SOS de la Atención Primaria: no quedan médicos para cubrir bajas y jubilaciones

►El manifiesto que Galicia y País Vasco presentarán al ministerio suma a Andalucía, Cataluña, Murcia y Castilla y León
►"Solo el Gobierno tiene la llave y las competencias para resolver el mayor problema de la sanidad", afirma Comesaña
O conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, acompañado polo xerente do Sergas, José Flores Arias, e o xerente da Axencia Galega do Coñecemento en Saúde (ACIS), Antonio Fernández Campa, comparecerá en rolda de prensa para dar conta do manifesto remitido ao Ministerio de Sanidade, referente á toma de medidas estatais urxentes en materia de atención primaria. Na sala de prensa da Consellería. Edificio Administrativo de San Lázaro (3º andar).

foto xoán crespo
photo_camera El gerente del Sergas, José Flores; el conselleiro Julio Comesaña, y el responsable de Acis, Fernández-Campa. EP

La falta de médicos de familia que amenaza con colapsar la Atención Primaria (AP) -la base del sistema sanitario- transita hacia un peligroso punto de no retorno. Las bolsas de profesionales están a cero, lo que imposibilita reponer las jubilaciones o cubrir bajas, una realidad agravada en verano cuando uno de cada tres facultativos está de vacaciones. Esta carencia de médicos, pediatras e incluso enfermeros lleva a vivir situaciones insólitas en toda España, como medias de cuatro días de espera por una cita o incluso centros de salud cerrados o simplemente con un enfermero al frente, como plantea Madrid. "Es el mayor problema que tiene hoy la sanidad española", reflexionó Julio García Comesaña.

El conselleiro de Sanidade es el artífice, junto a su homóloga vasca Gotzone Sagardui, de un manifesto que recoge "medidas de choque urgentes" para la incorporación de más profesionales a la Atención Primaria. Un texto remitido al ministerio para que lo incluya en el próximo consejo interterritorial de salud -el de este miércoles se aplazó- y al que se sumaron en las primeras horas Andalucía, Cataluña, Murcia y Castilla y León. Por ahora, ninguna autonomía socialista lo hizo.

El sistema de elección de plazas MIR para formar médicos no puede dejar plazas desiertas, como pasó este año con 200 en toda España

La razón es que este grupo de comunidades gobernadas por PP y nacionalistas entienden que "solo el Gobierno central tiene la llave y las competencias para resolver el problema de la falta de médicos" que sufre toda España. "Pedimos al Gobierno diligencia ante el mayor problema" de la sanidad, insistió Comesaña, que recordó que la Xunta, igual que otras autonomías, adoptaron medidas como mejoras salariales, pero no resuelven el problema estructural.

Ahora mismo no hay profesionales disponibles en las listas de contratación de medicina de familia de Atención Primaria del Sergas, constató Comesaña. Por eso la Xunta no puede aliviar el trabajo ni cubrir las bajas, así que la única medida que puede adoptar es la retributiva: premiar en la nómina el sobreesfuerzo de esos profesionales de Primaria.

FRENTE AUTONÓMICO. "Es el momento de la cogobernanza real y de acordar medidas nacionales para un problema nacional" que tiene su origen, explica, en el sistema de formación de médicos, que es competencia exclusiva del Estado y cuyo exceso de burocracia y rigidez complica el día a día. "El actual sistema no da más de sí".

Las reflexiones gallegas y vascas son compartidas por otros territorios que sufren el mismo problema. El último en hacerlo fue Castilla y León, que este martes remitió una carta a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, para dar cuenta acerca de su adhesión al manifiesto de Galicia y Euskadi. Antes lo había hecho Murcia, que apunta a una "situación crítica a nivel nacional" que exige del Gobierno de España "un plan de medidas urgentes". Junto a ellos aparecen Cataluña y Andalucía, que llama a "un gran acuerdo nacional de medidas de choque" para este problema.

"MEDIDAS DRÁSTICAS". A la espera de próximos movimientos autonómicos, la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) pidió a las comunidades que apoyen el Manifiesto para la toma de medidas estatales urgentes en materia de Atención Primaria que impulsaron gallegos y vascos.

La organización insta a buscar soluciones en el Consejo Interterritorial de Salud para la "grave crisis" en la que se encuentra inmersa la Atención Primaria en España y que hace que Urgencias sufra las consecuencias con una sobresaturación del 30%. Y todo en un escenario de multiplicación de población en zonas turísticas y con la octava ola de covid llamando a las puertas de los hospitales.

"Reclamamos una solución urgente para salvar la sanidad pública española y que pueda encabezar uno de los mejores sistemas de salud del mundo. Nuestros líderes políticos deben tomar medidas drásticas e inmediatas, de no ser así, en breve, la sociedad española se va a quedar sin médicos de Atención Primaria", vaticina el presidente de Semes, el gallego Tato Vázquez Lima.

El manifiesto pide que el médico de familia "recobre su rol como eje vertebrador" del sistema de atención sanitaria.

Además, recordó que la organización "tendió la mano" al Ministerio de Sanidad para trabajar en este sentido, con propuestas como una de las incluidas en el actual manifesto autonómico: la aprobación de la especialidad de medicina de Urgencias y Emergencias. "Desde Semes manifestamos nuestro total acuerdo con las propuestas del manifiesto puesto que están totalmente alineadas van lo que llevamos proponiendo desde hace tiempo, en el seno de nuestra sociedad".

ESTABILIZACIÓN. Mientras el debate sanitario gira alrededor de la falta de profesionales, que vive la tormenta perfecta de la ausencia de plazas MIR para formarse y la fuga de médicos a países donde están más reconocidos a nivel social y económico, el Gobierno dio este martes luz verde al plan de reducción de la temporalidad con el que aspira a dar más estabilidad al personal. Así, las comunidades deberán convocar más de 67.000 plazas para personal sanitario interino antes del 31 de diciembre en virtud de la reforma del estatuto marco del personal sanitario para erradicar las bolsas de temporalidad en el Sistema Nacional de Salud. Una "reforma integral" y "en profundidad" que, en todo caso, no supone tampoco la solución al problema estructural de la falta de médicos en Atención Primaria.

Los seis puntos del manifiesto
Sin plazas desiertas
El sistema de elección de plazas MIR para formar médicos no puede dejar plazas desiertas, como pasó este año con 200 en toda España. Por ello, piden "arbitrar soluciones excepcionales que faciliten que se cubran todas las plazas ofertadas".
Especialidad de Urgencias
Insisten en "la necesidad de que se cree en España la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias" que evite la fuga de médicos de familia a ese nicho de mercado. Piden "preferencia" para esta nueva rama como se hizo "hace pocos meses" con Psiquiatría Infantil y Adolescencia.
Unidades de acreditación
"Necesitamos un sistema de acreditación de unidades docentes más flexible y más ágil" para que haya centros suficientes en los hospitales y centros de salud para formar a los alumnos del MIR.
► MIR extraordinario
Una demanda clásica de los últimos años es una «convocatoria de plazas MIR extraordinarias en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria que genere una bolsa suficiente de profesionales para cubrir las jubilaciones de los próximos años.
Registro de profesionales
Creación de un Registro Estatal de Profesionales Sanitarios que permita orientar la formación de médicos y evitar así la aparición de déficits de algunas especialidades en determinados momentos. Se trata de planificar más el MIR.
Más tiempo y espacio
El manifiesto pide mejorar el espacio de trabajo y el tiempo por paciente bajando ratios, para que el médico de familia "recobre su rol como eje vertebrador" del sistema de atención sanitaria.

Comentarios