sábado. 05.12.2020 |
El tiempo
sábado. 05.12.2020
El tiempo

Procesión fúnebre con velas y ataúdes en Ourense por el cierre de la hostelería

Los hosteleros de Ourense protestan por las calles de la ciudad tras un mes con sus negocios cerrados. BRAIS LORENZO (Efe)
Los hosteleros de Ourense protestan por las calles de la ciudad tras un mes con sus negocios cerrados. BRAIS LORENZO (Efe)
Los negocios del sector llevan un mes cerrados y piden ► Aseguran que prefieren que les dejen trabajar antes que recibir ayudas

Hosteleros y profesionales de la restauración se han movilizado este jueves contra el cierre de los negocios debido a la pandemia del coronavirus con una procesión fúnebre en la que han recorrido el centro de la ciudad, con velas y ataúdes para protestar por la situación del sector.

En Ourense capital, la hostelería lleva más de un mes cerrada como consecuencia de la pandemia del coronavirus, situación que ha llevado al límite a negocios, que han tenido que echar el cierre en los últimos meses.

Con pancartas en las que se podía leer "Soluciones ya" o "Culpables de qué", más de un centenar de hosteleros y representantes del sector de la restauración, autónomos, se han congregado en la Plaza Mayor y, desde ahí, han iniciado una procesión simbólica por el centro de la ciudad hasta dos edificios institucionales de la Subdelegación del Gobierno y la delegación de la Xunta de Galicia, en protesta por lo que consideran la muerte del sector.

Con la hostelería cerrada, tanto hosteleros como proveedores y distribuidores han coincidido en su malestar por las duras restricciones en Galicia y que, en el caso de Ourense, están siendo más largas que en otras localidades de Galicia.

"Se ha estigmatizado a la hostelería pese a que es el sector que más ha cumplido con las recomendaciones y, en cambio, ha sido el primero que ha cerrado", ha reflexionado Marcos Vázquez. Este profesional, que representa a la cuarta generación de una empresa familiar, ha reclamado una solución para el sector y no ayudas económicas, después de mes y medio de cierre.

"Prefiero que no se conceda ninguna ayuda pero que nos dejen trabajar, cumpliendo todas las condiciones de seguridad", ha zanjado Vázquez, quien ha insistido en que "de las ayudas no se vive".

Proveedores y distribuidores así como hosteleros estiman en "un 75 u 80 por ciento" la caída de su facturación como consecuencia del cierre de la hostelería al tiempo que han considerado insuficientes las ayudas anunciadas por la Xunta de 2.000 y 7.000 euros para hacer frente a la pandemia.

En este sentido, un hostelero y representante del colectivo de hostelería de la ciudad AHROU, Alex Castro, ha mostrado la "inquietud" de los hosteleros por el cierre que se podría prolongar hasta después el Puente de la Constitución del mes de diciembre. Los bares y cafeterías del barrio ourensano de O Couto fueron los primeros en verse afectados por las restricciones.

Considera que "falta un plan de rescate" para ayudar a los afectados que en algún caso podría sumar más tres meses cerrados, en caso de no abrir la hostelería hasta mediados de diciembre.

En la misma línea, el proveedor Jorge Feijóo ha insistido en que "muchas pequeñas empresas corremos peligro" debido al cierre de la hostelería.

Los afectados piden una solución "ya" a la Xunta de Galicia en un momento que han calificado de "especialmente duro" tras asegurar que "al final, las restricciones nos afectan a todos".

Antes de arrancar la protesta, han dado lectura a un pequeño manifiesto para pedir una solución para este sector que sigue cerrado en numerosas localidades de Galicia.

Esta tarde, la Xunta y los representantes de la Mesa de negociación de la hostelería de Galicia han acordado ampliar hasta los 17 millones de euros el presupuesto destinado a la línea de ayudas dirigidas al sector, por lo que las ayudas podrían ascender a un máximo de 9.200 euros. 

Procesión fúnebre con velas y ataúdes en Ourense por el cierre de...
Comentarios