sábado. 21.05.2022 |
El tiempo
sábado. 21.05.2022
El tiempo

Luis Álvarez: "Non se trata de desfacer nada porque o traballo do grupo é bo"

Luis Álvarez lleva dos legislaturas en el Parlamento de Galicia. PEPE FERRÍN (AGN)
Luis Álvarez lleva dos legislaturas en el Parlamento de Galicia. PEPE FERRÍN (AGN)
El PSdeG confía al lucense, un político "rigoroso" y "construtivo", la portavocía parlamentaria ▶ Formoso le comunicó personalmente a Caballero su relevo y agradeció "o seu compromiso"

La nueva dirección del PSdeG se decantó finamente por el diputado lucense Luis Álvarez para asumir la portavocía parlamentaria en esta nueva etapa, en sustitución de Gonzalo Caballero. Un relevo que se materializó este sábado en la ejecutiva socialista y que no se limitará al portavoz, sino que afectará también a las viceportavocías. Se trata, en definitiva, de nuevos rostros para trasladar el mensaje y la estrategia del PSdeG de Valentín González Formoso a la Cámara autonómica, aunque en ningún caso supone una ruptura. "Non se trata de desfacer nada", afirmó este sábado Álvarez a El Progreso.

En esa misma línea, Formoso enmarcó el relevo en el "novo tempo" que se abre en el grupo parlamentario, que "non rompe con nada" sino que simplemente tiene "unha sensibilidade distinta". Y es que su dirección tiene "nova dinámica de contacto permanente, de proposición permanente, de escoitar á sociedade galega" y para ello necesita una correa de transmisión en el Parlamento que Luis Álvarez encarna a la perfección.

"AGRADECIDO". El diputado lucense mostró este sábado su "agradecemento" a la confianza depositada en él para un puesto al que, confesó, "nunca aspirei". De hecho, asume que la portavocía incrementará notablemente su carga de trabajo, porque "non é o mesmo levar unha portavocía como a de educación e ser vicevoceiro que ser a cara visible do grupo para todos os asuntos", reflexionó.

Y es que el cargo no solo implica debatir con Feijóo cada quince días en la sesión de control, que es lo que trasciende, sino que implica una labor de coordinación general del día a día, una "responsabilidade importante" que, en todo caso, no lo asusta por la acreditada solvencia de sus compañeros, dice.

"Eu creo que o grupo estaba facendo un traballo bo, con deputados implicados, responsables, maduros, serios e solventes nas súas áreas e ese é o capital humano co que hai que seguir traballando". En un llamamiento a la unidad, reconoce que con el relevo "non se trata de desfacer nada porque non hai cousa ningunha que estivera facéndose mal". Es más, asegura que en el grupo parlamentario socialista "había unha boa relación e vaina seguir habendo".

Profundizando en esa idea, el diputado lucense recuerda que lo más importante en todas las organizaciones, sean "políticas, empresas ou a redacción dun medio", es la "valía individual de cada quen", manifestó.

Las felicitaciones al lucense se sucedieron a lo largo de este sábado, entre ellas las de Lara Méndez. La alcaldesa habló de un político "solvente" de "capacidade de sobra coñecida" para "darlle voz a miles de galegos e aos sectores e colectivos que non ven cumpridas as súas expectativas coas políticas do PP", escribió en Facebook.

Valentín González Formoso también calificó al nuevo portavoz como una persona "rigorosa" y "construtiva" y, además, aprovechó para destacar el trabajo al exsecretario general y ya exportavoz Gonzalo Caballero, a quien llamó el viernes para comunicarle "persoalmente" su relevo. "Quero agradecerlle o seu compromiso, como non podía ser doutro xeito. É un activo" del partido "que será sempre respectado" y empleado "para moitísimas funcións". "É unha persoa imprescindible para o socialismo galego, como o resto de exsecretarios xerais", recalcó.

PERFIL | El matemático fogueado en la vida local que huye de la bronca y las estridencias
Es difícil tener un problema con Luis Álvarez, un político que escapa de las broncas y las estridencias y más dado al diálogo y el acuerdo. Este sábado, cuándo se preguntaba en algunos círculos socialistas el porqué de su elección para la portavocía entre 14 diputados, salían palabras como "perfil conciliador", "tranquilo", "ton rebaixado", "unha persoa da Administración"... En definitiva, una imagen muy alejada de la beligerancia de fondo y forma que representó en los últimos tiempos Gonzalo Caballero.

Luis Manuel Álvarez Martínez nació en la localidad asturiana —casi fronteriza— de El Franco en 1963. Licenciado en Matemáticas, fue profesor en secundaria y desde 1997 inspector de educación. Casado y con dos hijos, reside en Lugo, desde donde lleva ya años atendiendo su labor parlamentaria con al menos tres o cuatro viajes semanales.

Aunque con el bipartito en la Xunta (2005-2009) saltó a la arena como delegado de Educación en Lugo, realmente fue su etapa municipal la que lo fogueó en la política. Llevó áreas delicadas del Concello de Lugo como la de urbanismo y también ejerció de portavoz, donde destacó con nota pese a que él siempre se consideró "máis técnico que político". En la portavocía era duro pero con elegancia. En ese cargo le tocó dar la cara con buena parte de la Pokemon, todo un máster acelerado para cualquiera. A nivel orgánico, dirigió el PSOE de Lugo de 2012 a 2018 sustituyendo a Besteiro, al que siempre estuvo próximo.

En 2016 aterrizó en el Parlamento, donde asumió educación e infraestructuras y fue portavoz adjunto. En la Cámara goza del reconocimiento de su grupo, pero también de rivales de PP y BNG reconocen su buen talante. Con él al frente, el PSdeG ganará discurso y, sobre todo, imagen.

Luis Álvarez: "Non se trata de desfacer nada porque o traballo do...
Comentarios