sábado. 08.05.2021 |
El tiempo
sábado. 08.05.2021
El tiempo

La basura en manos privadas

La local es la Cenicienta de las administraciones. Los alcaldes lo dicen, reiteran la necesidad de modificar la financiación para mejorar las reducidas arcas municipales, pero lo cierto es que un tercio de los ayuntamientos encargan a empresas privadas la recogida de residuos.

Es así, pese a que esta opción encarece el coste de la prestación del servicio. Así lo determina el 'Estudo económico sobre a optimización da prestación dos servizos públicos locais en Galicia', editado por la Xunta, que no detecta ventaja en la externalización, más frecuente en municipios de mayor dimensión.

El informe pretende buscar fórmulas, basadas en las economías de escala, para optimizar la prestación de servicios en las entidades locales, de modo que aumentando la población atendida se reducen los costes medios. En este caso, se concluye que en aquellos concellos con menos de 20.000 habitantes, los costes por kilo de residuo recogido decrecen a medida que aumenta la producción, para municipios con una baja generación de basura.

La intensidad del turismo, contra cualquier pronóstico que pudiese apuntar hacia lo contrario, no está asociado a los costes de una forma significativa, como tampoco incide la frecuencia de la recogida. De hecho, el 73% de los municipios estudiados en este informe dispone de recogida diaria. Al contrario, la dispersión si se sitúa como un elemento que contribuye al alza de los costes, aunque también se ve reflejado, en este sentido, la congestión en los municipios donde la población está más concentrada en el núcleo.

Cooperación entre municipios
La principal cuestión que se extrae de este informe es que establecer fórmulas de cooperación entre municipios puede permitir un ahorro de costes en la producción del servicio, fundamentalmente en aquellos concellos que son de menor tamaño. Esto, al margen de que una gestión pública resulta más barata que la privada, supone uno de los ejes fundamentales para reducir costes en el ámbito local, por lo que el futuro parece que camina hacia una necesaria cooperación entre concellos.

A día de hoy, se han ensayado ya algunas fórmulas de colaboración entre municipios, que aporta una serie de ventajas. El presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), Carlos Fernández, afirma que en la actualidad existen ya casos de ''agrupaciones de concellos para rentabilizar servicios''.

Se trata, fundamentalmente, de ayuntamientos de pequeñas dimensiones y habitantes, que no suelen requerir una recogida diaria, lo que abre la opción de alternar el servicio en los municipios próximos. Existe, a mayores, más agrupaciones de administraciones locales que colaboran en estas cuestiones.

Oficio de recogida conjunto
En relación con las mancomunidades, destacó la del Serra do Barbanza, a la que se ha adherido su municipio, Ames, y del que forman parte también Carnota, Muros, Porto do Son, Noia, Lousame, Brión y Pontecesures. Lo que se ha puesto en marcha en esta zona es un servicio de recogida conjunto, pero se ofrece también el tratamiento de los residuos.

En Lousame está una planta de compostaje, de modo que la basura recogida en esta zona va a parar ahí. Entre las ventajas, está que los vehículos que se encargan de la recogida efectúan rutas en función de la vía que cojan, independientemente del concello por el que transiten, lo que a juicio de Carlos Fernández resulta más operativo.

En este caso, además, a su concello le resulta más rentable que otras alternativas. Además pagan por dos servicios a la vez, mientras otros concellos lo hacen de forma diferenciada, pues por un lado va la recogida y por otra Sogama.

En O Barbanza, se va a Lousame, una planta que ''no es de incineración'' y que además resulta ''más rentable y cómoda en la gestión'' a los municipios. La apuesta que hasta ahora se ha hecho por Sogama cambia con la última Lei de Residuos, que contempla la convivencia de diferentes opciones para tratar los residuos.

Más apoyo
Hablando de cooperación entre concellos y de recogida de basura, Carlos Fernández echa de menos una mayor colaboración por parte de la Administración autonómica. A su juicio, cuando surgen iniciativas de este tipo, no siempre cuentan ''con un apoyo decidido'' del Gobierno gallego.

Es algo necesario, afirma, pues que los servicios funcionen implican en ocasiones ''ayudas económicas'' o de otro tipo, que puede prestar la Xunta. Fernández considera, así, que cuando se dan este tipo de circunstancias, la Administración autonómica debe volcarse con aquellos municipios en los que nacen propuestas ''de este calibre''.

Lo privado, más barato
Frente a las conclusiones de este estudio, que achacan a la privatización del servicio de recogida de residuos un mayor coste, existe la del ámbito local. El presidente de la Fegamp no coincide con esta perspectiva y, al contrario, opina que es lo contrario. ''No se de donde sacan'' este dato, advierte, al tiempo que alude a que ''el término caro o barato es muy discutible''.

De hecho, justifica que si buena parte de los concellos abogan por la privatización es porque ''se produce un abaratamento de los costes y porque ofrece más facilidades de gestión''. "Si tu haces esa recogida, el trabajo se hace con empleados públicos, es más compleja y ocasiona más problemas de gestión'', afirma.

La basura en manos privadas
Comentarios