viernes. 13.12.2019 |
El tiempo
viernes. 13.12.2019
El tiempo

Los profesionales arremeten contra el traslado y las deficiencias del Álvaro Cunqueiro

Médicos, enfermeros y celadores critican que no se haya tenido en cuenta su opinión en ningún momento

Profesionales sanitarios de diferentes especialidades han arremetido este miércoles contra el proceso de traslado y las deficiencias detectadas en el nuevo hospital de Vigo Álvaro Cunqueiro, y han criticado que no se haya tenido en cuenta su opinión. Médicos, enfermeras y celadores han comparecido en una conferencia de prensa en la que han indicado que hay "miedo a hablar", pero que el sentimiento de indignación de los profesionales y de los pacientes, como el de una paciente oncológica que también ha tomado la palabra, es generalizado.

Han descrito situaciones "caóticas" durante el proceso de traslado, en el que no entienden que no se aguardara a concluir completamente las obras, y han denunciado que la mayoría de sus peticiones al detectar alguna deficiencia no son atendidas. Se han quejado del "abandono" al que han sido expuestos por parte de sus superiores, que han dado prioridad al cumplimiento, "caiga quien caiga", del cronograma del proceso del traslado por encima de otras consideraciones.

También han aludido a condiciones de trabajo "indignas" y que "rayan la ilegalidad", y han deslizado la posibilidad de cesar la actividad "por razones de seguridad" si no se pone remedio a determinadas situaciones. Una enfermera de la unidad de cuidados intermedios de Cardiología, Inés Conde, ha relatado que el desfibrilador no llegó al nuevo hospital hasta que fue trasladado desde el Meixoeiro el último paciente, con lo que de haber surgido una incidencia entre medias no habría podido ser atendida correctamente. Asimismo, ha detallado que una compañera condujo por iniciativa propia y en su vehículo particular medicación básica de urgencia en vista de las carencias detectadas cuando comenzó el traslado de pacientes.

El doctor Sáez, de la unidad de Radiología, ha señalado que solo en su área hay del orden de 500 incidencias reportadas y que la mayoría son "rechazadas sistemáticamente", y ha señalado el escrito firmado por 150 profesionales pidiendo aplazar el traslado de pacientes hasta dotar "adecuadamente" esta unidad. Ha prevenido de que la próxima semana habrá operativos dos equipos de Tac, uno de ellos de "baja gama", que además lleva varios días averiado. Luego hay encargado un Tac de alta gama cuya instalación comenzará al día siguiente de reanudar el traslado de pacientes y se prolongará unos veinte días.

Por lo que en este intervalo, ha abundado, solo habrá capacidad para atender a los pacientes que vengan por urgencias y a los ingresados, no a los ambulatorios. Una matrona, Rosa Iglesias, ha denunciado que el hospital de día donde se realizan los controles del final del embarazo está ubicada a cuatro plantas del paritorio y los quirófanos, y que las habitaciones de urgencias obstétricas no tienen baños, por lo que las pacientes tienen que ir a los de la sala de espera. También ha especificado que la sala de reanimación de recién nacidos por cesárea o parto instrumental está fuera del bloque quirúrgico y, sin embargo, está dentro del mismo la sala adonde van las cuñas sucias.

Una técnica de Anatomía Patológica, Sonsoles García, ha descrito deficiencias de ventilación, problemas de espacio en la sala de autopsias, carencias en la señalización de peligros biológicos y ausencia de una línea de evacuación "clara". También una técnica de laboratorio, Modesta López, que desde 1974 trabaja en el departamento de médulas óseas, ha denunciado que no tiene un espacio físico donde trabajar en el Álvaro Cunqueiro y que todo el instrumental que utilizaba en el Xeral está "en cajas de cartón en un almacén".

También ha relatado que en el banco de sangre tuvo que romper las puertas porque no entraban las neveras, y que los tanques de nitrógeno líquido, donde se guardan las células de médula ósea procedentes de donaciones, se desconectaron y se "sacaron a la fuerza" del Xeral sin comprobar si todo funcionaba en el Cunqueiro.

Una enfermera de UCI, Ana García, ha rememorado que cuando se abrió esta unidad en el Meixoeiro se tuvo en cuenta el criterio de los profesionales, mientras que ahora en el Álvaro Cunqueiro "no se nos hizo caso a nadie". Para la enfermera del hospital de día Pilar Rodríguez los usuarios están "muy cabreados" y los profesionales, que están haciendo de "parapeto", tienen que pedir perdón "por vergüenza ajena" más veces de las que tendrían por cuestiones que no son su responsabilidad.

Los profesionales arremeten contra el traslado y las deficiencias...
Comentarios