Orellas de carnaval gallegas: un dulce típico del entroido

Con su textura ligera y sabor irresistible, son la perfecta compañía para disfrutar de momentos dulces y festivos en el Entroido en Galicia
orellas-carnaval-galicia
photo_camera Orellas de Entroido. FACEBOOK (TURGALICIA)

Las orellas de carnaval gallegas son uno de los platos más emblemáticos del entroido en Galicia: dulces, crujientes, deliciosas... son parte del sabor del carnaval gallego.

En este artículo te contaremos todos los secretos acerca de cómo se hacen las orejas de carnaval, para que puedas disfrutar de este plato tan irresistible como tradicional. ¿Nos acompañas?

  1. Por qué se llaman orejas de carnaval
  2. Ingredientes de las orejas de carnaval
  3. Receta de orejas de carnaval gallegas paso a paso
  4. Cómo acompañar las orejas de carnaval
  5. Consejos para unas orellas de carnaval perfectas

Por qué se llaman orejas de carnaval

Las orejas de carnaval reciben su curioso nombre debido a la tradición gallega de preparar estos deliciosos postres durante las matanzas, coincidiendo con el inicio del carnaval.

Su forma peculiar imita la oreja de cerdo, y aunque inicialmente eran específicas de Galicia, hoy en día se disfrutan en toda España.

La masa frita, con una fina capa de azúcar glas encima, ha evolucionado, y en algunos lugares se elabora en forma rectangular para mayor practicidad en su preparación.

Ingredientes de las orejas de carnaval

Las orejas de carnaval son una deliciosa tradición y para prepararlas necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Huevos pequeños (2): Aportan estructura y humedad a la masa.
  • Licor de anís (50 ml): Agrega un toque de sabor anisado y aromático.
  • Harina de trigo común 00 (500 g, y un poco más): La base fundamental para la masa, proporciona la textura deseada.
  • Pizca de sal (aproximadamente 5 g): Mejora y realza los sabores de los demás ingredientes.
  • Mantequilla o manteca de cerdo (100 g): Aporta riqueza y suavidad a la masa.
  • Azúcar glas (120 g): Endulza la masa y, después de la fritura, agrega un toque de dulzura.
  • Ralladura de limón, naranja o mandarinas (según preferencias): Aporta notas cítricas que elevan el sabor.
  • Agua templada (200 ml): Ayuda a unir la masa y lograr la consistencia adecuada.
  • Azúcar glas adicional (para espolvorear): Da el toque final dulce y decorativo.
  • Aceite de oliva extra virgen (para freír las orejas): Se encarga de lograr ese dorado perfecto durante la fritura.

Con estos ingredientes, crearás unas orejas de carnaval llenas de sabor, textura y tradición. ¡Manos a la masa!

Receta de orejas de carnaval gallegas paso a paso

Aquí tienes la receta de las orejas de carnaval gallegas explicada paso a paso:

  • Preparación de la masa:

    • Lava y rallada la fruta elegida.
    • En un bol grande, mezcla agua templada, sal, mantequilla derretida, ralladura de naranja, azúcar, licor de anís y huevos. Bate hasta obtener una crema sin grumos.
    • Añade la harina poco a poco, mezclando primero con varillas y luego con las manos, hasta lograr una masa grasa y manejable.
    • Deja reposar la masa en la nevera durante dos o tres horas.
  • Estirado y forma de las hojuelas:

    • Toma porciones de masa, aplasta y estira sobre la encimera con un rodillo o botella untados con aceite de oliva.
    • Los pañuelos de oreja deben quedar muy finos.
    • Si deseas darles forma, haz un pliegue en un lateral con los dedos, creando la forma de oreja.
  • Fritura de las orejas:

    • Calienta abundante aceite de oliva en una sartén a fuego medio-bajo.
    • Prueba la temperatura con un pedazo de masa; cuando se dore, comienza a freír.
    • Freír las orejas por ambos lados hasta que estén doradas, procurando que queden crujientes y un poco huecas.
    • Retira y coloca sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  • Presentación final:

    • Espolvorea con azúcar glas al gusto o mezclado con canela en polvo.
    • Deja enfriar y disfruta de estas deliciosas orejas de carnaval recién hechas, a temperatura ambiente o frías. ¡Simplemente irresistibles!

Cómo acompañar las orejas de carnaval

Las orejas de carnaval, con su textura ligera, crujiente y su sabor irresistiblemente delicioso, desaparecerán de la mesa en un abrir y cerrar de ojos.

La combinación perfecta para disfrutar al máximo de estas delicias es acompañarlas de un reconfortante café después de la comida o sumergirlas en un chocolate caliente durante la merienda.

Ya sea como tentempié, para compartir con amigos o como el broche dulce de una celebración, las orejas de carnaval son la elección ideal para satisfacer ese antojo goloso y dejar un recuerdo delicioso en cada bocado.

Consejos para unas orellas de carnaval perfectas

Cuando se trata de lograr unas orellas de carnaval perfectas, aquí van algunos consejos útiles para triunfar en la cocina:

  1. Adaptación del sabor: Si no eres fan del anís, no te preocupes. Puedes omitirlo y dejar que el toque cítrico del limón se encargue de aromatizar la masa a la perfección.
  2. Ajuste de la cantidad de harina: Dependiendo del tipo de harina que utilices, es posible que necesites agregar una cucharada más. Ajusta la cantidad durante el amasado para obtener la consistencia deseada. Evita que la masa se pegue demasiado, pero tampoco la dejes demasiado seca.
  3. Fritura Individual: Si prefieres que las orejas naden cómodamente en el aceite durante la fritura, opta por freírlas una por una. Este método puede dar mejores resultados y un dorado uniforme.
  4. Control de la temperatura del aceite: Es esencial encontrar el punto justo de calor en el aceite. Evita que esté demasiado caliente, ya que podría quemarlas por fuera y dejarlas crudas por dentro. Utiliza un termómetro para medir la temperatura del aceite, manteniéndola entre 166 y 168º y reduciéndola a 160º durante la fritura.
  5. Elección del endulzante: Mientras es común espolvorear las orejas con azúcar glas, también puedes optar por el azúcar común para un toque diferente. La elección del endulzante es personal, así que decide según tus preferencias.

Con estos consejos, podrás disfrutar de unas orellas de carnaval perfectas que conquistarán los paladares con su sabor delicioso y su textura crujiente. ¡A disfrutar de la tradición gastronómica!

Comentarios