Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

El fiscal pide desimputar a la mano derecha del líder de los Miguelianos

2018021608131758600
2018021608131758600

Sí solicita la apertura de juicio oral contra Miguel Rosendo da Silva y otros seis miembros de la secta

La Fiscalía ha pedido la apertura de juicio oral contra siete integrantes de la extinta Orden y Mandato de San Miguel Arcángel, conocidos como "miguelianos", entre ellos el considerado líder, Miguel Rosendo da Silva.

Sin embargo, entre las otras seis personas que el fiscal pide que sean juzgadas, no se encuentra Marta Paz Alonso, considerada mano derecha de Rosendo.

Esta semana, el viernes, la propia Paz y otras dos personas consagradas en la orden, Ivana Lima e Iria Quiñones -para quienes el fiscal sí pide su enjuiciamiento- han roto su silencio de tres años, desde que se destapó el escándalo.

En esa conferencia de prensa han negado los hechos por los que estaban investigadas, han considerado que todo es "un montaje" y han pedido la libertad del líder.

Un escrito de la Fiscalía fechado el día antes de la rueda de prensa pide la confirmación del auto de conclusión y la apertura de juicio oral contra siete personas, entre ellas, el líder y dos de las personas que ofrecieron la conferencia de prensa, Ivana Lima e Iria Quiñones.

En un escrito remitido por estas dos personas y Marta Paz a los medios, las tres dan cuenta del escrito del fiscal.

El escrito se remite a la comparecencia de prensa de esta semana y recuerda que Paz dijo que "ni una sola persona había manifestado en el procedimiento que le hubiese producido el menor daño".

Sin embargo, señala el escrito, su vida se vio "truncada y sometida a escarnio público y fue objeto de rechazo social sufriendo, durante todo este tiempo, total desamparo y absoluta indefensión".

La causa se sigue por la presunta comisión de los delitos de asociación ilícita, contra la Hacienda Pública y abuso sexual, este último solo con respecto al considerado líder de la organización, Feliciano Miguel Rosendo da Silva, en prisión provisional desde diciembre de 2014.

La Orden y Mandato de San Miguel Arcángel fue reconocida por la Diócesis de Tui-Vigo en julio de 2009 como asociación pública de fieles con derecho diocesano.

La Diócesis tuvo conocimiento de unas supuestas "irregularidades" en diciembre de 2012 y para comprobar su veracidad nombró a un visitador canónico.

La Iglesia se basó en el informe de este visitador canónico para apartar cautelarmente a Miguel Rosendo por su "conducta moral", y no fue hasta que estalló el escándalo cuando retiró su apoyo a esta organización y a su derivada, llamada Serviam, que se había establecido en Madrid.

El fiscal pide desimputar a la mano derecha del líder de los...
Comentarios