domingo. 05.04.2020 |
El tiempo
domingo. 05.04.2020
El tiempo

"A universidade pechou e a miña filla quedou desamparada"

Un ciudadano chino con mascarilla. LIU TAO (EFE)
Un ciudadano chino con mascarilla. LIU TAO (EFE)
Una madre gallega denuncia que su hija, que se encuentra en China, no puede regresar al centro donde estudiaba ni acceder a la residencia a recoger sus cosas por culpa del coronavirus
 

La impotencia y desesperación se apodera de una madre que a miles de kilómetros no sabe cómo ayudar a su hija, atrapada en China por culpa del
coronavirus. La universidad en la que estaba matriculada desde septiembre en Shandong ha cerrado a cal y canto por temor a la epidemia y la joven se encuentra sin poder acceder a su residencia. 

Buena parte de su documentación, la ropa y todos sus enseres personales se han quedado en las instalaciones y ella "quedou desamparada e tivo que buscarse a vida como puido", lamenta al otro lado del teléfono su progenitora, que desde Rois relata la angustia que viven desde hace días. "Estamos nerviosos porque estamos lonxe e non sabemos que facer".

A esta estudiante de 22 años la crisis del coronavirus la alcanzó cuando se encontraba pasando unos días en la casa de de una compañera de universidad. "Como alí é o Ano Chino e tiñan vacacións invitárona a coñecer outra parte do país. Estando alí saltou a alerta do virus e chamárona da universidade para decirlle que non podía volver nuns días. Pero ao pouco volvérona chamar para recomendarlle que marchara para o seu país
por precaución. Menos mal que tiña teito, pero quedou co posto e sen saber que facer", señala la progenitora, quien indica que ni la embajada española, ni el consulado, le dieron una solución. "Cansámonos de chamar a todos os lados e dixéronlle que como non estaba na zona do foco non
podía repatriala", indica.

Ante el avance imparable del virus en la casa de acogida le prohibieron a la joven salir del domicilio. "A xente non sabía moi ben que facer, tiña medo pola súa propia seguridade. Foi moi duro e era unha situación que non se sabe cando vai reverter", dice la madre. "Ante este panorama buscou un hotel para quedarse e un voo para España. Tivo moitos problemas porque alí está case todo pechado". La joven volará previsiblemente mañana a Praga y de allí cogerá otro vuelo a Santiago. "Esperemos que todo saia ben".

"A universidade pechou e a miña filla quedou desamparada"