martes. 22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo

Ordóñez ve la fusión de las cajas como un ''mal menor''

El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha reiterado su opinión de que había opciones más consistentes que la fusión entre Caixanova y Caixa Galicia y ha asegurado que las entidades "sólidamente gestionadas" pudieron absorber los requerimientos derivados de los sucesivos cambios normativos.

Fernández Ordóñez ha respondido de este modo, según el documento al que ha tenido acceso Efe, a un nuevo cuestionario enviado por una comisión del Parlamento de Galicia que investiga la gestión, fusión y desaparición, entre otras cuestiones, de las citadas cajas de ahorro.

Durante la reunión de la comisión de investigación, muchos comparecientes atribuyeron el fracaso de la fusión, entre otras causas, a los cambios normativos sobre las exigencias de requerimientos de capital.

En esta nueva respuesta, el exgobernador del Banco de España explica que cada vez que hay un cambio normativo es "obvio" que afecta a los agentes económicos pero "inevitablemente la pregunta que surge es: por qué unas entidades superan la situación y otras no".

"La respuesta, aunque admita matices, es clara: aquellas entidades que han mostrado más fortaleza patrimonial, mejor estructura financiera y mejor desempeño, esto es, sólidamente gestionadas, han podido acudir a los mercados en busca de capital, han merecido la confianza de depositantes y acreedores y, en definitiva, han podido absorber los requerimientos derivados de dichos cambios normativos", contesta Fernández Ordóñez.

Destaca, además, que esos cambios "contaron con un consenso pleno" entre los dos principales partidos (PP-PSOE) y en el decreto 2/2011 para reforzamiento del sistema financiero "el principal partido de la oposición (entonces el PP) se abstuvo, es decir, no votó en contra".

El exgobernador explica que el escenario económico ha sido "muy adverso" para las entidades de crédito debido al fuerte incremento de la morosidad, al peso relativo del riesgo inmobiliario, al deterioro de la solvencia, reducción de márgenes de la cuenta de resultados y a la fuerte dependencia de la financiación obtenida en los mercados mayoristas.

Reconoce que esta "dramática situación" ha afectado a todas las entidades, si bien el grado de fortaleza inicial que tenían para acometerla, así como las medidas de gestión en prevención y reacción a la misma "no han sido homogéneas".

"Las entidades de mayor fortaleza y/o mejor gestionadas han sido capaces de pasar esta dura prueba y las más débiles y/o peor gestionadas no la han superado", concluye.

En su respuesta, el exgobernador insiste en que el Banco de España dio el visto bueno a la fusión "como mal menor", ya que no se presentó una alternativa a la fusión y porque con unos "estrictos condicionantes de desinversión el plan -de fusión- alcanzaba los mínimos exigibles de razonabilidad".

En cualquier caso, Fernández Ordóñez apunta que había opciones alternativas "que no llegaron a presentarse oficialmente para su aprobación" que "por el conocimiento que tenía el organismo regulador de esas entidades podía anticiparse que presentaban a priori una mayor consistencia y fortaleza", indica.

Preguntado por la "supuesta" presencia de representantes de la Comunidad autónoma en los consejos de administración de las cajas gallegas, el exgobernador entiende que en ellos deben tener presencia "todos los grupos representados en la asamblea general".

Y especifica que dentro de esos grupos está la Comunidad autónoma mediante personas "elegidas por el pleno del Parlamento".

También concluye que el resultado de las inspecciones realizadas en los últimos años tanto a Caixanova como a Caixa Galicia se comunicó a los conselleiros de la Xunta con las competencias correspondientes en cada etapa.

Ordóñez ve la fusión de las cajas como un ''mal menor''
Comentarios