Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

Reconoce que abusó de tres menores en Nigrán, Mondariz y Ponteareas

Acusado de abusos sexuales juzgado en Pontevedra
Acusado de abusos sexuales juzgado en Pontevedra
El hombre, que está siendo juzgado en la Audiencia de Pontevedra, se enfrenta a 17 años de cárcel ► Su defensa alega que es inimputable porque actuó "en estado crepuscular"

Un hombre de 47 años, Antonio V.G., ha reconocido este jueves haber agredido sexualmente a tres menores, de 12, 14 y 17 años, en los municipios de Ponteareas, Nigrán y Mondariz-Balneario, hechos por los que la Fiscalía solicita para él 17 años y medio de prisión.

En la vista oral, celebrada en la sección segunda de la Audiencia de Pontevedra, el acusado se confesó culpable y confirmó que había abordado de manera violenta a las tres víctimas, a las que realizó diversos tocamientos en sus partes íntimas.

En uno de los casos, el acusado intentó introducir a la menor en una furgoneta y en otro le propinó varios puñetazos y le rompió la clavícula antes de agredirla sexualmente, según confirmaron las tres menores, que declararon protegidas tras un biombo y que confirmaron las denuncias presentadas en su día.

La abogada de Antonio V.G., a pesar de que éste se declaró culpable, pidió al tribunal que se considere a su cliente como inimputable a efectos penales al haber cometido estas agresiones sexuales en "estado crepuscular".

Durante los tres ataques, cometidos en el verano de 2015, el acusado sufría, según un informe forense aportado a la causa, un "trastorno de la conciencia" durante el cual mantuvo un comportamiento irracional que le impedía "comprender la ilicitud de sus actos".

Las psicólogas que evaluaron al acusado tras la denuncia descartaron que sufra una patología como la que esgrime su defensa y señalaron que presenta "rasgos de una personalidad de tipo esquizoide que no le impiden llevar una vida con normalidad", y concluyeron que "entiende y sabe las consecuencias de lo que hizo".

También los agentes de la Guardia Civil apuntaron que el acusado "es consciente de su peligrosidad" e incluso llegó a decirles durante el interrogatorio que "tiene miedo de hacer daño a alguien y que necesita ayuda".

Antonio V.G., tras negarse a contestar a las preguntas de la fiscal, de la acusación particular y de su propia abogada porque "hay detalles de los que ya no me acuerdo", ha dicho, ha asegurado estar "muy arrepentido" y ha pedido perdón a las víctimas y a sus familias.

Junto con la pena de cárcel, la Fiscalía pide que el acusado esté en libertad vigilada durante siete años tras salir de prisión y que indemnice a las tres víctimas con casi 21.000 euros.

Reconoce que abusó de tres menores en Nigrán, Mondariz y Ponteareas
Comentarios