Pongamos que hablo... de Madrid

El desembarco de todos los líderes nacionales en Galicia confirma que el 18-F está en juego algo más que la Xunta ▶ Sánchez, Feijóo, Díaz y Abascal multiplican su presencia y sus promesas con mensajes de agenda gallega y nacional

La campaña gallega está estos días como Sanxenxo en el mes de agosto: llena de madrileños. Ni el aislamiento histórico del noroeste, agravado por el puente de la A-6, los baches de la A-52 y los retrasos en los trenes, impidió este viernes un desembarco político de la capital que se prolongará durante todo el fin de semana, el último y decisivo antes de las elecciones.

Una presencia que confirma que el día 18 en Galicia hay algo más en juego que la propia Xunta. En Madrid existe un convencimiento absoluto de que en las urnas gallegas está parte de la legislatura estatal. Ferraz y sus socios sostienen la hipótesis de que, si el PPdeG pierde la Xunta, Feijóo caerá como líder nacional o, al menos, se tambaleará, lo que abrirá una guerra civil sucesoria en Génova que le permitirá a Pedro Sánchez transitar por el mandato concentrado en el único frente de Cataluña.

Y como la cita es importante y las encuestas no ayudan, el PSOE estatal desembarca con todo en Galicia, con agendas de hasta tres ministros al día.

Algo parecido debe pensar Feijóo, que salvo citas clave en el Congreso, parece que está de erasmus en su tierra. Para el PP, arrasar en Galicia, con la buena perspectiva demoscópica que tiene para las europeas de primavera, significaría volver a enganchar un ciclo electoral positivo tras el 23-J.

Incluso Yolanda Díaz y Santiago Abascal se juegan cosas el día 18. La ferrolana, demostrar que Sumar es algo más que una herramienta creada ad hoc para conseguir un asiento en el Consejo de Ministros; y el líder de Vox, intentar frenar con un buen papel la cuesta abajo que enfila desde hace tiempo su partido. Más difícil parece que lo tiene Podemos, aunque sus líderes estatales, pocos ya, también pisarán Galicia.

En este contexto, unos y otros utilizan Galicia como su campo de batalla particular, y mezclan sus promesas en clave autonómica con otros muchos mensajes relacionados con la agenda estatal, en una especie de campaña electoral paralela que parece calentar motores ya para las europeas de mayo. 

Sánchez junto a las ministras Alegría y Morán, este viernes en A Coruña. EFE
Sánchez junto a las ministras Alegría y Morán, este viernes en A Coruña. EFE

No hay mejor ejemplo de esta dinámica que el propio Pedro Sánchez. El presidente estuvo este viernes en A Coruña, en un acto para anunciar la creación de una Oficina Nacional de Asesoramiento Científico para coordinar el conocimiento y mejorar la toma de decisiones y el diseño de las políticas públicas. Sin embargo, la línea que separa lo institucional de lo electoral es en ocasiones tan fina que acaba entrando la junta electoral a dar un toque. Le pasó a Pedro Sánchez, pero también a la Xunta de Alfonso Rueda.

El líder del PSOE participó en el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia, en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (Muncyt) en A Coruña. Con él estaban las ministras Pilar Alegría y Diana Morant. "Desde la política necesitamos el asesoramiento de la ciencia", manifestó. 

A diferencia de Sánchez, el líder del PP juega en casa. Por eso, este viernes fue recibido en Lugo al grito de "presidente, presidente" por vecinos y simpatizantes en su primera visita a la ciudad de Lugo de la presente campaña —sí estuvo en la provincia—.

Rueda abarrotó un acto en Lalín en el que estuvo arropado por Feijóo. EFE
Rueda abarrotó un acto en Lalín en el que estuvo arropado por Feijóo. EFE

El extitular de la Xunta, que después mitineó en Lalín junto a Rueda, paseó por el centro junto a Elena Candia y terminó con un chocolate con churros con miembros de las Novas Xeracións del partido. "Te necesitamos, presidente", llegaron a gritarle desde los soportales del Mercado Municipal, dando muestras de que todavía conserva el cariño de muchos gallegos.

Yolanda Díaz y Marta Lois cruzaron de Vigo a Cangas en lancha. SALVADOR SAS (EFE)
Yolanda Díaz y Marta Lois cruzaron de Vigo a Cangas en lancha. SALVADOR SAS (EFE)

Yolanda Díaz se moja por Galicia y por Sumar. Literalmente, porque este viernes la vicepresidenta cruzó en barco de Vigo a Cangas y acabó empapada por el temporal. Tanto que Pilar, una simpatizante de esta localidad, le compró unos calcetines por lástima. Ya en lo estrictamente político, la ferrolana arropó este viernes a Marta Lois en varios actos y puso en acento las diferencias entre Sumar y BNG, con el objetivo de atraer al votante de izquierdas indeciso. Así, afeó a los de Pontón votar en contra de la reforma laboral en el Congreso.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, apeló en Ourense a conseguir que Vox acabe con la "anomalía" de que Galicia sea el único Parlamento donde no estén presentes. Apoyando al candidato Díaz-Mella, Vox aspira a poner al PP en "libertad vigilada" para "evitar que haga socialismo".

Abascal arropó a Díaz-Mella en un acto en Ourense. BRAIS LORENZO (EFE)
Abascal arropó a Díaz-Mella en un acto en Ourense. BRAIS LORENZO (EFE)

Este sábado llegan todavía más refuerzos

Si este viernes pisaron Galicia para hacer campaña Sánchez, Díaz, cuatro ministros, Salvador Illa, Abascal, Feijóo y Rajoy, este sábado desembarcan más refuerzos estatales. De Podemos llegan Ione Belarra e Irene Montero para arropar a Isabel Faraldo en A Coruña. Y en Sumar serán Aina Vidal (Santiago) e Íñigo Errejón (Ames). Pedro Sánchez repite a las 11.30 en Vigo en el que puede ser el acto más multitudinario del PSOE en campaña. Y en el PP, Feijóo estará en Viveiro y Sarria, mientras que Rajoy hará campaña en O Carballiño y Celanova. Desde la capital llega también Miguel Tellado para participar en su ciudad natal, Ferrol. La novedad llegará esta vez desde Andalucía, con Juanma Moreno arropando a Rueda en actos en la capital gallega y Sanxenxo. En Santiago tiene también agenda Santiago Abascal. Resulta curioso que pese a la masiva presencia de líderes estatales, ninguna de las agendas choquen o coincidan.