sábado. 27.02.2021 |
El tiempo
sábado. 27.02.2021
El tiempo

Interceptado un alijo de 3.000 kilos de cocaína frente a la costa de Lugo

Las imágenes del barco antes, durante, y después del hundimiento. VÍDEO: CNP
Los nueve detenidos ya están en las comisarías de Pontevedra ► La droga se dirigía a las Rías Baixas

La Policía Nacional, la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera y la Guardia Civil, con el apoyo de la Armada, interceptaron frente a la costa de Lugo tres toneladas de cocaína de extrema pureza que, procedente de Sudamérica, pretendían entregar a un grupo de narcotransportistas de las Rías Baixas para su introducción en Europa. Esos 3.000 kilos son solo la mitad del alijo que transportaba el mercante, de unos 90 metros y bandera panameña, que acabó en el fondo del océano por obra y gracia de los delincuentes.

La operación policial desarrollada en las últimas 48 horas se cerró provisionalmente en la mañana de este martes con el traslado de los nueve tripulantes del barco a las comisarías de Vigo y Pontevedra. Los detenidos, de nacionalidades turca y georgiana, lograron hundir el barco ante el abordaje por parte de las autoridades, lo que propició que  buena parte del alijo, se estima que otras tres toneladas, también fuese a pique.

El alijo de cocaína. CNP

El Greco Galicia y el Eco Galicia, ambos de Pontevedra, y Vigilancia Aduanera, desarrollaron la operación con el apoyo de la Armada.

El operativo en altamar fue muy peligroso, pues los traficantes intentaron deshacerse del cargamento ilícito y borrar todas las pruebas de la forma más arriesgada: hundiendo la embarcación en la que navegaban. Esta situación, unida a la mala mar existente en el Atlántico Este durante las últimas jornadas debido a las fuertes borrascas, dificultó la tarea de las fuerzas de seguridad, que, sin embargo, lograron detener a todos los tripulantes que custodiaban la droga y recuperaron parte del cargamento.

Los narcos se quedaron aislados por el mal tiempo y echaron a pique el buque para proteger a los capos

Los sospechosos y la droga llegaron en la noche de este lunes a Ferrol, puerto base del navío de la Armada que hizo posible la realización de la maniobra de interceptación de la droga y detención de los narcos.

Paralelamente, se abrió una línea de investigación en relación con una narcolancha que apareció varada en una zona rocosa de Corcubión de la que hasta este momento no se tienen datos concluyentes.

Las autoridades estiman que la organización criminal pretendía colar 6 toneladas en unas planeadoras que no salieron por el mal tiempo

En cuanto al mercante, se piensa que seguía la ruta comercial clásica que pasa frente a las costas gallegas. El modus operandi de estas organizaciones es muy conocido: dejar la droga en el mar en un punto previamente pactado al que se acerca bien un pesquero, bien una planeadora, bien un velero, procedente de las Rías Baixas, para recoger el alijo e introducirlo en tierra. Esta era la opción elegida por los narcos que ha sido frustrada por las fuerzas de seguridad.

Respecto a los lancheros de O Salnés cuya misión era, supuestamente, recoger la mercancía en altamar, en esta ocasión se vieron frenados por el fuerte temporal, que hizo imposible la salida de las narcolanchas.

Interceptado un alijo de 3.000 kilos de cocaína frente a la costa...
Comentarios