Las luces y el Ave concentran en el sur de Galicia el turismo de un puente desigual

La ocupación media ronda el 60%, pero contrasta el lleno de Vigo, con noches ya a 350 euros, con el menor tirón de Santiago y de Lugo. Buena semana para los balnearios y el turismo rural
Luces de Vigo. SALVADOR SAS
photo_camera El encendido de las luces de Vigo la semana pasada confirmó la capacidad de convocatoria que mantiene el programa de Navidad de la ciudad olívica. SALVADOR SAS

El turismo gallego afronta una semana atípica. Es cierto que hay dos festivos –la Constitución el martes y la Inmaculada el jueves–, pero no es un macropuente al uso porque la realidad de cada comunidad, de cada concello e incluso de cada colegio es diferente. En unos sitios hay puente el lunes, en otros el viernes, en otros ninguno... Y el resultado de este desbarajuste en el calendario se traslada irremediablemente al turismo, donde se vivirá una semana desigual. La ocupación media estará en el 50%-60%, según el Clúster de Turismo de Galicia, aunque con matices territoriales: en general, el sur de tendrá más demanda.

La razón hay que buscarla en dos reclamos: las luces de Vigo y el Ave de Ourense. E incluso añadir un tercero colateral: la proximidad de Portugal, que aporta el grueso del turismo internacional.

Pero es sin duda el despliegue lumínico vigués el principal imán gallego para este puente, elevando la ocupación de la ciudad por encima del 90%, con llenos en las fechas claves de la semana y con precios disparados por encima de los 350 euros por noche, según se puede comprobar en lo poco que queda disponible ya en Booking. El presidente de la Asociación de Hosteleros de Vigo (Ahosvi), Jaime Pereira, admite que son cifras prepandemia, con reservas ya desde hace muchas semanas.

El reclamo de Vigo contagia además al conjunto de las Rías Baixas. No solo al otro lado de la ría o al Val Miñor, sino más arriba, hasta Sanxenxo, que incluso sin playa consigue atraer turistas. Desde allí apuntan a que el perfil es mayoritariamente de otros puntos de Galicia o, directamente, gente de Madrid que tiene segunda vivienda en la localidad. Pero también detectan bastante reserva de portugueses.

Ese perfil lo corrobora también el Clúster de Turismo de Galicia. Su presidente, Cesáreo Pardal, describe un visitante "de la propia comunidad" que se "va a mover muchísimo". Y lo hace extensivo a aquellos puntos de España que están a tres o cuatro horas en coche de Galicia. Las luces de Vigo acogerán sobre todo a un público más familiar que acude en vehículo propio y desde un entorno de 300 kilómetros, revela.

Un perfil turístico diferente, por ejemplo, al de Ourense. Allí la ocupación en la ciudad es elevada, rondando el 80%. Y aunque la apuesta del Concello por las luces y el programa navideño es histórica, en este caso el factor determinante es el Ave, que provoca un desembarco de visitantes de Madrid. Además, la flexibilidad horaria del tren permite un tipo de estancia corta, casi diaria.

Y aunque del Ave hay que bajarse sí o sí en Ourense, el sector turístico de la Ribeira Sacra también nota ya la conexión con la capital de España, ya que son muchos los que eligen la ciudad de As Burgas como base para sus expediciones rurales al Miño y el Sil. El clúster confirma el "tirón tremendo, otra vez", de la Ribeira Sacra en este puente, con ocupaciones por encima siempre del 70%.

Y si el turismo rural es el que más atrae estos días en Galicia, los balnearios y spas lo hacen todavía mejor: son, dice el sector, los grandes triunfadores del puente. Y da igual donde se ubiquen.

Norte de Galicia

Al norte de Galicia, la cosa cambia. Santiago, epicentro turístico, exprime el tramo final del Xacobeo pero no será suficiente, ya que, al igual que Lugo, la falta de algún atractivo especial navideño lo borra de los planes familiares. El sector limitaba la ocupación al 35%, confiando en subir a última hora a un 50% si el tiempo acompaña, que tampoco está claro. Son cifras extrapolables a la capital lucense o incluso A Mariña, donde el impacto del puente también es menor.

Cosa distinta es A Coruña, que asume su rol de ciudad de compras y tiene buenas previsiones, al igual que el turismo rural de la Costa da Morte, que al igual que la Ribeira Sacra, funciona bien para familias y parejas.

A las islas o la nieve

El puente no solo acercará turistas a Galicia sino que los gallegos también aprovechan para viajar. Así lo constatan las agencias de viajes, que recuerdan que los chárter a las islas o a Cabo Verde "se llenaron", indican en Viajes Matogrande. Y no son pocos los que aprovechan el puente para visitar la nieve, ya que comienza la temporada.

Turismo en Galicia
Vigo tiene la luz que hipnotiza a media España. Es el epicentro de la Navidad mundial, en la palabras del alcalde. Sus 11 millones de leds y su noria gigante esperan hipnotizar un año más a cientos de miles de visitantes. Los precios se mantienen estables respecto a 2021.Tiene un 90% de ocupación y un 100% en las noches clave. La mayoría de los turistas son familias con niños de Galicia, Asturias y Castilla.

El filón del Ave y la oferta de Navidad​
El Ave lleva un año acercando visitantes de Madrid y Ourense quiere retenerlos con su mayor inversión en luces y una apuesta histórica en programa navideño, con el árbol más alto de Galicia. También es la provincia termal por excelencia de España y está completando su oferta con los balnearios y spas llenos. Tiene un 80% de ocupación.

Entre el efecto Vigo y el imán Sanxenxo​
El efecto Vigo esparce el turismo por todas las Rías Baixas, desde A Guarda hasta Arousa, aunque no de forma homogénea. En Pontevedra no pasa del 40% de reservas. Mucha gente usa su segunda residencia y no un hotel. Cuenta con 80% de ocupación para el puente, solo en Sanxenxo.​

La naturaleza como refugio del otoño
La Ribeira Sacra sigue de moda. Con las casas rurales "bastante completas", falta trasladar esas visitas al catamarán y el tren, que están "bajos" aún de reservas. El otoño es temporada alta también en O Courel y Os Ancares, con senderismo, micología... La zona se encuentra en un 70% de ocupación.

Ciudad de compras y algo de lucerío
A Coruña cuenta con la etiqueta de ciudad de moda y compras, algún crucero y algo de lucerío del Concello, la ciudad espera salvar el puente. Mucho turista hace base en la ciudad pero se mueve por la zona de Costa da Morte. Está en un 60% de ocupación.

Últimos coletazos del Xacobeo 21-22​
Santiago despide la semana con las reservas al 35% y sin mucho optimismo. Quedan los últimos peregrinos del año y poco más. Por Lavacolla está entrando "bastante" turismo de familias. Cuentan con un 50% de ocupación

Comentarios