jueves. 01.10.2020 |
El tiempo
jueves. 01.10.2020
El tiempo

La joven fallecida en Lobios era obligada a prostituirse por una organización criminal

El embalse de Lindoso, donde apareció el cadáver en 2016. EP
El embalse de Lindoso, donde apareció el cadáver en 2016. EP

La Policía indica que las chicas que ejercían la prostitución para esta red "son personas especialmente vulnerables" con adicciones o enfermedades mentales

La Policía Nacional sitúa a dos hermanos como "captores y controladores" de una organización criminal "con roles definidos" vinculada a la muerte de una joven encontrada muerta en un embalse en Lobios a la que supuestamente obligaban a prostituirse. 

Según ha informado la Policía Nacional, en la denominada operación Raia han sido detenidas siete personas como presuntas autoras de un delito de prostitución, estafa, pertenencia a grupo criminal y tenencia ilícita de armas. Así, en concreto el 21 de febrero fueron detenidos cinco hombres y dos mujeres por un delito de prostitución, estafa, pertenencia a grupo criminal y tenencia ilícita de armas imputado sólo a uno de los mismos. 

Los hechos que motivaron la detención comenzaron en el mes de mayo de 2017 cuando se recibió una información en la Dirección General de la Policía a raíz del suicidio de una mujer en el embalse ourensano de Lindoso ocurrido en el mes de diciembre de 2016 y en el que se puso de manifiesto que esta mujer "estaba obligada a ejercer la prostitución", indican las mismas fuentes, al igual que otras chicas. 

Agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Ourense a raíz de ello iniciaron una investigación con el fin de corroborar el hecho denunciado con un resultado positivo. 

En el marco de las pesquisas policiales se comprobó que se trata de "una organización criminal en la que los roles están bien definidos", en la que dos hermanos son los "captadores y controladores de varias chicas que se dedicaban a ejercer la prostitución". 

La Policía explica que "se trataba de mujeres especialmente vulnerables ya que presentan adicciones y/o enfermedades mentales". Al respecto, concreta que hay "una mujer que ejercía de mami", que fue detenida con anterioridad por un hecho de la misma naturaleza en 2017, y un camarero como figura de protector de las prostitutas. Tanto la mami como el protector son discapacitados, "cuestión obviada por los hermanos detenidos".

PISOS. En principio los hermanos presuntos autores de los hechos tenían un piso en la ciudad de Ourense y otro en un pueblo cercano, en Ponte Noalla, para posteriormente dejarlo e irse a una población más lejana, Maras, donde se ejercía la prostitución. 

Fruto de la investigación policial también se llegó a la conclusión de que aparte de ejercer esta actividad, ambos hermanos tienen un bar en Grou que está a nombre de un hombre portugués "que actúa como testaferro", sostiene la Policía, que añade que en ningún momento realizaba actividad laboral, sino que lo tenían "con el único objetivo de conseguir cotizaciones y beneficiarse de la Seguridad Social". 

En dicho local ejercen como camareros uno de los hermanos y el protector sin estar dados de alta en la Seguridad Social, sostiene la Policía. 

Sin embargo el otro hermano y su mujer, así como el hijo de ambos, el cual facilitó un precontrato falso para la obtención del certificado de NIE del ciudadano portugués, no trabajan pero están dados de alta en la Seguridad Social, todo ello para conseguir beneficios tales como ayudas, prestaciones o pensiones, sostienen las mismas fuentes. 

Además de la detención de las siete personas, que quedaron en libertad provisional tras pasar a disposición judicial, se llevó a cabo el registro de los inmuebles de Maras y Grou, donde se intervino documentación, efectos y la cantidad de 10.000 euros, para su análisis.

DETENIDOS. La Policía indica que los detenidos son un hombre de 54 años natural de Ourense, que carece de antecentes; otro de 57 años de Ourense, con un arresto anterior; otro de 31 natural de Vizcaya con una detención anterior; otro de 47 años de Portugal sin antecedentes y un hombre de 30 años natural de Venezuela con dos detenciones. A ellos se suma una mujer de 24 años de edad natural de Ourense, a la que le consta un arresto anterior y otra de 56 años de edad natural de Vizcaya, detenida previamente en una ocasión. 

El juzgado de instrucción número 1 de Bande decretó el pasado jueves libertad provisional para las siete personas detenidas en la investigación sobre la aparición del cuerpo de una mujer de 21 años en el embalse de Lindoso, en el municipio de Lobios, en diciembre de 2016, aunque con la obligación de comparecer mensualmente y de hacer entrega de sus pasaportes. 
 

La joven fallecida en Lobios era obligada a prostituirse por una...