viernes. 05.06.2020 |
El tiempo
viernes. 05.06.2020
El tiempo

Un tesoro oculto tres siglos

Representación "única" de la batalla de Clavijo con los dos ejércitos frente a frente y Santiago en el centro. J. C. O.
Representación "única" de la batalla de Clavijo con los dos ejércitos frente a frente y Santiago en el centro. J. C. O.

IMAGEN ÚNICA ► El altar de la iglesia de Santiago de Taboada, en el municipio pontevedrés de Silleda pero perteneciente a la diócesis de Lugo, fue durante 300 años un retablo cualquiera ► El ojo experto de Carro Otero descubrió algo en el

"UNA AUTÉNTICA JOYA". Así define el médico e historiador José Carro Otero, presidente de la Real Academia de Medicina y Cirugía de Galicia, el retablo mayor de la iglesia de Santiago de Taboada. El templo, enclavado en el corazón del Camino de Invierno a su paso por el concello pontevedrés de Silleda, pertenece a la diócesis de Lugo y durante tres siglos mantuvo un tesoro oculto a sacerdotes, peregrinos, fieles e incluso estudiosos que pasaron por allí, que solo reparaban en una tosca talla de Sansón. Hasta que el ojo experto de Carro Otero se paró en él y lo descubrió: el altar mayor guarda la que posiblemente sea la única representación de la batalla de Clavijo en la que los dos ejércitos, cristiano y musulmán, están a punto de enfrentarse.

"Lo habitual son las representaciones en las que el Apóstol ataca a los moros y estos huyen, o en las que el santo aparece cortando cabezas... Pero aquí los dos ejércitos están frente a frente, a punto de chocar", explica Carro, que en su amplia trayectoria por toda Europa como comisario jacobeo llegó a ver algo parecido en grabados, "pero nunca" en un retablo.

"Es una pieza única", insiste, en la que los dos reyes, Ramiro I y Abderraman II, lideran sus ejércitos con sus coronas y uniformes. Ahora, su intención es que este "retablo escondido" se convierta en el broche de oro del patrimonio del Camino de Invierno y así se lo trasladó a la Consellería de Cultura, ya que la obra se conserva bien pese a sus 300 años, pero sí le convendría "una limpieza".

De momento, coincidiendo con el aniversario de los tres siglos de este retablo (1718-2018), la intención del doctor Carro es la de dar a conocer a los gallegos su significado y valor. Y para ello ofrece hoy a las 13.00 horas en la propia iglesia una conferencia al respecto, que irá acompañada de una misa en honor a Santiago, la Virgen del Carmen y Santa Ana que oficiará el vicario pastoral de la diócesis lucense, Luis Manuel Rodríguez.

EL HALLAZGO. El descubrimiento fue a finales del año pasado y, como casi siempre en estos casos, de casualidad. Inés Carballo Corzo, de la asociación Emecla de Rodeiro, hacía el camino con otra gente cuando, al visitar la iglesia, le pareció que la batalla de Clavijo allí representada era "rara". Al momento llamó a su amigo Carro Otero, que le pidió que le enviase una foto. "Al verla ya la llamé al momento", recuerda el historiador compostelano. Acto seguido se puso en contacto con el párroco, Luis Galego, "que me dio toda clase de facilidades", y se plantó en Silleda para confirmar lo que había visto en la foto. "Tuve una sensación preciosísima", dice.

Espectacular altar mayor de la iglesia de Santiago de Taboada, en el municipio pontevedrés de Silleda. J.C.O.

 

LO QUE REPRESENTA. Y es que más allá de su rareza, el altar mayor tiene valor en sí mismo por lo que representa. "Es el enfrentamiento de la batalla de Clavijo de la mañana del 23 de mayo de 884", momento clave para Galicia y Santiago. Era el inicio de la Reconquista y el ejército cristiano había sufrido un duro correctivo el día antes en Clavijo (La Rioja), así que ya solo le esperaba la derrota final. Pero esa noche, el rey tuvo una visión en la que el Apóstol Santiago le promete ayuda al día siguiente para derrotar al enemigo. "Eso le dio valor al ejército cristiano, que milagrosamente acabó imponiéndose", relata Carro Otero.

Al ver el retablo en persona por primera vez tuve una sensación preciosísima; es una pieza única, una auténtica joya

El agradecimiento de Ramiro I fue tal que acudió a la catedral de Santiago con el documento de los llamados Votos de Santiago, una promesa por la que él y sus sucesores en el trono obligarían a la población a pagar una pequeña cantidad de grano o vino a Santiago. "Ese dinero es muy interesante porque dio a la catedral capacidad para mantener el templo, fundar hospitales, la universidad...".

Además, nombró a Santiago patrón y protector de los reinos, un título que mantiene hoy. La repercusión de los hechos de Clavijo fue tal que en la conquista de América los españoles llevaron el culto a Santiago, un santo bélico, para ayudarles; y eso explica que hoy haya al menos 600 topónimos Santiago en Latinoamérica.

Un tesoro oculto tres siglos
Comentarios