Rueda rediseña el área económica para "non perder oportunidades" empresariales

El candidato a la presidencia de la Xunta avanza que se tramitarán en un año proyectos que generen 25 o más empleos ► Dice, sobre Altri, que "non sairá adiante ningunha iniciativa incompatible coa contorna" ► Anuncia cheques para actividades extraescolares y medidas para fomentar la natalidad como elevar a los 45 años el acceso a la fecundación in vitro
Rueda, antes de la sesión de investidura. PEPE FERRÍN
photo_camera Rueda, antes de la sesión de investidura. PEPE FERRÍN

El presidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda, esbozó durante su discurso de investidura en el Parlamento parte de los cambios que introducirá en la estructura de la Xunta, que afectan sobre todo al llamado segundo nivel. Así, aunque no anunció por ahora nuevas consellerías, sí moverá algunas competencias entre ellas y creará una nueva Dirección Xeral de Asuntos Constitucionais dependiente de la Presidencia, "moi necesaria" para "defender a legalidade" de las iniciativas y las competencias aprobadas en Galicia y cuestionadas por el Gobierno central. 

Además de crear este nuevo departamento, Rueda anunció que las competencias de ciencia e innovación pasarán desde la consellería de Emprego a la de Educación, para vincularlas a la universidad. Del mismo modo, Emigración saldrá de Presidencia para integrarse en Emprego, dado el interés de la Xunta por apuntalar la estrategia de retorno.

Además, dentro del empeño de Rueda por agilizar y facilitar al máximo la implantación de empresas en Galicia, las competencias en materia de suelo industrial saldrán de la Vicepresidencia Segunda, que es la que se ocupa de Urbanismo, para integrarse en la Consellería de Economía e Industria que hasta ahora dirigió María Jesús Lorenzana. Además, todas las tramitaciones vinculadas a energías renovables se centralizarán en Medio Ambiente. 

Aunque estos son los cambios avanzados por Alfonso Rueda, se da por hecho que no serán los únicos, puesto que en su intervención también insinuó que Cultura podrá tener más protagonismo en la futura Xunta, aunque no detalló cómo. La incorporación de innovación a Educación podría derivar en que Cultura disponga de consellería propia. 

Más allá de la estructura de la Xunta, que era una de las grandes incógnitas del discurso, Rueda trazó las líneas básicas de su gestión en la XII Lexislatura, que pivotará alrededor de tres ejes: político, económico y social. 

Política

En el plano político, Rueda garantizó que defenderá "por riba de todo" los intereses de Galicia. "Non esperen de min que levante muros entre cidadáns do mesmo pobo aínda que pensen diferente, nin que cree fronteiras coa nación da que formamos parte. E non esperen de min que responda a ningún outro interese que non sexa Galicia", prometió. 

En ese sentido, fue especialmente crítico con el Gobierno central y su política territorial, sobre todo por sus cesiones a Cataluña, que ponen en riesgo el equilibrio entre autonomías y, sobre todo, la reforma del modelo de financiación autonómica, que considera vital abordar ya. De hecho, la Xunta cifra en 53.000 millones de euros la infrafinanciación de servicios que sufren los servicios que prestan las autonomías en este momento. "O que é de todos debe decidirse entre todos", reflexionó. 
Por último, Rueda avanzó su empeño en "perservar Galicia da inestabilidade na que está instalado o conxunto do país". "É o noso deber que Galicia siga sendo referente da boa política", zanjó. 

Economía

En materia económica, Alfonso Rueda dejó claro que Galicia "non pode perder oportunidades" que conviertan la comunidad en un territorio más rico y con más empleo. Por eso, su prioridad será "captar novos investimentos que axuden a crear postos de traballo de calidade". Y por ello, consciente del debate actual entre desarrollo económico y energético y la preservación del medio ambiente, la nueva Xunta centrará buena parte de sus esfuerzos en evitar que esa realidad frene las inversiones previstas y las que puedan venir. 

Tras garantizar que en Galicia "non sairá adiante ningún proxecto empresarial incompatible coa contorna", Rueda se comprometió a darle la bienvenida "a todo investimento viable que cree emprego e riequeza". Sin citar Altri o los problemas de los eólicos, criticó con dureza a quien "intenta tombar todos os proxectos", una oposición a la que calificó irónicamente de la "Confraría da Perpetua Negativa" que, ya en su día, rechazaba hasta la construcción de la AP-9 por considerarla "unha navallada á terra". 

Rueda, con Candia, Santalices y Montse Prado detrás. PEPE FERRÍN
Rueda, con Candia, Santalices y Montse Prado detrás. PEPE FERRÍN

Para rebajar esta tensión, Rueda ofreció al resto de grupos un pacto por la industria y la energía "que permita prosperar a Galicia". Un acuerdo que incluya tramitar en un plazo máximo de un año cualquier proyecto que cree 25 o más empleos con una inversión mínima de 2 millones. También se enmarcan en esta línea parte de los cambios de estructura avanzados.

En materia económica, Rueda se extendió por medidas como un fondo público-privado con un capital inicial de 300 millones, consolidar Recursos de Galicia para la gestión energética, apoyo a autónomos, ahondar en la rebaja de impuestos o una implicación firme por el sector primario, campo y mar. 

Sociedad

Alfonso Rueda reservó el cierre de su discurso para las políticas sociales y las familias. Educación infantil gratuita, calendario de vacunas ampliado y varias ayudas y bonos, que se reforzarán este mandato, empezando por los cheques para actividades extraescolares. También se dará "maior impulso" a las técnicas de reproducción asistida en el Sergas elevando a los 45 años el acceso a la fecundación in vitro, se apostará por la salud mental, se ampliará la cartera de servicios sanitarios en hospitales comarcales y se invertirá en terapias de lucha contra el cáncer CAR-T, por citar uno de los muchos ejemplos que citó Rueda en materia sanitaria. 

Besteiro y Lara Méndez. PEPE FERRÍN
Besteiro y Lara Méndez. PEPE FERRÍN

Nuevas residencias de mayores y renovación de las existentes, nuevos centro de cuidados intermedios, mantener el bono de 5.000 euros para cuidar dependientes y reforzar las políticas de apoyo a la discapacidad serán algunas de las iniciativas que marquen la política social en la nueva era Rueda, que reservará un capítulo especial para la vivienda, convertida en uno de los grandes asuntos de la agenda política. 

La idea de la Xunta para abatar la vivienda y facilitar el acceso a la misma, en compra  o alquiler, pasa por "incrementar o número de vivendas dispoñibles no mercado", dijo Rueda. La idea es desarrollar suelo residencial par 20.000 viviendas protegidas, de las que 2.000 serán de alquiler accesible. También se rebajará al 3% el impuesto de transmisiones patrimoniales para que familias monoparentales compren vivienda y, sobre todo, duplicar el parque público de vivienda pasando de los 3.800 inmuebles actuales a 8.000 en 2028, dijo. 

Besteiro y Lara Méndez. PEPE FERRÍN
Besteiro y Lara Méndez. PEPE FERRÍN

Bienestar animal, turismo, infraestructuras o municipalismo completaron un discurso que se extendió hora y media, ante un nutrido grupo de invitados en la tribuna del Parlamento, y que Rueda adornó al final con un llamamiento a la autoestima. "Cando non nos poñemos límites, as galegas e galegos somos imparables".

Así vieron el discurso Pontón, Besteiro y Pazos

Según recoge Europa Press, la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha calificado de "tremendamente preocupante" el contenido del dicurso de investidura porque "demostra que non ten ningunha idea nova" más allá "das mesmas promesas enlatadas" a las que añade "cambios de cromos" en la organización del Gobierno gallego con los que "agochar a súa falta de proxecto".

La líder nacionalista ha incidido en que el discurso de Rueda "podería ter sido o de hai dous anos, ou o de hai catro ou o de hai oito".

Para Pontón, Rueda ha dibujado en su discurso "a imaxe idílica" de Galicia "que constrúe a TVG para maior gloria do PP" en la que "non existen listas de espera en atención primaria nin nenos sen pediatra".

Preguntada por el pacto por la industria ofrecido al resto de fuerzas políticas por Rueda, Pontón ha rechazado una oferta que considera "na práctica" una "beizón" a las políticas del PP. "O que se ofrece é que apoiemos unha política de espolio eólico no país", abundó

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, ha tachado de "moi decepcionante" el discurso ofrecido por el candidato popular y ha considerado que los cambios en la estructura del gobierno de la Xunta solo serán "cosméticos".

Segúin el lucense, los primeros "35 minutos" del discurso supusieron un "ataque constante" al Gobierno central en lo que ha definido como "unha actitude pouco edificante" que parece indicar que "va a seguir en la misma línea de la legislatura pasada".

Sobre el pacto por la industria y la energía, Besteiro ha asegurado que, aunque aceptan la posibilidad de llegar a acuerdos, se trató de un ofrecimiento "pouco concreto". 

Finalmente, el portavoz parlamentario del PPdeG, Alberto Pazos, ha asegurado que el candidato popular a la investidura trasladó a los gallegos "experiencia e esperanza" en su discurso y ha emplazado al la oposición a abandonar la "confraría da santa negatividade".

Comentarios