sábado. 21.05.2022 |
El tiempo
sábado. 21.05.2022
El tiempo

Las motos camufladas de la DGT regresan a Galicia para vigilar excesos en dos ruedas

Una BMW y el agente que la pilota, en vaqueros y chaleco. SOCIALDRIVE
Una BMW y el agente que la pilota, en vaqueros y chaleco. SOCIALDRIVE
Ruedan por carreteras convencionales de Pontevedra y no son del todo de incógnito: los agentes llevan chalecos reflectantes de Tráfico
La Guardia Civil de Tráfico recurre cada vez más a vehículos camuflados porque con ellos puede tomar el pulso real de la circulación en las carreteras, ya que es evidente que los usuarios modifican por completo su comportamiento al volante cuando divisan bandas reflectantes y sirenas. Así, al pasar desapercibidos, los agentes constatan exponencialmente más excesos de velocidad y otras conductas inapropiadas como el uso del móvil que los infractores evitarían si se percatan de su presencia. Es algo que constataron primero a bordo de las furgonetas camufladas y que ahora hacen también a lomos de motocicletas de incógnito –aunque solo a medias, porque el agente lleva chaleco reflectante–, como las que ruedan estos días en las carreteras pontevedresas, con la particularidad de que no se centran en automovilistas, sino en velar por que el tráfico sobre dos ruedas no cometa excesos.

El escenario es claro: carreteras convencionales, que por una parte son las más peligrosas y por otra las más utilizadas por los motoristas en sus rutas, ya que es sabido que la gran mayoría de los moteros tratan de evitar las autopistas y autovías para llevar sus máquinas por vías reviradas. En la anterior campaña se detectó su presencia en la PO-552, N-541, N-555, PO-250 y PO-400, según reportaron los usuarios la app SocialDrive,

Y las fechas elegidas para la campaña tampoco son casuales, ya que con la llegada del buen tiempo se dispara el número de vehículos de dos ruedas –también ciclistas– en las vías.

Así las cosas, este nuevo operativo gallego de la DGT con motos camufladas arrancó el pasado fin de semana, según dio cuenta este jueves el propio instituto armado. Es su tercera edición –la primera fue en 2020, en plena primavera de pandemia– y tiene pocas modificaciones respecto a los anteriores.

"El fin es poder detectar aquellas conductas más imprudentes con la finalidad de reducir la accidentalidad", informa Tráfico, a la vez que detalla que los agentes de paisano que montan en las motos "utilizaron chalecos reflectantes oficiales", por lo que sí resultaron parcialmente reconocibles.

El Subsector de Tráfico de Pontevedra subraya que "se continuará con este tipo de dispositivos, sobre todo los fines de semana en que la climatología permita o favorezca el incremento de desplazamientos en este tipo de vehículos".

EN HONDA Y BMW. Se desconoce qué monturas camufladas ruedan por Galicia. SocialDrive refirió en la anterior campaña una Honda ST 1300 negra y una BMW R1150 RT gris, ambas de gran cilindrada.

Las motos camufladas de la DGT regresan a Galicia para vigilar...
Comentarios