miércoles. 08.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 08.12.2021
El tiempo

Psicólogas ven "consistente" el relato de la menor que denunció abusos sexuales en un gallinero

Audiencia Provincial de A Coruña. GOOGLE MAPS
Audiencia Provincial de A Coruña. GOOGLE MAPS
El acusado se enfrenta a una pena de cinco años de cárcel

Las psicólogas forenses que entrevistaron a la niña que sufrió un supuesto caso de abuso sexual en Oroso (A Coruña) han considerado que su relato es "consistente" y que no pudo ser "inducido" por sus padres, ya que empleaba "un lenguaje propio de su edad", según declararon este jueves en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de A Coruña. 

Los hechos ocurrieron el 18 de agosto de 2017 en el gallinero de una casa situada en Oroso, en la que se encontraba la niña con el acusado. Según expresa el escrito de la Fiscalía, "con intención de satisfacer sus deseos lúbricos" y aprovechando la "corta edad" de la víctima, le bajó los pantalones y la ropa interior y le realizó tocamientos. 

El acusado se ha negado a declarar y la víctima ha sido representada por su madre. La progenitora explicó que no era consciente de los hechos, aunque "se extrañó" cuando la pequeña se negaba a que le quitara la ropa. 

Los padres se enteraron de lo sucedido cuando la dueña de la casa en la que ocurrieron los hechos, les dijo que encontró al acusado "encima de la niña" y que esta estaba "con los pantalones bajados".

NIEGA LOS HECHOS. La propietaria de la vivienda, que era amiga de los padres, negó en su declaración lo que supuestamente había contado a los progenitores de la víctima, y dijo que la niña "estaba normal". Después de lo sucedido la mujer no volvió a dejar entrar en su casa al acusado, y alegó que tomó esta decisión porque había "rumores" de que el hombre había tenido esa actitud con otras niñas. 

El encausado, que según recoge el escrito de la Fiscalía fue incapacitado judicialmente en 2012 y que su tutela fue asumida por la Fundación Galega para a Tutela de Adultos (FUNGA), se enfrenta a una pena de cinco años de cárcel, además de no poder acercarse a la víctima durante 10 años. En cuanto a la responsabilidad civil, deberá indemnizar a la víctima con 8.000 euros por daños morales. 

Psicólogas ven "consistente" el relato de la menor que denunció...
Comentarios