Manuel Couceiro Cachaldora, presidente de la FGCN

"Los narcos quieren venir aquí y siguen al frente de su negocio de la muerte desde la prisión"

"A causa de estos sinvergüenzas hay familias destrozadas y vidas rotas". La Fundación Galega Contra o Narcotráfico (FGCN) insiste en señalar a quienes trafican en un momento en el que los modelos y la banalización del consumo lo inunda todo. "Ciertos tipos de música, como el reguetón, incitan a la cosificación de la mujer y a probar las drogas". La situación actual, alijo tras alijo, es "muy complicada".
Manuel Couceiro, en el entorno de la iglesia de A Xunqueira, en Vilagarcía de Arousa. GONZALO GARCÍA
photo_camera Manuel Couceiro, en el entorno de la iglesia de A Xunqueira, en Vilagarcía de Arousa. GONZALO GARCÍA

La presidencia de la Fundación Galega Contra o Narcotráfico obliga a mojarse, y más en estos tiempos. Manuel Couceiro, desde su iglesia de A Xunqueira y en las líneas de este periódico, predica con el ejemplo. Cuenta verdades como puños y reclama visibilidad de un problema que ya parece parte del paisaje.

Valore la situación actual.
Es muy complicada, puede ser que se nos esté yendo de las manos. Hay coca hasta reventar, todo sube menos la coca, que está más barata. Hay sobreproducción y un gran problema de salud y de valores. Se consume de día y de noche, más aún en estas fiestas navideñas. A causa de estos sinvergüenzas hay familias destrozadas y vidas rotas. Esto de banalizar el consumo y de hacer el ocio compatible con las drogas trae como consecuencia una situación complicadísima.

¿Tiene remedio?
Hay que ayudar a las fuerzas de seguridad. Con lo que hacemos no basta. La Policía, la Guardia Civil y Vigilancia Aduanera tienen que tener más medios, materiales y humanos. Es imprescindible que la política, que ahora está en otras cosas, ponga esto en su agenda ya. Con pocos medios y un sistema muy garantista, se hace lo que se puede. Y los narcos quieren venir aquí, porque en sus pazos están bien, pero en las prisiones tampoco están mal. Desde allí siguen dirigiendo su negocio de la muerte. Hay que invertir más y mejor.

Parece que el marco legal no le convence...
No puede ser que los abogados consigan retrasarlo todo. Nosotros apostamos por el cumplimiento íntegro de las penas. Hay personas que después de 30 años aparece su primera condena por blanqueo. Eso es una pasada. Sabemos que si hay voluntad política y medios se puede hacer casi todo. Esto se nos está yendo de las manos. Es muy lucrativo para ellos, porque salen de la cárcel y muchas veces mantienen sus bienes. Hay que seguir pidiendo una Justicia más rápida y especializada. Igual que hay juzgados especializados en violencia de género, ya es hora de que en Galicia y en otros puntos haya juzgados especializados en narcotráfico. No puede ser que un problema de lindes esté al lado de uno de estos sumarios.

Sentencias como la de esta semana del clan de Javillo no gustan.
Eso crea alarma social, y menos mal que hay periódicos como el vuestro que lo cuenta. Desde la Fundación expondremos una batería de propuestas reales al Gobierno para intentar mejorar. Vemos fianzas de 30.000 euros que esta gente junta en pocas horas. Deberían ser más definitorias. Es El sistema tiene sus lagunas.

Y después están los patrimonios.
Hay que mejorar la eficacia del decomiso, que eso sí es ejemplarizante para los chavales. Que vean que pierden pazos, vehículos, y para eso hay que hacer una subasta rápida, ingresar el dinero en la cuenta del juzgado y avanzar. Hay fórmulas legales para arrinconar a esta gente y hacer que se lo piensen dos veces antes de meterse en el narcotráfico. Muchas veces van a entierros de sus familiares, pero el dinero para ellos lo tapa todo.

¿Tan mal está el asunto?
Incluso en la pandemia introducían droga mediante narcosubmarinos. Y ahora ya la producen aquí, como hemos visto en los laboratorios. Y hacen lanchas para Galicia y Portugal... La cámara legislativa tiene que atender a esto. Hace poco mataron en Holanda a un periodista como tú, y el primer ministro y la princesa viven amenazados.

En Ecuador han detenido a fiscales, jueces y policías corruptos. ¿Cree que algo así podría pasar aquí?
Nuestros jueces y policías están trabajando bien. Siempre hay una manzana podrida, pero en general se baten el cobre. Así como hay narcopisos hay narcoestados y narcoparlamentos, sobre todo en África y América Latina, y esperemos que no se contagie aquí.

Hay narcoparlamentos y narcoestados en África y América Latina, y esperemos que eso no se contagie aquí

¿Qué opina de los modelos que sigue la juventud actual?
En ciertas películas se exalta el aspecto idílico, guapetón y machista del narco. Ciertos tipos de música, como el reguetón, incitan a la cosificación de la mujer y a probar drogas. Esto no es cuestión de carcas o progres, de derechas o izquierdas, sino de salud y sentido común. El móvil o el coche no son malos, hay que educar. Y esto es lo mismo. Hay que divertirse, bailar, pero no a base de drogas. Así no disfrutan ni del cuerpo, del sexo, ni de las amistades.

Cárteles extranjeros ► "Las mafias de Los Balcanes vienen con otra visión, la vida no vale nada para ellos"

Cada vez hay más narcos extranjeros en Galicia.
Estos grupos, siempre con conexión con gallegos, traen problemas. Tanto el cártel de los Balcanes como los mexicanos suponen un problema de mexicalización. Hasta ahora en Galicia había un honor en este negocio, pero estos grupos, sobre todo los de Los Balcanes, vienen con otra visión. La vida no vale nada para ellos. Los enemigos son todos y es un problema que se asienten en Galicia y en España, porque ya no solo es el consumo y la salud, sino la seguridad y la violencia.

La sociedad debe saber que las fuerzas de seguridad, que trabajan muy bien, cogen uno, pero entran tres

La Policía, la Guardia Civil y Aduanas siguen en la brecha...
Tengo que agradecer el papel de las fuerzas de seguridad, que tienen pocos recursos y muchos obstáculos legales. Puedes perseguir un buque pero si tiran los fardos ya no hay delito. Se necesita voluntad política, cumpliendo todas las leyes se puede hacer más de lo que se hace. Y este año es un ejemplo.

La Policía ha localizado barcos y no ha tenido medios para salir a interceptarlos.
La sociedad debe saber eso. Muchas veces nuestros policías no pueden hacer más. Cogen uno pero entran tres. A veces no se dice, porque alarmas, pero se consume muchísimo. Todo lo que vemos y lo que no vemos. Es un problema tremendo.

Comentarios