A prisión el detenido por matar a cuchilladas a un varón en una casa okupa de Vigo

El arrestado habría apuñalado a la víctima, de 39 años, al volver de fiesta en la puerta de la casa abandonada en la que convivían
El detenido por el crimen, escoltado por la Policía. SALVADOR SAS (EFE)
photo_camera El detenido por el crimen, escoltado por la Policía. SALVADOR SAS (EFE)

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 4 de Vigo, de guardia en el momento de los hechos, ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el detenido por presuntamente acuchillar y matar al okupa con el que convivía en Vigo.

Según han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), el varón está siendo investigado por su presunta participación en la comisión de un delito de homicidio o asesinato (pendiente de posterior calificación).

En concreto, la Policía Nacional detuvo a este hombre como presunto autor de la muerte de J.A.A. de 39 años de edad, que apareció fallecido a la altura del número 13 de la Rúa da Coruña de la ciudad olívica en la madrugada del pasado lunes.

Fuentes de la investigación consultadas por Europa Press han explicado que el detenido habría acuchillado a la víctima al volver de fiesta en la puerta de la casa abandonada que compartían.

El registro de dicha vivienda permitió situar el lugar del crimen en la puerta de la misma. Fue sobre las 04.00 horas de la madrugada del lunes cuando el varón fue hallado muerto en la vía pública. A partir de ahí, comenzaron las gestiones para esclarecer lo ocurrido. Así, se detuvo al supuesto autor de los hechos. Más tarde, se localizó el arma homicida, un cuchillo, en una finca cercana al lugar.

El fallecido fue asistido por los servicios sanitarios desplazados al punto, que trataron de reanimarlo, pero no pudieron hacer más que certificar su muerte.

Investigación

Sin nada que poder hacer por el fenecido, las actuaciones se centraron en dar con el autor o autores de la desgracia con la mayor prontitud posible, antes de que pudiesen escapar. La tarea no fue difícil gracias a la visualización de las imágenes de una de las cámaras de seguridad de un establecimiento hostelero cercano, que captaron de pleno la agresión.

La grabación, según informaron fuentes de la investigación, no dejaba lugar a dudas, si bien las hipótesis de los agentes de Policía ya apuntaban hacia el varón finalmente detenido –de nacionalidad boliviana, como la víctima–. Además, lograron dar con el arma del crimen, un cuchillo toscamente escondido en las inmediaciones, y procedieron al registro de la casa donde víctima y agresor mantenían algo parecido a una convivencia.

Así al menos se extrae de las declaraciones de los vecinos, algunos de los cuales habían alertado ya de la conflictividad de los moradores ilegales de la vivienda, una destartalada construcción que no reunía las condiciones mínimas de habitabilidad. Con todo, dicen que las discusiones se circunscribían al ámbito de los okupas y que rara vez afectaban a otros ciudadanos.

¿Por qué lo hizo?

El quid de la cuestión es por qué el detenido acabó con la vida de su compañero habitacional y compatriota. Y sobre este extremo no se descarta ninguna hipótesis. Incluso que no haya ninguna causa concreta más allá de una discusión regada por el alcohol que se fue de las manos.

En este sentido, la Policía seguirá investigando un suceso que empañó el estreno de Vigo como capital europea de la pesca.