Martes. 26.03.2019 |
El tiempo
Martes. 26.03.2019
El tiempo

"El sexo depredador y la cacería nocturna" ya es parte del ocio de algunos jóvenes

Un mujer sostiene un cartel de #MeToo.EP
Un mujer sostiene un cartel de #MeToo.EP

Expertos coinciden en señalar "la falta de educación sexual en el ámbito académico" como una de sus causas

El alumnado de primero de Bachillerato del IES Frei Martín Sarmiento de Pontevedra ha participado este martes en el programa intergeneracional Falamos da escola que llega de la mano de Afundación. Se trata de una iniciativa en el que abuelos y nietos intercambian sus experiencias escolares.

Esta iniciativa ha tenido como objetivo que un grupo de personas voluntarias nacidas en las décadas de los años 30, 40 y 50 del siglo pasado y los jóvenes estudiantes dialogasen sobre sus vivencias a lo largo de la etapa escolar y las circunstancias de vida que les tocó vivir. 

También reflexionaron juntos sobre el papel que debe jugar la educación en la actualidad. En este sentido, la opinión generalizada es que la educación debe favorecer la igualdad de género y la igualdad de oportunidades, potenciar las habilidades personales y preparar para una vida independiente, fomentar la libertad y la conciencia crítica.

Los organizadores de este proyecto consideran que este tipo de encuentros favorece que la gente joven se haga consciente y valore que el derecho a la educación universal es un logro muy reciente en nuestro país que se alcanza la finales de la década de 1970 y del que no pudieron disfrutar las personas mayores.

Así, durante este encuentro se ha puesto de manifiesto que los retos de la educación en la primera mitad del siglo XX aún eran conseguir erradicar el elevado analfabetismo de la población. También se ha recordado que las mujeres estuvieron excluidas históricamente del acceso a la educación en buena parte del siglo XX, solo 14 de cada 100 estaban alfabetizadas en 1900, relegadas al ámbito doméstico y excluidas de muchas profesiones consideradas masculinas.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, todavía en la actualidad cinco de cada 100 personas entre 83 y 87 años no sabe leer ni escribir, y el 41% no tuvo oportunidad de completar ningún estudio, frente al 1% de las personas entre 33 y 37 años.

HASTA MAYO

Todos estos datos y otros sobre la evolución de la enseñanza con perspectiva histórica han sido analizados por los jóvenes alumnos que participaron en este proyecto.

Desde febrero hasta mayo se sucederán estos encuentros en 11 localidades, en los que participarán más de 350 estudiantes de 4ª de ESO y 1º de bachillerato, principalmente, y 51 personas mayores voluntarias. Al final del proceso, Afundación elaborará un documento de conclusiones con las reflexiones de los participantes acerca de la escuela contemporánea. 

"El sexo depredador y la cacería nocturna" ya es parte del ocio de...
Comentarios