Domingo. 19.05.2019 |
El tiempo
Domingo. 19.05.2019
El tiempo

UNA ASOCIACIÓN PROMUEVE UNA CAMPAÑA PARA RECAUDAR FONDOS

Una oportunidad para salvar al pequeño Iván

Iván Sánchez
Iván Sánchez
Tras 24 operaciones de neurocirugía, la familia de Iván, un pequeño de solo 6 años, necesita 95.000 euros para poder tratar su tumor cerebral en el extranjero con una innovadora técnica

Un ganglioglioblastoma anaplásico, uno de los cánceres más agresivos que existen, es lo que ha hecho de Iván, un pequeño de solo seis años, un auténtico héroe que lleva desde bebé luchando por salvar su vida.

El pequeño nació el 9 de febrero de 2010 completamente sano pero fue a los seis meses, después de pasar unos días en Galicia —sus abuelos paternos son oriundos de Melide—, cuando sus padres, Marcos Sánchez y Patricia Basurto, notaron que torcía mucho la vista, no gateaba y que a veces tenía temblores.

El oftalmólogo que lo atendió le quitó importancia al problema, por lo que el niño regresó a casa. Tres meses más tarde volvió a Urgencias por una bronquiolitis y en las pruebas que le hicieron los médicos ya detectaron un tumor maligno en el tronco del encéfalo.

La pesadilla empezó entonces para una familia que se volcó totalmente con Iván para vencer una enfermedad que es la principal causa de muerte entre la población infantil.

Alberto Sánchez, uno de los tíos del pequeño, afirma que el caso de Iván se puede considerar «único», porque ningún niño con este tipo de tumor consigue sobrevivir tantos años, pero lo que realmente motiva hoy en día a la familia es que la curación definitiva podría estar muy cerca, gracias a un tratamiento a base de protones.

"Tras pasar por 24 operaciones de neurocirugía y después de haber sido desahuciado en varias ocasiones por algunos médicos, ahora podemos curar definitivamente a Iván", afirma esperanzado su tío Alberto.

Y es que desde que pasó por primera por quirófano en diciembre de 2010, los médicos han conseguido reducir varias veces el tumor, pero este volvía a crecer. Recuerda su tío entre lágrimas que ningún médico apostaba porque el niño sobreviviera, «que nos olvidáramos de él, nos decían», pero fue el neurocirujano pediátrico José Hinojosa, del Hospital Universitario Quirón, de Pozuelo, el que obró gran parte del milagro.

Ahora, en la última operación, los especialistas lograron reducir el 95% de este gran tumor, pero para conseguir eliminar el 5% restante, solo es posible una terapia de protones. "Hasta ahora esta opción no era posible, porque los médicos que consultamos en el extranjero nos decían que el tumor era demasiado grande como para poder ser eliminado mediante esta técnica, pero ahora, tras la última operación, el tamaño es el adecuado como para que pueda ser eliminado definitivamente", afirma esperanzado Alberto Sánchez, "por lo que nos planteamos llevarlo a un hospital de Oklahoma para que pueda ser ya tratado".

Pero el problema al que ahora se enfrenta la familia es financiero. Aunque los dos padres de Iván trabajan, estos seis años de lucha, tratamientos de todo tipo y viajes para consultar con los mejores expertos, les ha supuesto gastarse mucho más de ese dinero, que ahora no tienen, por lo que a través de la Asociación Nacional Voz para la Oncología Infantil, se ha iniciado una campaña para intentar reunir los fondos necesarios.

"La llamada es urgente, porque si el tumor vuelve a crecer, el tratamiento con protones ya no será válido e Iván habrá perdido su oportunidad de seguir vivo", asegura su tío.

Una oportunidad para salvar al pequeño Iván
Comentarios