martes. 07.12.2021 |
El tiempo
martes. 07.12.2021
El tiempo

Los transportistas avisan de que puede haber "cartilla de racionamiento" en Navidad

Flota de camiones de una empresa. AEP
Flota de camiones. AEP
Esperan que se alcance un acuerdo, ya que se puede desencadenar un "colapso" en varios sectores

Los transportistas gallegos se sumarán al paro patronal, convocado por el Comité Nacional del Transporte por Carretera, que tendrá lugar desde las 00.01 horas del día 20 de diciembre hasta las 23.59 horas del día 22 de diciembre. Así, avisan de que se puede producir un "colapso" en diversos sectores que dé lugar a una "cartilla de racionamiento" en varios productos y alimentos en Navidad si llega a materializarse esa protesta.

Este viernes, el Ministerio de Transportes se ha comprometido ante las principales patronales del sector del transporte de mercancías por carretera a presentar la próxima semana un paquete de medidas que solucione los problemas por los que atraviesa el sector.

Entre vehículos pesados y ligeros (furgones) hay más de 7.000 empresas de transporte en Galicia, mayormente micropymes y autónomos, con un tamaño medio de cuatro vehículos por compañía. Esto arroja una flota que está llamada a parar de entre 25.000 y 30.000 vehículos, según datos del sector.

Y es que el transporte por carretera mueve sobre el 90% de las mercancías en Galicia, según datos del sector. "Pero no es solo un colapso de mercancías, es un colapso de sectores", así lo expone, en conversación con Europa Press, el presidente de la Federación Empresarial de Transportes de Mercancías por Carretera de Galicia (Fetram), Antonio Señarís.

Gobierno y transportistas han mantenido este viernes una reunión de más de tres horas y media por primera vez tras el anuncio de cierre patronalç

Pone de ejemplo que la campaña de Navidad "es la campaña de muchos pesqueros, si el pescado no se reparte, pueden tener la campaña perjudicada de este año". "Igual que pasa con la cesta de Navidad, si no está en el mercado, va a llegar a haber una cartilla de racionamiento de productos navideños", razona Señarís.

Gobierno y transportistas han mantenido este viernes una reunión de más de tres horas y media por primera vez tras el anuncio de cierre patronal. Pese a que solo se han iniciado las conversiones, el objetivo es evitar la paralización de la actividad en fechas clave para el transporte.

SUBIDA DE COSTES. En una entrevista con Europa Press, el gerente de Fegatrans-Apetamcor, Alberto Vila, deja claro que esta movilización supone un "ultimátum" ante la "severa escalada" de costes que padecen los camioneros, principalmente por la subida del gasóleo, pero también de otras cuestiones como neumáticos o talleres. Se queja de que después de meses de conversaciones con el Ministerio de Transportes "no hay nada concreto".

Al respecto, Vila explica que un camión de ruta tenía unos costes de explotación mensuales de cerca de 10.000 euros, los cuales se han incrementado en unos 1.500 euros en los últimos meses. Todo ello en "un escenario en el que los transportistas no tienen capacidad de negociación como ultimo eslabón de la cadena logística para repercutir en la tarifa que aplica a los clientes".

"Ojalá no se dé, pero si da, lo haremos con todas las consecuencias"

Y es que padece una "situación de ahogamiento económico", en la que "muchos llevan trabajando a pérdidas", lo que "no es sostenible en el tiempo".

En el último año, han sufrido una "escalada de costes" de entre el 15% y el 20%. Y es que si el gasto en carburante por camión era antes de unos 4.000 euros, ahora se eleva a 5.000 euros.

Eso sí, el gerente de Fegatrans-Apetamcor deja claro que "ojalá se avance" en las próximas semanas, pues ese paro supone "una medida de último recurso" que "no beneficia a la población en general". "Ojalá no se dé, pero si da, lo haremos con todas las consecuencias", agrega.

Recuerda que los camioneros "respondieron" en pleno confinamiento, cuando tuvieron que trabajar a pesar de que no había mascarillas, sin poder acceder a baños y "comiendo de bocadillo varias semanas" por el cierre de restaurantes.

Antonio Señarís lamenta el "vacío legal" existente, en donde los "grandes transportistas negocian sin contar con transportistas pequeños"

CONTRA LA CARGA Y DESCARGA. Uno de los principales puntos por los que pasan sus reivindicaciones es que los conductores queden exentos de la obligación de la carga y descarga.

Sobre este extremo, Vila señala que los conductores tengan que hacer esta labor es "consecuencia de la precarización gradual" de la actividad, "cada vez con más intensidad".

"Lo que no se puede es que un conductor, que ya tiene que hacer bastantes horas al volante, llegue al muelle de carga a la plataforma logística y le toque carga y descarga, operaciones que corresponden a la empresa cargadora y al destinatario", afirma. Deja claro que los "conductores no son carretilleros".

En lo tocante a esta cuestión, Antonio Señarís lamenta el "vacío legal" existente, en donde los "grandes transportistas negocian sin contar con transportistas pequeños" para esas condiciones.

"La próxima semana el Ministerio se ha comprometido a trasladarnos un paquete de propuestas concretas sobre las demandas de nuestro sector"

REUNIÓN. El Comité Nacional del Transporte por Carretera, que reúne a las empresas del sector, ha emitido un comunicado tras la reunión en el que afirma que las conversaciones continuarán, toda vez se hayan recibido estas propuestas.

"La próxima semana el Ministerio se ha comprometido a trasladarnos un paquete de propuestas concretas sobre las demandas de nuestro sector. Nos mostramos esperanzados de que la reunión de más de 3 horas que hemos mantenido esta mañana marque el inicio de unas negociaciones fructíferas", asegura el director general de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera, Ramón Valdivia, en declaraciones a Europa Press.

Por su parte, la secretaria de Estado, Isabel Pardo de Vera, ha insistido en que el Ministerio tiene la mano tendida para acelerar la concreción de soluciones, en las que ya se venía trabajando con el Comité, haciendo un llamamiento "a la calma y responsabilidad" para evitar un cese de actividad perjudicial, tanto para el sector como para el conjunto de la sociedad.

"En suma, se ha expresado la clara voluntad del Ministerio para alcanzar, dentro de la negociación y dialogo que caracteriza al Comité, como cauce de participación integrada y firme defensor de los intereses del sector, acuerdos que permitan avanzar hacia la sostenibilidad económica, social y ambiental del sector del transporte de mercancías por carretera", defiende el Departamento que dirige Raquel Sánchez.

Los transportistas pueden establecer una cláusula de revisión de precios pero suelen renunciar a ella para ganar una ventaja competitiva

PRINCIPALES PROBLEMAS DEL SECTOR. Fuentes del Ministerio explican que las reivindicaciones de la patronal tiene cuatro vertientes y que ya se está trabajando en todas ellas con el fin de evitar cualquier impacto que este posible cierre del transporte podría tener sobre los ciudadanos.

En primer lugar, como ya se ha referido la ministra Raquel Sánchez en otras ocasiones, existe un conflicto de índole privada entre los camioneros y los cargadores. Pese a que la ley deja claro que los camioneros no tienen que hacer la carga y descarga, sí deja la puerta abierta a que se negocie entre las partes.

Por ello, en búsqueda de una ventaja competitiva de unas empresas de transportes frente a otras, para conseguir el contrato los transportistas cierran acuerdos con los cargadores que establecen que el camionero realiza esta carga y descarga, una actividad física, por cierto, que dificulta la entrada de las mujeres al sector.

El segundo de los problemas está relacionado con el precio de los carburantes, sobre el que ocurre algo parecido. Los transportistas pueden establecer una cláusula de revisión de precios pero suelen renunciar a ella para ganar una ventaja competitiva, por lo que acaban ellos asumiendo la gran subida que está experimentando el diésel.

Pese a que la ley deja claro que los camioneros no tienen que hacer la carga y descarga, sí deja la puerta abierta a que se negocie entre las partes

En tercer lugar, las patronales, y en esto también coinciden los sindicatos, reclaman áreas de descanso en las carreteras seguras y vigiladas. No obstante, esto requiere de financiación y la conservación de carreteras ya está en déficit, unos 'números rojos' que la introducción de peajes en las autovías podría corregir, así como incentivar la introducción de áreas seguras de descanso para los camioneros.

Es este último asunto sobre el cual las empresas ya han empezado a presionar al Gobierno para evitar que los transportistas se vean afectados por estos futuros peajes.

Los transportistas avisan de que puede haber "cartilla de...
Comentarios