Redefinen los usos de la CdC para reducir su gasto a la mitad

El Plan Estratégico del Gaiás-Ciudad de la Cultura de Galicia 2012-2018 reasigna los usos en los cuatro edificios de que actualmente se compone el complejo ideado por Peter Eisenmann, donde se ubicarán el nuevo Centro de Emprendimiento Creativo de Galicia y el Centro de Innovación Cultural de Galicia.

El objetivo de financiación que fija este plan es que el 50 % de la misma provenga de fuentes externas a la Xunta, así como la posibilidad de nuevas vías de obtención de fondos públicos.

El plan fue presentado esta mañana por los conselleiros de Cultura e Educación y Hacienda, Xesús Vázquez y Elena Muñoz; y la directora gerente de la Fundación Ciudad de la Cultura, Beatriz González Loroño, que desgranó las líneas básicas del plan.

Loroño explicó que la actual Biblioteca de Galicia asumirá la planta sótano del Archivo de Galicia, con el que está conectada, para convertirse en la Biblioteca y Archivo de Galicia, asumiendo ambos centros los servicios de atención.

A su vez, las dependencias del actual Archivo se destinarán al nuevo Centro de Emprendimiento Creativo de Galicia, un espacio que el Plan Estratégico destina a la "incubación de empresas culturales", la instalación de un vivero de 70 empresas y espacios de colaboración para las empresas, explicó Loroño.

El actual edificio de Servicios Centrales albergará el nuevo Centro de Innovación Cultural y Modernización Tecnológica de Galicia (Cinc), que mantendrá del centro de proceso de datos de la Xunta, actualmente habilitado allí.

Estos dos nuevos centros responden al objetivo de convertir la Ciudad de la Cultura en "catalizador" de la industria cultural de base, en palabras del conselleiro de Cultura, que marcó la nueva vertiente del complejo, con "dos edificios generadores de empleo" además de otros dos "a favor de la difusión".

Por último, el cuarto edificio del complejo, el Museo de Galicia, se renombrará y pasará a conocerse como Museo Centro Gaiás, con el "objetivo de convertirse en el centro estratégico de referencia en Galicia".

El plan "pretende exportar la marca Galicia y consolidarla", refirió Vázquez en su intervención, en la que reiteró en varias ocasiones que los "criterios de austeridad en el gasto y eficiencia en el uso de recursos" guiarán la "apuesta por la innovación, la imaginación y la creatividad" que supone la estrategia.

La "vocación" de la Ciudad de la Cultura será la de "disminuir progresivamente los presupuestos hasta en un 50 %", en consonancia con el momento, señaló, antes de destacar que en este año, frente a los 52,3 millones que gestionará el Museo Reina Sofía o los 24,3 millones de presupuesto del Guggenheim, la "aportación total de la Xunta será de 4,5 millones", cantidad a la que se añadirán "ingresos por patrocinios, venta o alquileres".

A su vez, defendió el modelo de "colaboración público-privada" en la gestión del complejo, con el objetivo a largo plazo de su "sostenibilidad social y económica".

Vázquez anticipó además cuatro proyectos en marcha de la Ciudad de la Cultura: el diseño de una nueva exposición vinculada al Camino de Santiago; la traslación al complejo de la Axencia Galega de Industrias Culturais (Agadic), que generará "importantes ahorros"; la candidatura del Gaiás para acoger en 2014 la feria de la industria musical Womex; y la apuesta por vez primera por optar a la financiación europea para el complejo, a través del programa de cooperación transfronteriza Poctep o el programa Cultura.

En este sentido, la responsable de Hacienda incidió en que la Comisión Europea "anima a las regiones a incorporar las industrias culturales a los sectores de innovación", lo que permite "acceso más fácil a financiación", por lo que apostó, para el próximo periodo presupuestario 2014-2020, por esta vía dentro de las "estrategias de especialización regional inteligente".

Loroño destacó que el Plan Estratégico trata de adaptar el complejo a la "situación actual" y "se alinea" con estructuras parecidas en otros países.

También explicó que el objetivo de financiación que se establece es que el 50 % de la misma provenga de "fuentes externas a la Xunta", y apostó por obtener nuevas vías de obtención de fondos públicos.

La directora gerente de la Fundación Ciudad de la Cultura destacó además que la idea central es concebir la "Ciudad de la Cultura como oportunidad" para la sociedad y las industrias culturales de base, ya que en 2011 existían en Galicia más de 13.000 empresas del sector, que daban trabajo a 21.000 personas.

En la presentación se emitió un vídeo en el que diferentes autores aportaban su visión sobre las posibilidades de la ciudad de la Cultura.

La escritora Luisa Castro destacó que "nos obliga a inventarnos", mientras que el escultor Francisco Leiro destacó su "versatilidad".

Por su parte, la artista y compositora Cristina Pato resaltó que Galicia tiene "cultura de sobra que exportar", mientras que Ramón Villares, presidente del Consello da Cultura Galega, subrayó la posibilidad no solo de mostrar Galicia al mundo, sino de "que el mundo pueda ser visto aquí".

También participaron en el mismo José Manuel Rey Varela, presidente de la Fegamp; la productora Emma Lustres o José Guirao, responsable de la Casa Encendida.