Caso Alvia | La jueza admite como prueba el polémico vídeo de Adif

Una víctima agrede a Cortabitarte a la salida de la primera sesión ►Emoción entre las víctimas y malestar en la defensa del maquinista en la primera jornada del proceso ►Este jueves proseguirá el juicio con la declaración del maquinistas 
Llegada del maquinista al juicio. PEPE FERRÍN
photo_camera Llegada del maquinista al juicio. PEPE FERRÍN

El juicio por el mayor accidente ferroviario de la España reciente concluía este miércoles su primera sesión con una pequeña agresión, registrada a las puertas de la Ciudad de la Cultura, a uno de los acusados, Andrés Cortabitarte, exalto cargo de Adif. Fue una de las víctimas del accidente de Angrois la que golpeó a Cortabitarte, un suceso que da cuenta de la tensión y la emoción que se ha vivido en el primer día del juicio.

A las 9.00, con puntualidad británica, entraba en el edificio Cinc de la Cidade da Cultura el monfortino Francisco José Garzón Amo, el maquinista del Alvia accidentado en Angrois. Lo hacía con mascarilla y acompañado de su abogado, Manuel Prieto, quien poco después mostraba ante los medios su malestar por la aparente diferencia de trato entre su patrocinado y el otro acusado, Andrés Cortabitarte, director de la seguridad en Adif en el momento de puesta en  marcha de la línea.

"A nosotros nos han hecho hacer todo el camino paralelo al edificio [Cinc], pero a Cortabitarte lo han pasado ya por dentro", se quejaba el letrado. Aludía a que el exalto cargo del gestor ferroviario fue conducido al interior de la sala por una suerte de entrada trasera con el objetivo de burlar la nube de fotógrafos y reporteros que colapsaban la entrada del complejo, alternativa "que a nosotros no nos ofrecieron".

La jueza admite como prueba el polémico vídeo de Adif entre escepticismo

Lo más destacable de esta primera jornada, ya concluída y que proseguirá mañana con la declaración del maquinista, es que la jueza María Elena Fernández Currás ha admitido como material probatorio del juicio del Alvia el polémico vídeo presentado in extremis por Adif, en el que dice simular la trayectoria del convoy que descarriló el 24 de julio de 2013 en la curva de A Grandeira. Eso sí, la propia magistrada reconoció que lo admite "como he admitido otras pruebas" y se mostró escéptica en torno al mismo: "No sé si es una reconstrucción o no. Es alguien conduciendo un tren por ese trayecto. No se sabe quién lo conduce ni cuándo. Y claramente ese tren no va a 200 km/h".

Cortabitarte. XOÁN REY
Cortabitarte. XOÁN REY

Y fue más allá al contraponer el "interés probatorio de los reportajes fotográficos policiales" a las mencionadas imágenes, con las que el administrador ferroviario pone en duda la profesionalidad del maquinista y prácticamente lo ridiculiza, valiéndose de unas imágenes tomadas desde la cabina de otro modelo de tren y con ERTMS activado -a diferencia del que conducía Francisco Garzón Amo-. "Lo he admitido pero lo tengo por impugnado por varias partes [entre ellas los abogados del maquinista y víctimas]. Se verá su interés probatorio", zanjó.

En cuanto al resto de las cuestiones previas, la jueza despachó por la vía rápida y de forma contundente numerosas objeciones planteadas por las defensas, como fue el caso del letrado de Andrés Cortabitarte, quien en una extensa alocución de unos 20 minutos cuestionó los planteamientos que llevaron a su cliente al banquillo. "Está usted emitiendo una sentencia de hechos probados, no una cuestión previa", le afeó la jueza.

Tumba el intento de Adif de acotar la causa penal sobre Cortabitarte

La magistrada María Elena Fernández Currás ha tumbado el intento de Adif, empresa pública responsable del mantenimiento de la infraestructura ferroviaria, de acotar la causa penal sobre Andrés Cortabitarte, uno de los acusados.

El letrado Ignacio Sánchez, que representa al ex responsable de la seguridad en la circulación en el momento del siniestro, quería que se delimitase la acusación sobre su defendido, una reclamación que apoyó la Abogacía del Estado.


Sánchez buscaba que se pusiese el foco en si el análisis de riesgos previo al siniestro que se saldó con 80 víctimas mortales y casi centenar y medio de heridos era el correcto, sin entrar en analizar las condiciones de seguridad del trayecto, librando a su patrocinado de esa responsabilidad.

Esa tentativa de delimitar, y de no relacionar con Cortabitarte la ausencia de las medidas de seguridad adecuadas, como señalización en la vía o funcionamiento del sistema ERTMS, el cual permite el frenado automático; no ha prosperado, puesto que la presidencia de la sala ha dicho que todos esos factores están "íntimamente conectados", misma opinión del fiscal Mario Piñeiro.

La plataforma de víctimas rechaza la violencia

La plataforma de víctimas del accidente del tren Alvia rechaza la violencia, después del incidente vivido este miércoles en el inicio del juicio por el siniestro, pero pide "ponerse en la piel" de quien perdió a un hijo en aquella tragedia, hace hoy casi 10 años.

El padre de la víctima del Alvia que agredió a Cortabitarte. XOÁN REY
El padre de la víctima del Alvia que agredió a Cortabitarte. XOÁN REY

"La violencia no es justificable pero hay que ponerse en la piel del padre que ha perdido a un hijo ante un sistema que no le ampara", subraya, en declaraciones a Europa Press, el portavoz de la plataforma, Jesús Domínguez.

Domínguez, después de hablar con la persona que propinó un golpe al exdirector de seguridad de Adif –uno de los acusados en el juicio que ha arrancado con las cuestiones previas–, traslada que le pidió que transmita "disculpas en su nombre".

Con todo, el portavoz de la asociación de afectados, que este miércoles proyecta el documental Frankenstein 04155 en el Obradoiro de Santiago y acusa a las televisiones públicas de "censura", lamenta la "actitud chulesca" del ex alto cargo de la empresa pública, que este miércoles "se pasó la mañana mirando su tablet, como si el juicio no fuera con él".

Hoy ese error no provocaría un accidente

De cara al juicio, Prieto sintetiza su postulado en que "si el maquinista comete hoy ese error, no hay accidente". "No se puede dejar toda la seguridad en manos del maquinista. Hoy, en esa vía, hay ERTMS y señalización, algo que no existía ese día", el fatídico 24 de julio de 2013.

Entre las víctimas, la reivindicación se fundía con la emoción. Teresa Gómez Limón, admitía que muchos no han vuelto "a ser los mismos". "Muchos tomamos medicación de por vida, estamos marcados". Y consideraría una victoria que se "evidenciase que la seguridad de la vía falló, más allá de las condenas", idea que comparte el presidente de la asociación de víctimas, Jesús Domínguez.

Mayor juicio de la historia de Galicia

El macroproceso que echaba este miércoles a andar es el mayor juicio de la historia de la comunidad. Se mire por donde se mire: por duración -ocho meses previstos-, número de abogados, testigos y páginas de sumario. También por el espacio de la sala, 1.058 metros cuadrados, unas cotas que no alcanza ninguna de las instalaciones judiciales de Galicia y que obligaron a acondicionar todo un edificio de la Cidade da Cultura con un coste también récord: 931.759 euros que han salido de las arcas de la Xunta, es decir, de todos los gallegos.

Equipada con un sobrio mobiliario en tono blanco seda y con las últimas tecnologías en imagen, audio y conectividad, lo que permitirá seguir las sesiones a través de streaming, la sala principal del edificio Cinc -uno de los últimos complejos del Gaiás en ser inaugurados, precisamente unos meses antes de la tragedia de Angrois- se ha reconvertido en juzgado. Y a buen seguro uno de los más amplios y vanguardistas de Europa, sembrado de pantallas y áreas de conexión, tal y como pudieron constatar ayer los numerosos medios acreditados para dar cobertura al macroproceso, entre ellos Grupo El Progreso.

Pero lo importante no es el continente sino el contenido, quiénes se sentarán en esas minimalistas sillas. Serán la jueza María Elena Fernández Currás, que tiene ante sí el reto de coordinar uno de los procesos más complejos que se recuerdan en España, el fiscal y un centenar de abogados -cuyas ubicaciones están perfectamente numeradas para agilizar la vista-, además de los 669 testigos que desfilarán por el Cinc, otra cifra récord. En otra macrocausa celebrada en Galicia, la del Prestige, testificaron 131 personas, mientras que en los juicios de Núremberg por los crímenes de la Segunda Guerra Mundial fueron llamados a declarar alrededor de 300.

Pero quienes acapararán los focos y los flashes son los dos acusados: el maquinista, el monfortino Francisco José Garzón Amo, y el director de seguridad en la circulación de Adif en el momento de la puesta en funcionamiento de la línea, Andrés Cortabitarte.

¿Cuándo declararán?

Las declaraciones de los dos protagonistas están previstas para esta semana, en base a lo establecido en el calendario elaborado por el Tribunal de Xustiza de Galicia (TSXG), aunque podrían posponerse en función del volumen de alegaciones y cuestiones previas.

Y esto, en la víspera, era una probabilidad más que tangible motivada por el aluvión de recusaciones y cuestiones previstas a última hora, de las que destaca una por encima de todas ellas: el intento de Adif de presentar, como prueba, un vídeo de una simulación de otro tren a su paso por la fatídica curva de A Grandeira.

Unas imágenes con las que el administrador ferroviario pone en duda la profesionalidad del maquinista y prácticamente lo ridiculiza, aunque fueron tomadas desde un convoy distinto a un Alvia y con ERTMS activado -a diferencia del que conducía Garzón Amo, donde fue apagado para ahorrar tiempos de viaje-, por lo que han desembocado en una polémica que se espera que tenga continuidad este miércoles en la sala principal del edificio Cinc.

Así las cosas, con un tiempo obligado a debatir la pertinencia o no de este vídeo y con un previsible rosario de cuestiones previas, fuentes cercanas a la judicatura apuntaban ayer a un probable aplazamiento de las declaraciones de Garzón Amo y Cortabitarte a la próxima semana, lo que llevaría directamente al jueves 13 o el viernes 14, habida cuenta de que de lunes a miércoles no hay sesiones por respecto a la Fiesta Nacional de España, que marca el día 12 festivo en el calendario.

Cerca, pero no juntos

Estas mismas fuentes indican que el conductor del convoy comparezca antes que el alto cargo de Adif. A tenor del análisis de la sala realizado por un redactor, ambos se situarán próximos pero no al lado y mucho menos juntos. En una mesa se ha decidido ubicar a Cortabitarte junto a su abogado, Ignacio Sánchez González, y en otra inmediatamente detrás se sentarán el maquinista monfortino junto a su representante legal, Manuel Prieto Romero.

Ambos letrados son del colegio madrileño y pelearán para que sus patrocinados salgan absueltos de la vista. Por lo pronto, afronta cada uno de ellos idéntica pena: cuatro años de cárcel como autores de 80 fallecimientos por imprudencia grave profesional, 145 de lesiones por el mismo motivo, y un delito de daños.

Sala del juicio del Alvia. PEPE FERRÍN (AGN)
Sala del juicio del Alvia. PEPE FERRÍN (AGN)

La fiscalía, "preparada"

La Fiscalía Superior de Galicia emitía este martes un comunicado en el que llama a confiar en que «el juicio se realizará en las mejores condiciones y con normalidad pese a no tener precedentes en cuanto a su complejidad». "La Fiscalía de Santiago está absolutamente preparada para ello", observa.