jueves. 09.04.2020 |
El tiempo
jueves. 09.04.2020
El tiempo

Santiago acoge el rodaje de una producción basada en un 'best seller' alemán

"Silencio por favor, vamos a rodar. Luces, cámara, ¡acción!" Clac, suena la claqueta y actores y extras se pasean por la zona monumental de Santiago, escenario esta semana del rodaje de la producción alemana basada en el best seller titulado Ich bin dann mal weg, en español, Bueno, me marcho.

El libro del famoso humorista de televisión alemán Hape Kerkeling, que fue éxito de ventas -al permanecer cien semanas entre los más vendidos de Alemania- y que incitó a miles de compatriotas a recorrer el Camino de Santiago, regresa a la ciudad de su inspiración para grabar su adaptación al cine.

El cómico alemán, célebre por sus programas de animación en diversas cadenas comerciales de su país, por su interpretación cómica de conocidas personalidades o hasta por intentar hacerse pasar por la reina de Holanda, vendió más de cuatro millones de copias, unas cifras que quedan atrás con la traducción de su obra autobiográfica a otros siete idiomas.

Con este trabajo Julia von Heinz, una directora alemana, busca el trampolín perfecto para dar el salto definitivo a la fama y consagrase en el mundo del séptimo arte tras dedicarse durante años al cine infantil.

Todos los ingredientes y antecedentes parecen augurar un éxito seguro.

Hace un mes un equipo cinematográfico germano y español, tras tres semanas de rodaje en Alemania, empezó a rodar este filme en España sobre las peripecias de un peregrino en el Camino de Santiago, desde Saint-Jean-Pied de Portl, y a quien dará vida en la pantalla el actor Devid Striesow, que ya tuvo un papel destacado en películas estrenadas en España como Los falsificadores de Stefan Rozowitzky o La caída de Oliver de Oliver Hirschbiegel.

La búsqueda y el trabajo personal del protagonista principal, basado en hechos reales del autor, son los causantes de que decida emprender el Camino de Santiago para trabajar problemas anteriores como la muerte "pronta y prematura" de su madre y otros contratiempos personales que arrastra desde tiempo atrás.

"Una búsqueda espiritual en el sentido más profundo", explica en conversación con Efe una de las productoras españolas Silvia Aráez.

El reparto principal lo completan actrices como Martina Gedeck, protagonista de la premiada La vida de los otros, de Florian Henckel von Donnersmarck, y Caroline Schuch.

Desde su comienzo, nada detiene el rodaje. Excepto "¡Corten!, repetimos." Ni la climatología ni las obras en la Catedral de Santiago entorpecen un trabajo singular en el que juega un papel importante la atracción del Camino de Santiago, que va a más y ya no son sólo los peregrinos los que recorren la geografía española en busca del pasaje que les lleve hasta Galicia.

El país germano es el cuarto en número de visitantes internacionales que acuden a recorrer los 770 km que van desde Roncesvalles a Santiago.

Las localizaciones de la película se fijaron en lugares como Roncesvalles, Estella, Puente la Reina, Viana, Pamplona, el Barco de Valdeorras, Pedrafita do Cebreiro o la propia meta de todo peregrino.

Como explica Silvia Aráez, una de las responsables de producción, el equipo de rodaje trabajó con una media de 100 personas diarias, muchas de las cuales cambiaban cuando el equipo se trasladaba entre los diferentes puntos de la grabación.

El equipo de producción buscó dar un sentido de autenticidad al filme y para ello se trabajó con peregrinos reales y personas oriundas de los lugares de filmación, además del grupo de actores profesionales que encarnan a los personajes principales, casi todos como extras.

En este trabajo, los grandes desconocidos del cine y de la televisión, cuyo cometido es 'hacer bulto', tienen un papel fundamental dentro del rodaje, ya que no se quedan en meros extras, sino que su experiencia como peregrinos se toma como base.

"Los peregrinos son peregrinos. Cuanto más real lo trabajes mejor", apunta Aráez, que también produjo el filme 'Te llevaré al fin del mundo', dirigido por Christine Kabisch.

La coral compostelana Vox estela es parte de esos actores por un día que se unieron a esta grabación para colaborar en un proyecto que aportará difusión al Camino y que dinamizará el sector económico de la ciudad.

Además de la Catedral, entre las localizaciones se incluyen la Oficina del Peregrino, la plaza de Praterías y otras zonas del casco histórico.

Galicia y España continúan cobrando protagonismo en el mundo del cine y tras más de un mes haciendo el Camino, estos 'peregrinos por un tiempo' se sienten "tan peregrinos como cualquier otro", concluye Aráez, que el viernes colgará el cartel de "The end" hasta el estreno del filme que se prevé para dentro de un año.

Santiago acoge el rodaje de una producción basada en un 'best...
Comentarios