jueves. 03.12.2020 |
El tiempo
jueves. 03.12.2020
El tiempo

La solidaridad ayuda a un joven gallego a pagar la multa por comer pistachos

David Perol, en primer plano, junto a un grupo de amigos y compañeros de clase. CRTVG
David Perol, en primer plano, junto a un grupo de amigos y compañeros de clase. CRTVG
Un crowdfounding logra los 100 euros que le impusieron y una empresa que comercializa el fruto seco le ofrece suministro gratis por un año

Paradójicamente, en tiempos de pandemia vírica, la viralidad se ha convertido en la aliada de David Perol, un joven al que, la semana pasada, la Policía impuso 100 euros de multa tras sorprenderle, según él, con la mascarilla a media asta cuando daba cuenta de un puñado de pistachos junto a un amigo. Además, ahora podrá hartarse de ellos: una empresa dedicada a este fruto seco se ha ofrecido a garantizarle suministro gratuito durante un año.

Del desconcierto al alivio. La comunidad universitaria de Santiago, agrupada bajo el lema #TodosSomosPerol, reaccionó de inmediato después de que, el día 16, David apareciera en los noticieros nacionales expresando su estupefacción ante la sanción que le puso una patrulla de las que se habían desplegado por la capital gallega para velar por el cumplimiento de las medidas anticovid, reforzadas ante el aumento de los contagios en la ciudad y con los estudiantes en el punto de mira. "Vino un amigo y nos dio un par de pistachos. Claramente, me bajé la mascarilla para comerlo y me multaron", declaraba el presunto infractor, natural de Outes. "Yo suponía que la distancia es para fumar, no para comer pistachos", protestaba.

El episodio corrió como la pólvora en las redes sociales, un micromundo donde, precisamente, surgió la solución para el aprieto en el que se había metido. "Libertad para los pistachos, libertad para Perol. Unos pistachos no hacen daño a nadie, solo a quien es alérgico", proclamaba la cuenta de Instagram @salseo_usc, que organizó una colecta para recaudar los 100 euros de la multa. Y, en menos de una semana, el apoyo unánime del colectivo de estudiantes ha sacado del apuro al joven.

Pero esta no fue la única muestra de solidaridad recibida. Una empresa productora de pistachos le ofrece el aperitivo gratis durante un año. De hecho, ya ha recibido una caja como muestra. "Dicían que non querían que tivese un sabor tan agridoce", comentó este viernes David a las cámaras de la TVG.

La solidaridad ayuda a un joven gallego a pagar la multa por comer...
Comentarios