenas prácticas" y la divulgación de la normativa en materia forestal. Además, destacó que otro de los objetivos "capitales" es la creación de espacios de colaboración social entre los jóvenes gallegos como parte "fundamental" en la lucha contra los incendios y también ''promover la interpretación de nuestro patrimonio natural''.

Beatriz Mato aseguró que la iniciativa pretende involucrar a la sociedad en la construcción de un medio rural "sostenible". Para ello, los participantes ejercerán una vigilancia "disuasoria", acometiendo tareas como las de detectar los fuegos para dar aviso a los dispositivos de extinción, frustrarán las intenciones de los incendiarios, y transmitirán información sobre el estado del medio rural.

Además, informarán a la población sobre el riesgo de las quemas, y mostrarán a los equipos de intervención los puntos más rápidos para acceder al lugar del suceso, así como al agua. Los jóvenes estarán coordinados por equipos de personas, encargados de que el dispositivo "funcione".

600 voluntarios lucharán contra el fuego este verano en Galicia
Comentarios