sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

¿Quién se hará cargo del cuerpo y de las dos propiedades que deja Rosario Porto?

El chalé de Teo, antes del incendio. AEP
El chalé de Teo, antes del incendio. AEP
Si nadie reclama el cadáver, la madre de Asunta podría acabar en una fosa común en Ávila. Tampoco está claro quién heredaría su piso y su chalé al no tener familia cercana

A la espera de que aparezca o no una carta de despedida, hay otros dos interrogantes que abre la muerte de Rosario Porto: quién heredará sus bienes y, lo que es más acuciante, quién se hará cargo del cuerpo. En este sentido, es necesario recordar que sus padres fallecieron —solo unos meses antes que Asunta, lo que en su día levantó todo tipo de especulaciones— y no tiene hermanos ni descendencia. Mantenía relación con una prima hermana pero esta, al parecer, se rompió hace un par de años, quedando su exmarido —con quien se comunicaba esporádicamente— y su abogado como sus únicos lazos fuera de Brieva.

El cadáver ▶ Decisión urgente

Lo más apremiante en estos momentos, una vez concluida la prueba forense, es la entrega de los restos mortales. El protocolo legal es claro: si nadie los reclama quedarán a disposición del ayuntamiento donde se produjo el óbito —en este caso el de Brieva— e irán a parar a un espacio municipal, es decir, a una fosa común.

Para evitar este final alguien tendría que hacerse cargo de ellos de forma inminente para darles sepultura, una decisión que apareja el coste del proceso —menos costosa en el caso de la incineración y sobre los 3.000 euros de media en caso de un entierro, sin contar que haya una ceremonia litúrgica—. Este aspecto es por lo de ahora una incógnita. De momento, el cadáver se Porto reposa en una cámara frigorífica del instituto de medicina legal de Ávila a la espera de aclarar este aspecto.

Destino ▶ ¿Dónde se enterrará?

Una duda subyacente de la anterior. Los padres de Charo, la profesora Socorro Ortega y el abogado Francisco Porto, descansan en su panteón familiar del cementerio municipal de Boisaca, en Santiago, ubicado en una zona ‘noble’ del camposanto. Pero para su traslado allí, de nuevo, es necesario que alguien asuma la custodia.

Funeral ▶ ¿Podría ir Basterra?

Otra cuestión que dio lugar a especulaciones en los dos últimos días en la capital gallega es si, de cumplirse la circunstancia anterior y que alguien recoja el cadáver, Alfonso Basterra podría acudir a los actos fúnebres, sean de la naturaleza que sean. En este sentido, y si él solicitase permiso para acudir, no hay unas normas inamovibles en prisión, e Instituciones Penitenciarias revisa caso por caso. Pese a no tener oficialmente vícnulo alguno con ella desde su divorcio, podría permitírsele acudir. Eso sí, lo haría compañado po runa pareja de policías y con grilletes en las manos.

Devorado por la vegetación desde 2013 y recientemente por las llamas, el chalé de Teo podría ser un goloso legado para quien lo reciba si no fuese porque su venta se antoja muy difícil

Herencia ▶ ¿Para el Estado?

Con los bienes que deja Rosario, que son muy valiosos, se abre la misma incógnita que con la recogida del cadáver. Aunque no tiene familia cercana más allá de la citada prima se desconoce si pudo haber hecho una herencia a favor de alguna persona. Al respecto se manifestó este jueves su abogado. "Hace años sí quería hacer testamento, pero desconozco si al final lo hizo", comentó José Luis Gutiérrez Aranguren, quien sigue convencido de la inocencia de su exclienta.

En cuanto a la prima , una mujer de edad similar que le brindó apoyo tras su detención pero que con el tiempo y tras ser declarada culpable cortó relación con ella, es la única familiar que le queda con derecho a percibir su legado. Si esta renunciase a la herencia, y en caso de que no hubiese testamento, las propiedades acabarían en las arcas estatales al no haber parentesco ni cónyuge.

Inmuebles ▶ Un chalé y un piso

Los bienes ‘sin dueño’ que deja Porto superan holgadamente el medio millón de euros. El tristemente célebre chalé de Teo —de piedra y con un extenso jardín con piscina y pista de tenis—, donde quedó demostrado que mató a Asunta, estaba tasado en cerca de 800.000 euros, aunque su valor, siempre en términos inmobiliarios, fue disminuyendo a medida que se deterioró debido a la falta de uso, las sustracciones de material y el reciente incendio. Pero su valor real de mercado se desplomó con el crimen, que le colgó el cartel de ‘casa de los horrores’. Charo lo tenía en venta por la mitad, 400.000 euros, pero ni así consiguió en vida ‘colocárselo’ a nadie.

No tiene esta losa el piso que Rosario tenía en propiedad en la céntrica calle compostelana de Doutor Teixeiro, con un valor aproximado de 200.000 euros, aunque se desconoce si también lo tenía en venta. A esta vivienda parece más sencillo darle salida, aunque el hecho de que Porto residiese en ella durante años seguro que también echará para atrás.

¿Quién se hará cargo del cuerpo y de las dos propiedades que deja...
Comentarios