jueves. 26.11.2020 |
El tiempo
jueves. 26.11.2020
El tiempo

La obesidad se trata ya como factor de riesgo de agravamiento de covid

Un hombre camina hablando por el móvil. EP
Un hombre camina hablando por el móvil. EP
Pacientes obesos, incluso adolescentes, sin ningún otro problema de base, entran en esta segunda ola en un plan de seguimiento específico

La obesidad se trata ya como un factor de riesgo en esta segunda ola, aunque no concurra ningún otro. De hecho, se está haciendo seguimiento hospitalario a pacientes con covid aislados en sus casas solo porque tienen un índice de masa corporal superior a 30, sin que presenten también otros problemas asociados a formas graves de la enfermedad, como hipertensión o diabetes. Es el caso de algún paciente adolescente que se ha incorporado en estas semanas al plan de seguimiento Telea.

Mercedes Bal, internista coordinadora de este programa, explica que no es tanto que no se tuviera en cuenta en la primera ola sino que en esta se tiene más claro el riesgo que supone y, en cuanto se detecta que un recién diagnosticado es obeso, se le propone inmediatamente un tratamiento en su domicilio con heparina, un fármaco para evitar trombosis que también se da a todos los ingresados en el hospital y durante los 15 días posteriores a todos los que se van de alta.

La diferencia ahora es que también se practica esa misma profilaxis cuando están aislados en sus casas, sin que lleguen a ingresar. "Se les propone a todos por su riesgo trombótico. Algunos rechazan el tratamiento y es verdad que hemos tenido algún caso en el que alguno de esos pacientes que lo ha rechazado ha acabado ingresando con una embolia pulmonar", explica la doctora Bal.

Así, mientras los pacientes infectados aislados en sus casas que no tienen factores de riesgo son seguidos por los equipos de Primaria, en el caso de los de riesgo esa tarea se hace desde el hospital y con ayuda de una aplicación en el que el propio enfermo o su cuidador introducen una serie de mediciones: saturación de oxígeno, frecuencia cardíaca, fiebre... Si se llega a determinados parámetros salta una alarma y se llama al paciente en ese momento para, por ejemplo, requerirle que vaya a Urgencias.

Además a esos pacientes se les pueden administrar tratamientos como el de la heparina y, dependiendo de su estado, se les llama una o varias veces al día.

Para recibir seguimiento hospitalario un infectado por covid debe ser considerado de riesgo ya sea por edad o por su situación clínica. En el caso de las personas obesas, la doctora Bal admite que hay pacientes susceptibles de entrar en ese seguimiento específico que seguramente no lo hagan al no ser localizados. Por un lado, de algunos no consta el índice de masa corporal en sus historias clínicas o, si lo está, es de mediciones de hace mucho tiempo con lo que no figura ni en lugar visible ni con el dato actualizado. Si sí aparece en un lugar visible, se introduce en el seguimiento de Telea tras el diagnóstico y enseguida se le empieza a administrar el tratamiento de heparina.

Además, a todos los pacientes que son objeto de este seguimiento hospitalario por otros factores se les calcula el índice de masa corporal y si es superior a 30 se le considera un factor de riesgo añadido.

Con el incremento sustancial de casos de la última semana, el equipo de Telea ha tenido que ser reforzado de personal. Tiene a seguimiento un número creciente de pacientes y desde este fin de semana superan ampliamente el centenar

La obesidad se trata ya como factor de riesgo de agravamiento de...
Comentarios