martes. 18.01.2022 |
El tiempo
martes. 18.01.2022
El tiempo

Un recluso de 20 años agrede a varios funcionarios de la prisión de A Lama

Entrada principal del centro penitenciario de A Lama. GONZALO GARCÍA
Entrada principal del centro penitenciario de A Lama. GONZALO GARCÍA
Los trabajadores denuncian la inseguridad del centro por culpa de la "falta alarmante de personal"

Un interno de 20 años ha protagonizado un nuevo incidente en el Centro Penitenciario de A Lama al agredir a varios funcionarios mientras se encontraba en la enfermería.

Este recluso ya había sido autor de otras agresiones este mismo año, según informa la plataforma Tu Abandono Me Puede Matar (Tampm), que vuelve a exigir medidas que permitan combatir la situación de "inseguridad" en la que se encuentran los trabajadores del centro por culpa de la "falta de personal, falta de medios coercitivos, falta de formación" y la obligación de que "funcionarios de edades próximas a la jubilación" tengan que hacer frente a "internos agresivos, jóvenes y que se pasan casi todo el día metidos en el gimnasio".

Tal y como explica Tampm, esta última agresión se produjo el pasado martes, 30 de noviembre, aunque los hechos comenzaron realmente el 15 de octubre, cuando el reo fue trasladado de uno de los módulos llamados "de Respeto" –donde se encuentran los internos mejor adaptados a las normas de régimen interior– a la enfermería al presentar una "conducta extraña, hablando solo y con un estado alterado y agresivo". Tras el cambio, el joven agredió e intentó morder al personal que se encontraba en las dependencias sanitarias, resultando herido uno de los trabajadores, por lo que el recluso fue trasladado a una celda de observación.

Desde esa fecha, el joven de 20 años permaneció en todo momento en la enfermería, donde se autolesionó en diversas ocasiones.

Hasta que el 30 de noviembre el reo, fuera de control, agredió a varios trabajadores del centro penitenciario y de la enfermería. En concreto, el hombre comenzó atacando al "único" empleado que se encontraba en esa planta, tras lo que se encaró con todos los funcionarios que acudieron en auxilio del primero, llegando a "morderse la lengua y escupir sangre" cuando fue esposado, así como intentar agredir con la cabeza y las piernas a quienes intentaban reducirlo. En un momento, incluso llegó a patear "el bajo vientre" de una funcionaria.

Finalmente, un médico autorizó que se le administrase un tranquilizante para poder frenar su actitud agresiva.

El incidente, que se saldó con "dos funcionarios lesionados y de baja médica, un interno agredido y el agresor en una celda de observación", pudo deberse, según Tampm, al consumo de "sustancias prohibidas" que el reo pudo conseguir en la propia enfermería, sospechándose que incluso habría "esnifado pegamento".

Un recluso de 20 años agrede a varios funcionarios de la prisión de...