PSOE y BNG anuncian un pacto de gobierno en la Diputación "sin discriminalidad caciquil"

La socialista Carmela Silva y el nacionalista César Mosquera ocuparán la presidencia y la vicepresicencia del ente provincial anunciam que tomarán criterios "absolutamente objetivos de reparto de fondos" sin excluír a los municipios pequeños
Los portavoces del PSOE y BNG en la Diputación de Pontevedra, Santos Héctor y César Mosquera, durante la firma de un acuerdo
photo_camera Los portavoces del PSOE y BNG en la Diputación de Pontevedra, Santos Héctor y César Mosquera, durante la firma de un acuerdo

Los portavoces del PSOE y BNG en la Diputación de Pontevedra, Santos Héctor y César Mosquera, han anunciado este jueves que formarán un gobierno de coalición en el ente provincial sin "discrecionalidad caciquil"
La alusión al caciquismo ha sido de Mosquera, el que más se ha extendido en los detalles del acuerdo firmado entre nacionalistas y socialistas "con criterios absolutamente objetivos de reparto de fondos".

La presidenta de la Diputación será la viguesa Carmela Silva (PSOE), mientras que Mosquera será vicepresidente, sin que el hecho de que una sea de Vigo y el otro de Pontevedra deba alarmar a los municipios pequeños, según ha defendido, porque "se garantiza por escrito que va a ser de todos".

Ha recalcado que no habrá "escoramientos como los que hubo hasta ahora hacia Ribadumia y ciertos ayuntamientos de O Salnés", en referencia a la localidad de la que procede el presidente en funciones, Rafael Louzán, el popular.

El PSOE gestionará las áreas de economía, hacienda, régimen urbano, gestión de recursos económicos (incluyendo el organismo de recaudación), bomberos, cooperación municipal, empleo, escuela de canteros, innovación, promoción económica, turismo, juventud, deportes e igualdad.

El BNG se encargará de las infraestructuras, el viario provincial, el polígono de Barro-Meis, movilidad, accesibilidad, bienestar social, el centro príncipe Felipe, la escuela de enfermería, medio ambiente y desarrollo sostenible (incluyendo la finca de Mouriscade y la estación de Areeiro), residuos, cultura y normalización lingüística.

Mosquera ha asegurado que se acordó antes el programa que el reparto de áreas; ha vaticinado un "cambio radical", con transferencia directa de fondos a los ayuntamientos a cambio de que sean estos los que presten los servicios, y ha asegurado que desaparecerá "la práctica tan habitual de las diputaciones de pedir a ver si consigo más".

El futuro vicepresidente ha señalado como "simbólico" que se suprimirá el paquete de 10.000 euros que el ente compraba para las ferias taurinas, así como la asistencia a las corridas, al igual que una comida corporativa hasta ahora habitual.

También ha dicho que las mayores dificultades ante el pacto, venidas de fuera de la comisión negociadora, fue la de "eliminar la expectativa en cualquiera de las fuerzas políticas de que ahora me beneficien a mí porque antes fue el otro".

Santos Héctor ha destacado, por su parte, el "extraordinario clima de entendimiento" durante las negociaciones, y ha dicho que el acuerdo "está pensado para las personas".

Comentarios