miércoles. 08.07.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.07.2020
El tiempo

La oposición forzará un pleno para votar el cese de la Valedora

Los portavoces de la oposición. LAVANDEIRA JR
Los portavoces de la oposición. LAVANDEIRA JR

Milagros Otero tiene hasta el sábado para presentar alegaciones a la petición de destitución de En Marea y BNG

Los grupos de la oposición han anunciado este martes que solicitarán un pleno extraordinario la próxima semana para votar el cese de la valedora do Pobo, Milagros Otero, si bien la fecha para su celebración no está decidida. 

Antes del inicio del pleno del Parlamento se ha reunido la Junta de Portavoces para analizar distintas cuestiones surgidas a raíz del escrito de la propia Valedora de la pasada semana, en el que anunciaba su intención de renunciar una vez que los grupos consensuasen unos nuevos responsables de la institución. 

Otero adoptó esta decisión tras la inadmisión a trámite del recurso de casación en el Tribunal Supremo por la sentencia del TSXG que anulaba el proceso de contratación de una persona en la institución, sobrina del expresidente Manuel Fraga, por "desvío de poder". 

Los portavoces de los grupos de la oposición han explicado que la Valedora tiene hasta el sábado para que formule por escrito sus alegaciones a la petición de destitución presentada por En Marea y BNG, que pretendían que se votase este mismo martes en el pleno. 

Sin embargo, los letrados del Parlamento han señalado que no puede comenzar ese proceso sin que se cumpla el Reglamento, es decir, sin que se celebre el trámite de audiencia; por lo que una vez que concluya la oposición registrará la petición de la celebración de un pleno extraordinario con el punto único de votar la destitución de Otero. 

Una renuncia en diferencia
Cuando se conoció el rechazo al recurso, la valedora do Pobo envió al Parlamento una carta en la que puso su cargo "a disposición" de la Cámara, que es el órgano que la nombró, a propuesta del PP, y tiene el poder de revocarla con una mayoría reforzada de los diputados. Pero en ella condicionó su renuncia efectiva a que los grupos políticos hubiesen pactado un sustituto para ella y su adjunto, Pablo Cameselle, en quien delegó la resolución del nombramiento tras abstenerse en el proceso (tras definir los criterios y que hubiese candidatos). 

A ello, hay que sumar que la propia valedora cambió el escrito registrado en la Cámara autonómica. Concretamente, el pasado viernes rectificó la fórmula para su relevo con respecto al documento inicial del jueves, usando la fórmula de "renuncia" pero supeditada a ese acuerdo parlamentario.

La oposición forzará un pleno para votar el cese de la Valedora