sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Terra Galega y Partido Galeguista, a por el escaño

Vista del Parlamento, donde sólo PP, PSOE y BNG tienen representación por el momento. (Foto de archivo: Otto. AGN)
Vista del Parlamento, donde sólo PP, PSOE y BNG tienen representación por el momento. (Foto de archivo: Otto. AGN)

De centro, galleguista y moderada. Así pretende conformarse una coalición política que, encabezada por Terra Galega (TeGa) y el Partido Galeguista (PG), intentará integrar a otras formaciones independientes de la comunidad para luchar en las próximas elecciones autonómicas contra la barrera del 5% que establece el sistema D´Hondt y conseguir algún escaño en el Parlamento gallego.

El coordinador xeral de Terra Galega y alcalde de Narón, Xoán Gato, ha dado por hecho un acuerdo con el Partido Galeguista, presidido por Manuel Suárez, pese a que las guerras internas en las que se encuentran inmersas ambas formaciones han ralentizado las negociaciones en los últimos tiempos.

Con todo, Gato tiene claro que el acuerdo sólo fructificará definitivamente si se evitan los "personalismos" y se excluye a los "oportunistas"

Solucionar problemas internos
Lo primero será solucionar los problemas internos que enfrentaron al sector mayoritario de la formación con su presidente, el ex conselleiro Pablo Padín.

El coordinador xeral le ha reclamado judicialmente los libros de cuentas y afiliación, tras impugnar el cónclave celebrado el pasado mes de julio, en el que Padín resultó reelegido sin la presencia de once de los quince miembros de la Dirección Nacional. El juez ya ha decretado la suspensión cautelar del congreso.

Gato se ha mostrado convencido de que su alianza con el PG será algo más que un matrimonio de conveniencia, ya que intentarán pactar con una buena parte de las más de cien agrupaciones independientes que concurrieron a los últimos comicios municipales que acogió Galicia en 2007.

El objetivo es diseñar una coalición que se convierta en la denominada "cuarta vía política" y ocupar el nicho electoral del "centro moderado", con Galicia como "único eje". Para ello, Xoán Gato proclamó que en esta alianza a múltiples bandas tendrán cabida "todas las formaciones que respeten la Constitución".

Los límites de la ideología
El regidor naronés ha insistido en que un importante sector de la sociedad gallega espera "expectante" que se abran las puertas del Pazo do Hórreo para una coalición que sólo actuará "radicalmente" en la defensa del crecimiento económico y de la creación de empleo en la comunidad.

Por lo demás, descarta que los problemas "ideológicos" lleguen a impedir acuerdo alguno. Sin embargo, parece que algunas puertas sí se han cerrado por concepciones políticas divergentes.

Fuentes del Consejo Político de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), partido liderado por la ex socialista Rosa Díez, han confirmado que representantes "galleguistas" contactaron con esta formación para negociar un posible pacto que ya se ha descartado. El equipo de Díez argumenta que "nosotros iremos a las autonómicas libres, sin hipotecas políticas".

En esta decisión pesan también los postulados ideológicos de UPyD, que se define como un "partido nacional" español, favorable a devolver al Estado algunas "competencias exclusivas" -como Educación y Fiscalidad- "para recuperar la igualdad entre autonomías".

Estos postulados chocan frontalmente con los principios de Terra Galega, que sigue identificándose con el "nacionalismo" gallego. De hecho, recientemente Gato calificó al BNG de formación "pseudonacionalista, que ostenta un nombre gallego pero no se sabe realmente lo que es".

Se concentrarán en Lugo y A Coruña
Terra Galega concentrará sus esfuerzos en Lugo, donde prevé contactar con 5.000 votantes, que espera sumar a los otros 10.000 de A Coruña, las dos provincias donde cuenta con mayor presencia.

Las elecciones municipales de mayo pasado situaron a TeGa como la cuarta fuerza más votada en la comunidad, y al Partido Galeguista como la sexta. Terra galega obtuvo 33.626 votos, un 2% del total y 66 concejales electos.

Mientras, su 'socio' se hizo con 19.739 sufragios, el 1,2% del total y diez ediles. Por su parte, Izquierda Unida-Esquerda Galega pasó a ser la quinta fuerza en número de votos, con 22.587 papeletas, un 1,4% de lo computado.

UPyD: por la puerta grande
Mientras, UPyD (con unos 400 afiliados en la comunidad) se ve con posibilidades de lograr algún escaño en la Cámara autonómica como hizo en los últimos comicios generales su líder nacional, Rosa Díez.

"No es una quimera, es posible". De momento, los miembros de UPyD están satisfechos con la evolución de las encuestas y se sienten optimistas ya que esperan contar con más medios para impulsar la campaña de las gallegas.

Los debates en la calle, como el que protagonizó Díez en Vigo la pasada semana, seguirán siendo "una pieza clave" para acercarse a la ciudadanía. Eso sí, por el momento fuentes del partido han confirmado que la formación no sólo no tiene un candidato a la Presidencia de la Xunta, sino que tampoco lo está buscando.

¿Galicia Bilingüe al Parlamento?
"Es muy pronto para vender nombres", indicaron las mismas fuentes, al tiempo que niegan cntemplar la posibilidad de que una persona vinculada al colectivo Galicia Bilingüe vaya a ocupar este puesto, como se ha especulado en reiteradas ocasiones. "Tenemos respeto y buena sintonía con este colectivo pero no se ha producido ningún contacto", han puntualizado.

Tampoco la coalición que pretenden impulsar Terra Galega y el Partido Galeguista ha decidido aún el nombre y el candidato que será visible para los gallegos, aunque probablemente, en este caso será más difícil encontrar a un líder acorde con las distintas sensibilidades que pretenden aglutinar en una única fuerza política.

El PPdeG podría ser el gran perjudicado por un avance de cualquiera de estas formaciones. Para hacerles frente, su líder, Alberto Núñez Feijoo, podría optar por lanzar a la ciudadanía el socorrido mensaje del 'voto útil', un recurso que los populares ya han utilizado en las municipales.

Terra Galega y Partido Galeguista, a por el escaño
Comentarios