La promotora de Guns N' Roses denunciará al Concello de Vigo por anular el patrocinio del concierto

Según la empresa, el propio Ayuntamiento le pidió organizar el concierto y prometió "contribución económica y cesión del recinto"
undefined
photo_camera Axl Rose y Slash en el concierto celebrado este años en Madrid. AEP

La promotora musical Live Nation denunciará ante los tribunales la "actuación arbitraria" del Ayuntamiento de Vigo al declarar desierto el concurso de patrocinio del concierto de Guns N' Roses, celebrado el pasado lunes en el estadio municipal Abanca Balaídos, y ha desvelado que tenía un "compromiso por escrito" seis meses antes de que se licitara ese concurso.

Esta licitación del patrocinio, de casi 2 millones de euros e iniciada por la administración local en abril de este año, fue declarada desierta por no haber enmendado correctamente la documentación la única empresa presentada, Sweet Nocturna, socia local de Live Nation.

A través de un comunicado hecho público por la Asociación de Promotores Musicales, Live Nation España ha lamentado las "prácticas indebidas del Ayuntamiento de Vigo" y ha acusado directamente al alcalde, Abel Caballero, de "incumplir un compromiso personal con la promotora".

Así, asegura que el propio regidor solicitó a finales del año pasado a las promotoras Live Nation y Sweet Nocturna la organización de "dos grandes conciertos en Balaídos". "Tras una reunión en octubre, Live Nation comunicó la posibilidad de disponer de una fecha de la mítica banda Guns N' Roses, tras lo cual se firmó un documento de compromiso ese mismo mes, en el que se especificaba, por parte del Ayuntamiento de Vigo, la contribución económica y la cesión del recinto", reconoce la empresa.

A partir de ahí, en febrero Live Nation confirmó el visto bueno para anunciar la fecha y se empezó a planificar "el lanzamiento de la noticia". El Ayuntamiento colaboró con la promotora para aprobar "los diseños de lanzamiento que incluían la presencia de los logotipos oficiales de las instituciones".

Anuncio y licitación del patrocinio. En febrero se anunció la fecha del concierto y se anticipó que las entradas saldrían a la venta en marzo, y a finales de abril el Ayuntamiento publicó el pliego de licitación de un patrocinio de casi 2 millones de euros para un concierto de una banda internacional, a celebrar en unas fechas determinadas de junio y con unos requisitos muy concretos, sin aludir en ningún momento a Guns N' Roses.

En esa tramitación, la mesa de contratación cuestionó la documentación presentada por la única licitante, Sweet Nocturna, en relación con la acreditación de que la promotora tenía en exclusiva los derechos para organizar el evento de esta banda. Así, a principios de junio se confirmó que el procedimiento quedaba desierto, porque la documentación aportada por la promotora no se consideraba válida. Live Nation califica como "absurda" la decisión de la mesa de contratación, y ha defendido que la documentación presentada por ellos y por Sweet Nocturna "ha sido válida durante 21 años para realizar conciertos de este tipo en Galicia (y en el resto de España)".

Con todo, la empresa continuó con el proceso para obtener la licencia del espectáculo y el concierto se celebró igualmente en la fecha prevista. Así, "las labores de montaje de un espectáculo de tales dimensiones ya habían comenzado y cerca de 30.000 fans de la banda habían comprado su tiquet, reservado alojamiento y hecho sus planes para disfrutar del concierto y de la ciudad de Vigo".

"Arbitrariedad en la toma de decisiones". La Asociación de Promotores Musicales ha trasladado su "gran preocupación ante la gravedad de la situación" que afecta a este sector, que se ve "desprotegido" ante la "arbitrariedad en la toma de decisiones de las administraciones públicas" en los procesos de "resolución de las ayudas" o de concesión de permisos.

"De igual manera, consideramos que la resolución unilateral tomada en este caso concreto puede causar un precedente que pueda poner en peligro la celebración de determinados conciertos en nuestro país, ya que se cuestiona la validez de documentos que han sido históricamente aceptados por las instituciones y que cuentan con el aval tanto de las agencias que representan a los artistas como de los responsables al frente de las promotoras musicales que organizan el evento", ha concluido.

Silencio desde el ayuntamiento. Mientras, desde el Ayuntamiento, el alcalde y el resto del gobierno local siguen guardando silencio al respecto de esta polémica. De hecho, Abel Caballero hace semanas que no comparece en rueda de prensa ante los medios. Cuando se hizo público que la mesa de contratación declaraba desierto el concurso para el patrocinio, fuentes municipales se limitaron a desmarcarse del evento, argumentando que no era organizado por el Ayuntamiento y que, por tanto, era decisión de la promotora continuar adelante con el concierto por su cuenta y riesgo.

Comentarios