Rueda pide explicaciones a Transportes por los trenes Avril tras la versión de Talgo

Según el presidente de la Xunta, aunque es una "versión de parte, parece bastante verosímil" ► También avisa de que hay algunas medidas de ahorro energético del Gobierno central "imposibles" de controlar
El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, este jueves en rueda de prensa en Santiago de Compostela. ÓSCAR CORRAL
photo_camera El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, este jueves en rueda de prensa en Santiago de Compostela. ÓSCAR CORRAL

El presidente del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, pide a la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, explicaciones acerca de lo asegurado por parte de Talgo en relación con el retraso de la llegada de los trenes Avril a Galicia, pues, aunque es una "versión de parte, parece bastante verosímil".

Talgo ha rechazado la reclamación de 116 millones de euros que Renfe le pide por el retraso en la entrega de 15 trenes de alta velocidad y ha responsabilizado a la empresa pública, así como a otras compañías estatales dependientes del Gobierno, de estos retrasos.

El presidente del fabricante de trenes, Carlos Palacio, le ha escrito una carta a su homólogo en Renfe, Isaías Táboas, a la que ha tenido acceso Europa Press, para trasladarle sus discrepancias respecto a las comunicaciones que el operador ha realizado en el último mes por este retraso. 

Preguntado sobre esta cuestión en rueda de prensa después del Consello de la Xunta, Rueda considera que este es un "episodio más" en esta disputa en la que Talgo "pone negro sobre blanco" su versión. Por ello, asevera que la Xunta se dirigirá a la ministra para que "explique qué hay de todo esto, porque, desde luego, no es la versión dada por el Gobierno central hasta ahora". 

Lamenta que se sigue sin responder "la pregunta fundamental" que ya le hizo Rueda al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la cual es: "Cuándo Galicia va a poder tener esos trenes y extender la alta velocidad al resto de ciudades a las que aún no llegó". 

"Nosotros somos las víctimas de esta discusión", se queja, al tiempo que ve "bastante sorprendente lo que decía la empresa Talgo". "Seguimos sin saber cuándo van a estar esos trenes que se nos prometieron para este mes de julio, que ya terminó. No tenemos una fecha cierta", agrega. 

Rueda recuerda que el presidente del Gobierno se comprometió a: "Hacer una mesa de seguimiento en la que estuviéramos y allí darnos toda la información". Afirma que, al igual que lo ocurrido con el viaducto de la A-6, esas mesas de seguimiento "hay que hacerlas ya", ya que se necesita "información".

Rueda ve "cosméticas" las medidas de ahorro energético porque algunas son "imposibles" de controlar

Por otra parte, Alfonso Rueda ha insistido en que Galicia acatará las normas que ponga en marcha el Gobierno central de ahorro energético, si bien avisa de que "hay ciertas medidas muy difícil, por no decir imposibles, de asegurar su cumplimiento por parte de las comunidades". 

A preguntas de la prensa este jueves, Rueda ha reiterado que son medidas "cosméticas", por lo que el plan "no va a ser eficaz", mientras cuestiona cómo se llevarán a la práctica diferentes supervisiones. "Cómo se controla en cada domicilio particular que se está poniendo la calefacción a la temperatura que dice Pedro Sánchez", se pregunta. Y es que afea que el decreto es "muy confuso", con cuestiones "surrealistas".

"Lo que podamos cumplir lo cumpliremos y lo que sea materialmente imposible le trasladaremos al Gobierno cómo hay que hacer o con qué medios hay que hacerlo", afirma. Opina que "muchas de las cosas que se escribieron están poco pensadas, por decirlo suavemente". "No van a ser eficaces, pero en la parte que podamos cumplir haremos todo lo posible por cumplirlas", incide. 

En esta línea, lamenta que serán las familias y las empresas las que se vean obligadas a "un ahorro a la fuerza", al tiempo que se vuelve a quejar de que el Gobierno no habló "con nadie" para poder acordarlas con las comunidades, las "encargadas de vigilar su cumplimiento".

Palabras de Ayuso

A preguntas de la prensa sobre las palabras de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, –que aseguró: "Por parte de la Comunidad de Madrid no se aplicará. Madrid no se apaga"– Rueda se ha referido a unas declaraciones del vicepresidente de Madrid, Enrique Ossorio, para afirmar que se estaba "estudiando" una posible inconstitucionalidad, pero que "sí que iban a acatar" por parte de Madrid. "Creo que es lo que hay que hacer, eso no quiere decir que estemos de acuerdo en absoluto", apostilla. 

Razona que "a la Xunta no le queda otra que acatar", pese a que "no va a ser eficaz". "Nos gustaría que explicara el presidente del Gobierno cómo hay que hacer para ver que en cada domicilio particular se está produciendo el cumplimiento", apunta, así como "cuáles son los medios, cómo hay que organizar". "Si la responsabilidad del control" recayese sobre el Ejecutivo central, dice, "igual lo pensaban dos veces". 

También se queja de que "parece que el Gobierno central acaba de descubrir la necesidad de la eficiencia energética", Recuerda que la Xunta ha destinado casi 70 millones desde 2017 a la mejora energética en sus propias instalaciones. Por tal motivo, resalta que no le "extraña" lo que apunta que el presidente vasco, Íñigo Urkullu, "diciendo que ellos tienen sus propios planes". "Nosotros también", agrega.

Comentarios